Review

A Plague Tale: Innocence

¿En qué momento el agua se torno negra y los campos se cubrieron con cadáveres?

LEVELUP

9

Excelente

PROS:

Mecánicas sencillas pero muy bien implementadas

Apartado visual impresionante

Banda sonora memorable

Excelente división de necesidades y mecánicas en cada capítulo

La tensión te acompaña durante toda la historia

Las secciones con ratas son impresionantes y son muy bien manejadas

Si bien no es tan difícil, esto se compensa con la vulnerabilidad de Amicia

Puedes seleccionar la experiencia inmersiva para hacer las cosas más difíciles

CONS:

Rostros inexpresivos en Amicia y otros personajes

La IA de los guardias no es tan buena y reduce el reto

El sistema de crafting se adecua a la narrativa, pero no es atractivo en términos de estrategia

Uno de los pasajes más lúgubres en la historia de la humanidad tuvo lugar en el siglo XIV, cuando una misteriosa enfermedad azotó a Europa, tomando la vida de una tercera parte de la población y dejando una marca imborrable, al grado que la simple referencia a esa pandemia es usada de manera peyorativa para señalar al excluido, al indeseable, al rechazado. La Peste Bubónica, Peste Negra o Muerte Negra anunció el inicio del fin de la Edad Media y el impacto fue tal que lo sucedido quedó tatuado en regiones enteras del continente.

La tragedia y el dolor forman parte de la historia de aquella época e incluso el arte capturó la confrontación inevitable con la muerte, aquella que llegó sin avisar, se asentó y solo vio caer a sociedades enteras. Este episodio trágico es la esencia de A Plague Tale: Innocence, un juego desarrollado por el estudio francés Asobo Studio que se perfila como una de las propuestas más interesantes del año y que, al igual que la temática histórica que maneja, ha llegado de manera silenciosa para sorprender a propios y extraños.

La desesperación y la esperanza de A Plague Tale: Innocence

El contexto de la Francia del siglo XIV azotada por la Peste Negra sirve de preámbulo para presentarnos A Plague Tale: Innocence, título que no vacila en atender la crudeza de la época y la desesperación generada ante el colapso de una sociedad que estaba por presenciar el final ante una fuerza incontrolable, ajena y más poderosa que cualquier forma de Estado o institución religiosa: la naturaleza. El inicio de este drama nos lleva a una pequeña villa francesa en la que se asentó la familia de Robert y Beatrice de Rune, quienes guardaron una relación estrecha con la nobleza como consecuencia de las gestas heróicas en combate del padre. A Plague Tale: Innocence abre presentando a Amicia, hija del matrimonio, quien busca aprender los elementos básicos de defensa y combate que le permitan abrirse paso en un país que vive un conflicto bélico con Inglaterra. Sin embargo, mientras padre e hija salen al bosque, Asobo Studio nos traslada inmediatamente hacia el drama que vive la otra mitad de la familia, Beatrice y Hugo, el hijo pequeño que nació con una misteriosa enfermedad que le ha impedido conocer el mundo que lo rodea.

Precisamente, la delicada situación que vive Hugo ha llamado la atención de las autoridades del Santo Oficio, institución que tiene conocimiento de una misteriosa y letal enfermedad que ha comenzado a esparcirse por Europa y que amenaza las estructuras mismas del mundo tal como lo conocen, lo definen y lo dominan. Esta situación ha sido suficiente para que la Santa Inquisición pase por alto la relación de la familia de Rune con la nobleza francesa y acuda a la villa de la familia con un objetivo: tomar al niño y eliminar el legado de los de Rune que ahora se considera maldito. La llegada de la Inquisición a la villa supone el inicio de la experiencia y a partir de ese momento, Amicia y Hugo de Rune se verán cara a cara con la muerte y el dolor, pero también con lo bello que puede emanar de ella.

¿En qué momento el agua se tornó negra y los campos se cubrieron con cadáveres?
El sufrimiento de Hugo de Rune
El sufrimiento de Hugo de Rune

Lo primero que llama la atención de A Plague Tale: Innocence es su apartado visual, el cual, pese a tratarse de una experiencia lineal en tercera persona, destaca de sobremanera, más al tratarse de un título que pisa terrenos de lo indie y lo AA, pero que termina por entregar una propuesta visual que no le pide absolutamente nada a cualquier título cuyo proceso de desarrollo haya sido cobijado por millones de dólares. Si bien los escenarios cuentan con elementos de relleno, presentes en cualquier videojuego, que solo serán perceptibles para el ojo clínico, esto no distrae la mirada del gran trabajo de Asobo Studio, pues, pensado también como una experiencia visual, A Plague Tale: Innocence presume su riqueza de entornos rurales y asentamientos de la época, incluyendo pueblos, ciudades, ferias, iglesias y castillos, mismos que hacen desear que la propuesta hubiera sido más libre para la exploración, pero que pese a eso, no resta para nada durante la experiencia.

A la par de los escenarios tan hermosos presentados por Asobo Studio, A Plague Tale: Innocence nos recuerda inmediatamente que la historia gira en torno a una tragedia y así como resulta placentero disfrutar el entorno, obtendremos el resultado contrario al comenzar a ver el avance de la Peste. En ese sentido, pienso que el momento cumbre del apartado visual se alcanza en aquellos momentos trágicos en que Amicia y Hugo de Rune tienen que atravesar entre cientos de cuerpos apilados en campo abierto ante la imposibilidad de disponer de los muertos por la enfermedad. Asimismo, atestiguar las formas en que la Inquisición lidió con la emergencia sanitaria contrasta de manera adecuada; personalmente, fue impactante esconderse en una ciudad en plena evacuación cuyo único rastro humano serán los cuerpos de personas ejecutadas en la plaza pública.

Asobo Studio apostó por algo muy importante y ganó
El único rastro de humanidad en una ciudad consumida por la enfermedad
El único rastro de humanidad en una ciudad consumida por la enfermedad

No dudo que lo primero que se podría decir al ver A Plague Tale: Innocence sea: "qué gran trabajo realizaron con Unreal Engine". Pues esto no es así, Asobo Studio apostó al desarrollo del juego con un motor gráfico de casa y los resultados son excelentes, no solo en materia de escenarios, sino también de desempeño gráfico.

Tal como lo indica su premisa, el protagonista de A Plague Tale: Innocence son las ratas, transportadoras de la Peste Negra, y el material previo a su lanzamiento mostraba una cantidad impresionante de roedores que hacía pensar y dudar sobre la viabilidad del proyecto. Sin embargo, el estudio francés demostró su compromiso y talento al poner a trabajar su motor en conjunto con el procesador de PS4, Xbox One y PC para desplegar hasta 5000 ratas en un espacio determinado sin que esto provoque una disminución en el desempeño visual. Durante la aventura, te encontrarás con la plaga de roedores en muchas ocasiones y habrá momentos en que tendrás que lidiar con las ratas y los guardias de la Inquisición, en secuencias de acción pura y, al menos en mi experiencia, la saturación en pantalla no me mostró algún problema con el despliegue visual y no experimenté caídas en los cuadros por segundo.

La plaga es incontrolable y miles de ratas están acabando con Europa
La plaga es incontrolable y miles de ratas están acabando con Europa

Quizá, el único detalle que no me gustó en cuanto al apartado visual de A Plague Tale: Innocence tiene que ver con la expresión facial de los personajes. Los rostros de Amicia y Hugo, pero más el de la hermana de Rune, son inexpresivos en muchas ocasiones y esto si me generó un sentimiento agridulce pues el drama es parte esencial de la propuesta de Asobo Studio y hubiera sido genial que las caras reflejaran el tipo de situación que se está viviendo, sobre todo si se toma en cuenta que son un par de hermanos solos en medio de la tragedia, perseguidos y horrorizados por la estela de muerte que va dejando la Peste Negra en su paso por la Francia del siglo XIV.

Sin duda, hay que destacar que estamos hablando de un estudio que busca abrirse paso con una propuesta indie con diseño y presentación AA, que optó por no seguir el camino ya definido en la actualidad en cuanto al desarrollo de videojuegos y apostó por su talento y capacidad, obteniendo un resultado impresionante.

Las piezas magistrales de Olivier Deriviere

Parte importante de A Plague Tale: Innocence es su banda sonora y el trabajo de Olivier Deriviere, compositor con más de 15 años de experiencia en la industria, se integra perfectamente con el desarrollo de la historia y permite que el jugador se sumerja en cada secuencia sin importar lo que suceda. Ya sea que se trate de un momento en que Amicia y Hugo están conociendo el mundo lleno de contrastes que les tocó vivir, que se estén escondiendo de un peligro o que tengan a la muerte frente a ellos, los temas musicales responden a la inmersión y resaltan lo que Asobo Studio quiso expresar en ese momento.

El equilibrio de A Plague Tale: Innocence: la clave de su diseño

Después de abordar lo bien que se ve y se escucha A Plague Tale: Innocence, es momento de analizar su diseño, mecánicas y jugabilidad, donde Asobo Studio comprendió sus limitantes y optó por gestionar las situaciones a enfrentar, dejando tiempos para esconderse, resolver acertijos y combatir.

A Plague Tale: Innocence nos presenta una propuesta basada en el sigilo, la resolución de acertijos y momentos específicos de acción que pueden incluir combate o secuencias en las que es necesario huir, todo desde una perspectiva en tercera persona con una cámara ubicada por encima del hombro. Básicamente, el juego de Asobo Studio sucede en 2 planos igual de importantes: abrirse paso en espacios llenos de ratas y abrirse paso ante los guardias de la Inquisición.

Primero, hablemos de lo que sucede con las ratas. Desde un primer momento, A Plague Tale: Innocence nos enseña que la plaga puede mantenerse a raya con la luz, por lo que el fuego juega un papel central en las mecánicas. Desde el momento en que los roedores se atraviesen en el camino de los hermanos de Rune y otros personajes que se encontrarán en el camino, será necesario abrirse paso poco a poco. Las secciones con presencia de ratas se basan en la resolución de acertijos y por lo general Amicia, protegiendo a Hugo, tendrá alguna antorcha o algo a lo que se pueda prender fuego para ahuyentar a las ratas. A Plague Tale: Innocence no perdona los errores y, al menos en el inicio, no habrá oportunidad de corregir; un paso en falso o más allá de la luz que el fuego da resultará en la muerte de los personajes, quienes serán comidos por las ratas.

La Inquisición no perdona y un golpe es suficiente para que todo termine
Desde cerca o desde lejos, tendrás que abrirte paso entre los roedores
Desde cerca o desde lejos, tendrás que abrirte paso entre los roedores

Tomando en cuenta que A Plague Tale: Innocence es un juego que penaliza con la muerte el mínimo de los errores, las secciones de ratas están muy bien logradas y mantienen la tensión en todo momento. Claro, con una antorcha en mano las cosas son más fáciles pero no siempre tendrás una disponible y no quedará más que encender una vara que será consumida por el fuego, de manera que cuentas con tiempo muy limitado para llegar a otra fuente de luz, antes de que la oscuridad cubra a Amicia y Hugo, condenándolos al peor de los destinos.

De la misma forma, la progresión en cuanto a la resolución de acertijos presenta un aumento de dificultad muy bien manejado y las secciones que involucran la activación de palancas, manipulación de objetos y coordinación con otros personajes son muy buenas, todo esto mientras centenares o miles de ratas tratan de devorarte.

Por otra parte, las secciones con presencia de los guardias de la Inquisición funcionan con base en el sigilo y las opciones que el entorno permita. En ese sentido, el objetivo es evitar la confrontación a toda costa y no ser detectado por el enemigo pues, tal como sucede con las ratas, Amicia no puede soportar más que un ataque y bastará con un solo golpe para que muera. Al principio, evitar a los enemigos será tarea de esconderse entre la hierba y aprovechar cualquier objeto de tamaño considerable para tapar a Amicia y Hugo. Después, la necesidad invitará al uso del entorno para distraer a los guardias y en ocasiones será necesario usar una honda como arma principal o compuestos logrados con alquimia para poder librarse de situaciones comprometedoras.

Los guardias de la Inquisición no perdonarán si encuentran a Amicia y Hugo
Los guardias de la Inquisición no perdonarán si encuentran a Amicia y Hugo

De la misma forma, habrá algunos enfrentamientos que cumplen la función de batallas contra jefes que en definitva están bien logrados y son una prueba final de las habilidades aprendidas hasta ese momento de la historia. La dificultad en estas batallas no es nada del otro mundo y aunque si te costará algo de trabajo, son superables en los primeros intentos.

Como mencioné anteriormente, Asobo Studio comprendió las limitaciones del proyecto y optar por una experiencia lineal que privilegiara la narrativa requería una gestión adecuada de las situaciones con el objetivo de que el jugador no considerara la propuesta como algo repetitivo. A Plague Tale: Innocence presenta una historia dividida por capítulos en los que habrá que hacer cosas específicas y otros que combinarán las mecánicas.

Al respecto, Asobo Studio sale bien librado con la manera en que repartió las necesidades de cada capítulo pues, pese a tener mecánicas básicas y opciones de acción limitadas, la manera en que se presenta cada situación no permiten considerar que el juego es repetitivo. Vamos, todo se trata de esconderse, evitar a las ratas, resolver acertijos y combatir cuando sea necesario y más allá de una honda y compuestos de alquimia, no hay mayor opción, pero el secreto radica en la manera en que las necesidades se presentan y para cuando te toque repetir una sección de ratas en la que ya sabes qué hacer, habrás pasado por los capítulos suficientes para sentirlo como algo fresco y que aporta al desarrollo de la aventura.

No todo es perfecto y hay cosas que quedan a deber, pero tampoco condenan al juego

En cuanto a las mecánicas que podríamos señalar que quedan a deber un poco se encuentra la del control de Amicia y Hugo en conjunto pues esta relación no es explotada en todo el juego y los momentos en que esto sí sucede tienen lugar en etapas muy avanzados de la historia. El juego también te da la opción de dejar a Hugo en espera para abrir paso, distraer o eliminar a los guardias, o dirigir las ratas hacia otro lugar, sin embargo, esto se queda a discreción del jugador y no hay, realmente, una motivación extra para hacerlo.

Debes proteger a Hugo en todo momento
Debes proteger a Hugo en todo momento

Durante mi experiencia, tuve a Hugo junto a Amicia en todo momento y aunque trate de experimentar dejándolo en espera, el resultado no varió mucho, salvo situaciones en las que el niño se desepera por no verte y grita, alertando a los guardias y todo lo que eso conlleva. Eso sí, en las secciones con ratas debes estar al pendiente de Hugo u otros personajes, pues la luz podría cubrir a Amicia y en parte a ellos, pero bastará con una pierna que quede en la oscuridad para que los roedores acaben con todos.

Asimismo, la inteligencia artificial de los guardias de la Inquisición no es tan buena y considero que hizo falta dotar de mayor capacidad de reacción a los personajes en situaciones que involucran a más de un guardia en espacios pequeños. En ese sentido, la experiencia de A Plague Tale: Innocence resulta bastante benévola con el jugador pues hay momentos en que puedes deshacerte de un enemigo y sus gritos de dolor no son detectados por su compañero a unos cuantos metros de distancia. A Plague Tale: Innocence es un juego lleno de tensión y sin duda sumar en ese apartado hubiera sido un acierto.

A Plague Tale: Innocence cuenta con un sistema de manufactura similar, o casi igual al de The Last of Us, y este requiere explorar un poco los entornos para conseguir insumos que serán usados para desarrollar la hona, el equipo y los compuestos de alquimia. Sin embargo, la presencia de dicho sistema no es tan relevante como se pensaría en términos de estrategia y gestión de recursos, salvo un caso que tiene que ver con un compuesto que te salvará y te dará una oportunidad para no morir en manos del enemigo, sin embargo, su manufactura requiere muchos recursos, así que queda para situaciones de emergencia. Básicamente, este sistema de crafting se adecua muy bien con la narrativa, el desarrollo de la historia y la curva de dificultad, sin embargo, no es determinante ni el éxito depende de que inviertas recursos o no.

El horror de la pandemia
El horror de la pandemia

Conclusión: A Plague Tale: Innocence, una historia que quedará en tu memoria

Definitivamente, A Plague Tale: Innocence ha sido una sorpresa muy agradable y el trabajo de Asobo Studio ha entregado resultados impresionantes. El estudio francés logró entregar una obra que es capaz de cautivar, horrorizar y generar tensión máxima en la misma medida. Queda claro que, dado su origen como título AA, el juego tiene limitaciones, pero estas fueron muy bien manejadas para hacerlas pasar desapercibidas y aunque hay elementos amigables que podrían conflictuar con jugadores experimentados que buscan retos mayores, se entiende que el título trata de llegar a un público más amplio en aras de volverlo rentable; después de todo, Asobo Studio apostó con el talento de casa tratando de abrirse paso con una propuesta nueva y ambiciosa que dista de lo que han hecho en el pasado.

"Es una obra que se expresa a través de sus mecánicas"

No, A Plague Tale: Innocence no descubre el hilo negro, ni se presenta como el juego que habrá de cambiar a la industria. Al contrario, Asobo Studio reconoce la inspiración detrás de cada elemento y plasma sus ideas de la mejor manera posible. No es una obra llena de pretenciones y podríamos definirla como una propuesta sencilla y de consumo fácil, sin que esto represente, en ningún momento, algo negativo. El estudio francés puso sobre la mesa lo mejor que ha hecho hasta el momento y ha sorprendido con un juego equilibrado que sabe explotar sus fortalezas y manejar sus limitaciones.

Por último, A Plague Tale: Innocence cumple, y con creces, pues, al menos desde mi perspectiva, logra algo esencial: es una obra que se expresa a través de sus mecánicas e integra adecuadamente el trabajo visual y sonoro sin que ninguno de estos se superponga a la experiencia como videojuego. Como forma de expresión, los videojuegos deben, o deberían, centrar su propuesta en las mecánicas y A Plague Tale: Innocence lo hace excelentemente.

¿QUÉ TE PARECIÓ A Plague Tale: Innocence

?

5 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

5 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

8.6

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos