Review

Madden NFL 21

El adiós a una generación con una temporada perdedora
LEVELUP 7 Regular

PROS:

Todo el contenido que encantará a un fan de la NFL

El modo The Yard es divertido y con buenas opciones de personalización

En los juegos de día y con estadio abierto, Madden NFL 21 luce impresionante

Balance bien logrado en la ofensiva y defensiva

CONS:

No hay innovación en jugabilidad, ni modos de juego

Face of the Franchise es una pena

Los tradicionales bugs siguen ahí

Movimientos extraños y sin sentido en los jugadores

La franquicia sigue siendo un copia y pega de ediciones recientes

El modo Franquicia sigue acumulando polvo y telarañas

Tags

Aquí estamos otra vez, en el inicio una temporada más de la NFL y con una nueva entrega de Madden NFL en nuestras manos. Quizá, bajo otras circunstancias, estaríamos hablando de grandes progresos a estas alturas y con expectativas por lo que vendrá para las nuevas consolas. Sin embargo, la historia se ha desarrollado de otra forma y hoy tenemos más preguntas que respuestas en un cierre de generación que no ha sido nada benévolo con los simuladores deportivos de renombre, aunque lo que sucede en el mercado muestra otros resultados.

Bajo ese contexto, Madden NFL 21 llega para decir adiós a las consolas de esta generación y hola a las nuevas piezas de hardware que están en camino, pero aún no sabemos si este avance terminará en touchdown.

Madden NFL 21 — Disponible en Amazon.com.mx

La pasión por el juego es benévola

De inicio, y tal como lo he venido haciendo desde que tengo las reseñas de Madden NFL a mi cargo, es preciso posicionarnos en el campo señalando la breve espera para la llegada de actualizaciones, pues considero un error que se revise y de una calificación a un juego que evidentemente presentará errores previo a su debut, mismos que son corregidos los días posteriores. Dicho esto, esta reseña de Madden NFL 21 tiene lugar con su versión más reciente al 9 de septiembre gracias a los updates que se han lanzado a unos días de su lanzamiento y al inicio de la liga.

Ante la ola de críticas que se ciernen sobre los simuladores deportivos con formatos de entrega anual, como Madden NFL, no hay mejor manera de observarlo que desde la perspectiva del vínculo y la pasión que existe entre los fans y el deporte profesional. Mientras la franquicia de futbol americano de Electronic Arts, desarrollada por EA Tiburon, es molida en redes, foros, videos y demás, sus ventas siguen aumentando y este fenómeno no obedece más que a una sola razón: el juego brinda a los fans el triunfo que los equipos les niegan en la vida real.

Todo lo que esperas de la nueva temporada está aquí
Todo lo que esperas de la nueva temporada está aquí

Los seguidores de la NFL son aguerridos y apasionados, y gracias a Madden NFL, por mencionar un ejemplo, un fanático de los Raiders ya sabe lo que es ganar un Super Bowl, al igual que uno de los Cowboys que llevan más de 20 años sin alzar el Vince Lombardi. El fan de la NFL respira y transpira futbol americano y cada entrega anual de Madden NFL, por más mediocre que sea para el ojo clínico de un reseñador o de un entusiasta de los videojuegos, es suficiente para darle ese componente de simulación que le permite alterar la realidad y los modos que lo mantendrán entretenido con todo lo relacionado con este deporte los días que no haya juego. Es por eso que, por más contradictorio que sea, Madden NFL 21 es un producto que cumple para el fan, pero quizá no para el jugador que no pierde esa perspectiva en pro de su pasión y a continuación veremos por qué.

Madden NFL:...el año es lo de menos

Cuando Madden NFL se mudó al motor gráfico Frostbite en su edición 2018 se pensó que la franquicia había entrado en una nueva etapa, pues era momento de explotar el poder de la generación de PlayStation 4 y Xbox One y ya contaba con todos los elementos que la hacían ver como la representación más cercana a las tradicionales transmisiones de la vida real y prácticamente tenía todo el contenido que los fans de la NFL disfrutan. Sin embargo, el cambio de motor gráfico solo realzó un poco el apartado visual y en términos de físicas y experiencia de simulación en el campo las cosas no cambiaron de forma radical, de manera que la fórmula se siguió repitiendo cada año y Madden NFL 21 no es la excepción.

De inicio, la entrega de este año no presenta cambios importantes ni mejoras en el apartado visual, algo entendible si se piensa que estamos en la previa a la llegada de una nueva generación de consolas y era muy poco probable que EA Tiburon quisiera echar toda la carne al asador bajo ese contexto. Prácticamente, Madden NFL 21 es un copy-paste de la edición 2020, 2019 y 2018, e incluso hay quien ya mostró que fácilmente puede equipararse con lo visto en la edición 2017. Esta situación, bastante cuestionable en términos de lo que son las entregas anuales y lo que se ofrece al público a manera de "juego nuevo" a precio completo, actúa a favor y en contra, pues hay momentos en que Madden NFL 21 se llega a ver muy bien, en especial en aquellos juegos de día, que son los menos y con estadio abierto, que es donde el juego luce su mejor cara y en momentos llega a parecer un partido real.

Más de lo mismo, para bien y para mal
Más de lo mismo, para bien y para mal

Eso sí, las animaciones de los jugadores se mantienen iguales a las de ediciones anteriores, por lo que puedes esperar a esas representaciones de las estrellas de la NFL con rostros inexpresivos, ojos y miradas extrañas y movimientos raros. Mención aparte en Madden NFL 21 merecen algunos modelos de los entrenadores en jefe, pues aunque no soy un fan aguerrido del futbol americano, sí veo con frecuencia los partidos y me gusta ver la época de los playoffs que culmina con el Super Bowl, por lo que me resulta extraño ver a Pete Carroll de los Seattle Seahawks con los hombros tan pequeños y la cabeza tan grande, no recuerdo que fuera así.

Por otra parte, Madden NFL 21 fluye bien la mayor parte del tiempo, así que no te encontrarás con caídas en el flujo visual que intervengan contra tu experiencia de juego. Eso sí, el título denota el final de una generación y si quieres avanzar rápidamente, brincando menús, o interfaz de selección de jugada, te encontrarás con breves interrupciones que hacen pensar en que el juego no puede dar más en PS4 o Xbox One, que faltó algo de optimización, y que, al final, esta generación se quedó corta en términos de potencia y por eso tuvo que recurrir a versiones mejoradas de hardware a medio camino.

Lamentablementre, los bugs sigue en Madden NFL 21 y aunque han disminuido de la experiencia en general, siguen apareciendo cuando menos lo esperas. Durante mi sesión en modo Face of the Franchse, el modo historia, la emoción por estar a punto de llegar al Draft de la NFL con mi personaje se terminó cuando su rostro se tornó gris y con movimientos extraños en ojos y labios, tal como si se tratara de un prototipo. Asimismo, te seguirás encontrando con jugadores que atraviesan a otros jugadores, movimientos de celebración o enojo que no vienen el caso y otros detalles que ya son considerados un sello para los simuladores de EA.

¿Qué demonios le pasó a mi personaje?
¿Qué demonios le pasó a mi personaje?

Fuera de eso, y por irónico que parezca, Madden NFL 21 sigue equilibrando la balanza para los fans gracias a todo el contenido oficial que tiene, como la presentación de tipo TV -que sigue sin cambios- y los detalles que encantan a los seguidores de la liga de futbol americano, como las grandes presentaciones previas a los encuentros, la representación fiel de los estadios y los elementos significativos y particulares de cada afición. En ese sentido, el Estadio Azteca hace acto de presencia otra vez en honor a los partidos oficiales que se han celebrado en él, quizá en un intento por conectar más con el público mexicano.

En cuanto al audio, poco hay qué decir, salvo que el ambiente de los estadios suena muy bien y se mantiene dinámico según lo que sucede en el partido. Los comentarios se mantienen y hay pocos cambios, en general este apartado está bien, pero no destaca de ninguna forma.

Los mismos modos de juego, aunque con una propuesta nueva interesante

Bajo el contexto antes señalado, era de esperarse que Madden NFL 21 no innovara en cuanto a modos de juego, por lo que te encontrarás con el tradicional partido de exhibición, el intocable Madden Ultimate Team que no presenta cambios importantes, después de todo es una fórmula probada y ganadora que sigue generando muy buenos ingresos para la franquicia, y el modo Franquicia que lamentablemente sigue sin cambiar, así que la misma experiencia que tuviste en ediciones anteriores la tendrás de nueva cuenta. Eso sí, no se puede negar que este modo es interesante para quienes buscan jugar una temporada con su equipo favorito, y si puedes hacer a un lado que se trata de lo mismo pero con plantillas y detalles actualizados, es algo disfrutable, sobre todo en los niveles más elevados de dificultad.

En este apartado, me gustaría señalar 2 modos de juego que juegan el papel de "lo nuevo" en Madden NFL 21: Face of the Franchise y The Yard.

Face of the Franchise o el Rostro de la Franquicia es el representante del modo historia por el que EA apostó para sus simuladores deportivos en esta generación. El impacto de The Journey en FIFA llegó a otras franquicias y Madden NFL trató de hacer lo mismo, aunque con resultados nada alentadores. Si en Madden NFL 20 se consideró un acierto la inclusión de equipos de la NCAA para este modo historia, en Madden NFL 21 EA Tiburon nos da la opción de ir más hacia atrás, a los años de preparatoria para iniciar con un legado en busca de la inscripción en la historia y la llegada al Salón de la Fama. En esta ocasión, la historia se cuenta a manera de relato de una estrella ya retirada, nuestro personaje, quien recuerda sus años de colegial y su llegada a la NFL.

Face of the Franchise, un fracaso
Face of the Franchise, un fracaso

Lamentablemente, Face of the Franchise es un modo sin alma, incapaz de engancharte y con secciones de cinemáticas, selección de respuestas y prácticas bastante aburridas. EA Tiburon sigue sin atinar para dotar al juego de un modo historia memorable, algo extraño pues la NFL cuenta con producciones documentales muy bien logradas que son capaces de capturar los momentos de alegría, tristeza, drama y triunfo de aquellas grandes historias que han tenido lugar dentro y fuera del emparrillado.

Asimismo, Face of the Franchise falla en cuanto a coherencia con su mismo diseño, pues las acciones que llevas a cabo no tienen un impacto real en los eventos del juego. Se supone que eres el tradicional quarterback, aunque luego se te dará la oportunidad de jugar otra posición, que recibe la oportunidad de su vida tras la lesión de la estrella del equipo; pues bien, puedes apalear al equipo contrario, tanto en preparatoria como en la NCAA y la respuesta de coach será que no eres tan bueno. Asimismo, tu carrera colegial puede ser todo un fracaso, pero aún así recibirás una llamada de una franquicia importante para unirte a sus filas porque "eres muy buen jugador".

A su vez, Madden NFL 21 apostó en esta ocasión por un modo informal llamado The Yard, que nos lleva a aquellos juegos entre amigos en cualquier patio o campo, el tochito pues. Aquí, tendrás enfrentamientos de equipos 6v6, con reglas específicas y jugadas rápidas en un campo más pequeño. Cada equipo tiene 3 avances y 4 oportunidades para conseguir el primero y 20 en 2 intentos antes del touchdown. La acción es rápida y alejada de los libros de jugadas, el análisis de trayectorias y los cambios antes de que el quarterback tome el ovoide en sus manos. Aunque repetitivo, The Yard resulta divertido, quizá por la poca seriedad que tiene y aunque no hay movimientos espectaculares o especiales, es una buena opción para divertirse si no quieres hundirte en el modo Franquicia.

Asimismo, The Yard ofrece opciones de personalización para nuestro personaje, por lo que podrás vestirlo con los jersey más extravagantes que encuentres como recompensa o compres con los créditos que te da el juego. En general, The Yard es una buena apuesta, aunque tampoco se ve que tenga mucho futuro, pero para esta edición sin duda es un acierto.

The Yard, de lo poco interesante esta temporada
The Yard, de lo poco interesante esta temporada

La simulación deportiva no está siendo lo que imaginábamos

Sí, no vamos a negar que Madden NFL se ha estancado en jugabilidad y la entrega de este año mantiene los aciertos y deficiencias de las ediciones anteriores. Sin embargo, hay cosas a destacar en la jugabilidad de Madden NFL 21, como una mejor respuesta de la IA del equipo rival, pues será raro que te encuentres con jugadas que buscan frenar el reloj en busca del milagro cuando llevas 30 puntos de ventaja y quedan menos de 2 minutos en el último cuarto; el rival asume su derrota y eso se agradece, en especial cuando quieres que el partido ya acabe para preparar el siguiente juego de la temporada.

De la misma forma, y al menos en su versión actualizada con el update más reciente, Madden NFL 21 presenta un balance adecuado a la ofensiva y defensiva y cada vez disminuye la probabilidad de que puedas hacer grandes jugadas en cada avance y te salgas con la tuya ya sea corriendo o pasando. Eso sí, hay situaciones rompen el juego, en especial con los pases, pues los movimientos de corte en las trayectorias dejan en clara desventaja al esquinero y si sabes medir el momento y lanzar el pase el resultado será positivo en la mayoría de ocasiones y culminará con un touchdown.

Los pases son el camino al éxito, aunque no debería ser así
Los pases son el camino al éxito, aunque no debería ser así

Por otra parte, el X-Factor, aquella ventaja de movimientos o talento con la que cuentan las estrellas en Madden NFL sigue en Madden NFL 21 y lo mejor es que está bien balanceado, de manera que refleja la ventaja real que te da un jugador muy talentoso como Patrick Mahomes, Amari Cooper, o Russell Wilson, sin romper el juego. Se sabe que los fans pidieron que las estrellas tuvieran mayor presencia en las sesiones de juego y EA Tiburon cumplio de forma acertada.

Fuera de eso, la jugabilidad de Madden NFL 21 se mantiene intacta, con un desempeño que apuesta a la simulación, pero que a veces parece Arcade y que deja mucho que desear en términos de lo que se pensaba que se podía alcanzar en esta generación. Si puedes dejar esto a un lado, la experiencia en Madden NFL 21 puede ser disfrutable y divertida, pero si esperabas encontrarte con la mayor expresión de simulación, este no es tu lugar.

Madden NFL dice adiós a esta generación ante muchas dudas

El futuro no fue como se esperaba, y en cuanto a Madden NFL, la franquicia se despide de una generación con más preguntas que respuestas y con una perspectiva incierta sobre lo que puede pasar en los años por venir. Sería agradable decir que los fans del futbol americano tienen un juego que ya sentó las bases para un cambio generacional importante, pero no es así, Madden NFL 21 termina por ser la expresión perfecta de las críticas a este modelo de entregas anuales carentes de actualizaciones y cambios significativos, pues no es más que el update más reciente. Como lo mencioné en el inicio, la franquicia opera y tiene éxito sobre la pasión que hay por el futbol americano profesional, pero no da muestras de apostar por una experiencia de simulación que deje boquiabiertos a los jugadores, después de todo, si lo que haces te funciona y muy bien, ¿por qué habría de cambiarlo?

En espera de un futuro mejor...al igual que los Raiders
En espera de un futuro mejor...al igual que los Raiders

¿QUÉ TE PARECIÓ Madden NFL 21

?

1 Usuario ha calificado este juego. Danos tu opinión.

1 Usuario ha calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

1

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos