Star Wars: Battlefront PlayStation 4

También disponible en Xbox One PC

Este es el primer título de Star Wars después del cierre de Lucas Arts. Conservando la esencia que ha caracterizado siempre a esta serie, DICE apuesta por crear un juego completamente nuevo desmarcándose de cualquier tipo de secuela. Seguir Leyendo

Este es el primer título de Star Wars después del cierre de Lucas Arts. Conservando la esencia que ha caracterizado siempre a esta serie, DICE apuesta por crear un juego completamente nuevo desmarcándose de cualquier tipo de secuela. Explotando al máximo el nuevo motor Frostbite 3, el juego incorpora batallas épicas además de realizar un paso más en diseño para diferenciarse del pasado pese a contar con temas que inevitablemente se alineen con hechos sucedidos en otras entregas. Colapsar

Detalles

Desarrollador: dice

Publisher: Electronic Arts

Género: Acción

Fecha de lanzamiento:

En el presente E3 tuvimos el privilegio de probar el retorno de la saga de disparos y acción de Star Wars, Battlefront. Nuestra impresión de este demo fue la de una muy grata sorpresa gracias a la confluencia de sólidas mecánicas, buenos gráficos, intensa acción táctica, vehículos afortunadamente interactivos, balance entre estrategia y acción y una cuidada ambientación que satisface el amor al detalle de los fanáticos de esta saga.

Como sabemos, Battlefront III se ocupará de las batallas de la Trilogía original de Star Wars, sin las Guerras Clónicas. Igual que en el trailer que vimos durante la conferencia de Electronic Arts, probamos el mapa de Hoth, en el que, como los fans de Empire Strikes Back saben, las fuerzas del Imperio tomaron por asalto uno de los bastiones principales de la Alianza Rebelde. Afortunadamente, nuestro bando fue el poderoso Imperio, que con sus AT-AT Walkers y sus TIE Fighters buscaron imponerse a los X-Wings y torretas defensivas de la Rebelión.

Por supuesto, el juego está básicamente actualizado al molde de Battlefront y Call of Duty, eligiendo la perspectiva en primera persona sobre la acción en tercera persona, y los controles básicos de un FPS arcade de nuestra época (la versión elegida fue la de PS4): presionar L3 para correr, R2 para disparo, armas secundarias con L1, agacharse con círculo, saltar con X, etcétera. Por supuesto, las municiones no son una preocupación en el futuro, pero sí lo es el sobrecalentamiento de las armas, por lo que debes dosificar tu acción y optimizar tus disparos. Además de tu armamento ofensivo, tienes a tu disposición 4 armas secundarias a elegir entre varios loadouts: bombas térmicas, escudos, jetpacks, paquetes de demolición y demás. Sin embargo, las armas más útiles para nosotros fueron el escudo y las granadas, que definitivamente son una fuerte ayuda durante las etapas ofensivas de la misión.

Básicamente, el mapa que jugamos se desarrolló por 3 etapas con el objetivo de tomar la base rebelde con ayuda de nuestro AT-AT Walker. Para lograrlo, tuvimos que desactivar los radares defensivos de la Alianza y tomar cada uno de sus puestos, al mismo tiempo que ellos intentaban repeler el AT durante las rondas defensivas entre cada etapa del ataque. Distribuidos sobre el mapa se encuentran diversos tokens o medallas que te permiten llamar unidades de refuerzo como AT-ST Walkers o TIE Fighters. Asimismo, en teoría es posible controlar al AT-AT Walker y a las unidades aéreas, aunque nuestra unidad era de infantería e incluso cuando sacamos medalla por un killstreak de 5 soldados no pudimos subir al vehículo.

La acción es intensa y bien ejecutada: hay de todo, desde guerra de trincheras espacial hasta locas ofensivas, empujes, marchas de la muerte, escaladas en terreno hostil y los raros encuentros con Jedis, que no son tan letales en manos poco experimentadas, pues matamos relativamente fácil a un Luke Skywalker algo despistado que nos salió al encuentro sin siquiera molestarse en cubrir rápidamente nuestros disparos.

Gráficos, ambientación y sonido son excelentes. Las trincheras de hielo de Hoth, los hangares rebeldes y las estaciones de defensa están auténticamente detalladas, lo mismo que unidades y naves. Es fácil distinguir a las variadas razas que forman a la Rebelión, mientras el Imperio impone respeto con sus uniformes de invierno. En general, el juego es un cuidado homenaje que satisfará a los fans de una trilogía tan obsesiva.

El Imperio ganó su primera y única ronda, muy larga por la diversidad de objetivos involucrados, y debo decir que la disfruté mucho. Battlefront luce muy bien en sus pulidas mecánicas y parece que será una grata sorpresa. Sin embargo, no podemos dejar de expresar ciertos miedos: por ejemplo, aunque hay escenarios de un jugador, nos parece un desperdicio que un juego tan prometedor no tenga campaña. La mecánica de los killstreaks y demás para operar naves debería ser opcional y presentarnos modos más free-form. Aunque muchos odian las precuelas, las Guerras Clónicas son épicas (mucho más por las series animadas que las desarrollan) y es una lástima que no se hayan retomado, pues los Troopers republicanos son de las unidades más carismáticas e icónicas de la saga. En general, Battlefront es una excelente experiencia, y sólo esperamos que Electronic Arts decida desatar todo su potencial para su lanzamiento. ¡Estaremos al pendiente!

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos