Review

Team Sonic Racing

Un juego de karts que crea amistades en lugar de destruirlas

LEVELUP

7.8

Regular

PROS:

Divertida acción de karts

Las mecánicas de equipo son originales y funcionan

El diseño del juego respeta y honra la esencia de Sonic the Hedgehog

Las diferentes clases de pilotos son útiles y están balanceados

Control preciso y sencillo

Sistema de personalización de vehículos añade variedad

CONS:

El diseño de pistas es aburrido y genérico

Modo campaña desangelado

Los power-ups son intrascendentes

No es ningún secreto que Sonic the Hedgehog ha tenido mejores tiempos. Los últimos años de la emblemática mascota de SEGA han sido realmente complicados ya que, fuera de Sonic Mania, sus juegos han sido de malos a regulares. Afortunadamente, lo mismo no puede decirse de los títulos de carreras que ha protagonizado en la última década. De la mano de Sumo Digital, SEGA ha logrado que se perfilen como spin-offs de gran calidad que varios prefieren sobre gigantes como Mario Kart.

Entregas como Sonic & SEGA All Stars Racing y Sonic & All-Stars Racing Transformed son tan amadas y queridas que se generó una verdadera preocupación cuando Sumo Digital mostró Team Sonic Racing, su más reciente proyecto. Si bien a simple vista era un proyecto muy similar a los anteriores, un análisis más cercano mostró que el estudio británico se animó a innovar. En primera, ya no sería un ambiciosos crossover con varias propiedades de SEGA y en su lugar sólo tendríamos a seres del universo de Sonic. En segunda, las mecánicas de transformación de vehículos de Transformed fueron retiradas para dar pasos a un juego donde lo más importante es la colaboración.

Ahora que Team Sonic Racing debutó y pudimos probarlo, pudimos responder a la incógnita, ¿la preocupación tenía razón de ser? Y, más importante, ¿los cambios tan brutales valieron la pena?

Haciendo las cosas de manera diferente

Team Sonic Racing es sincero con el jugador desde el momento en el que se escucha su nombre. Que la palabra equipo sea lo primero que uno ve al conocer sobre este juego no es ninguna coincidencia y es que se trata de su característica más importante. De este modo, al tomar el volante y pisar el acelerador tendrás que quitarte esa idea de que lo único que importa es que seas el primero en cruzar la línea de meta, puesto que formas parte de un equipo y tienes que preocuparte por el desempeño de cada uno de tus compañeros. De lo contrario, es probable que se queden lejos de probar la gloria de levantar la copa.

Para que un sistema así funcione y exista una colaboración verdadera que vaya más allá de sumar los puntos que obtuvo cada miembro al final de la carrera, fue necesario implementar nuevas mecánicas. De este modo, Team Sonic Racing cuenta con maneras en la que puedes ayudar a los miembros de tu equipo en cada momento de la carrera. La principal manera de hacerlo es por medio del sistema de rebufo. Inspirado en técnicas de automovilismo reales, Sumo Digital creó un sistema en el que jugador más adelantado de cada equipo dejará un rastro de luz que sus compañeros podrán seguir para ir más rápido. También está la opción de pasar power-ups entre jugadores, lo que puede ayudar mucho a quien esté más atrasado. Entre más aproveches estas mecánicas de equipo, aumentará la velocidad en la que se llena una barra de poder especial que al activarse hará que, por tiempo limitado, cada miembro del equipo corra a gran velocidad y sea casi invencible.

"Team Sonic Racing respeta una filosofía de diseño clásica de Sonic al hacer que la velocidad no sea un derecho, sino un privilegio".

En búsqueda de que las cosas sean un poco más interesantes, Sumo Digital hizo que todos los personajes de cada equipo tengan características diferentes. Así pues, encontrarás 3 clases de personajes: Velocidad, Técnica y Poder. Los primeros son personajes como Sonic, Shadow y Blaze y destacan por tener los vehículos que alcanzan la mayor velocidad. Los de la segunda categoría cuentan con una gran aceleración y buen manejo ―la lista de esta clase incluye a Tails, un trío de Chao, Rouge y Dr. Eggman―. Por último, quienes forman parte del grupo Poder sacrifican un poco de velocidad para tener un enorme nivel de defensa que le permite abrir algunos atajos.

Uno de mis puntos favoritos de Team Sonic Racing es que sí se siente una diferencia profunda en cada clase de personaje y va más allá a la que ofrecen otros juegos del género. De hecho, cada uno tiene un rol claro en la carrera y debe ejecutarlo de manera correcta para ayudar a su equipo lo más que se pueda. Por ejemplo, al inicio de cada carrera, Tails debe aprovechar su buena aceleración para que sus compañeros puedan usar su rebufo y alcanzar su velocidad máxima en poco tiempo. Con esto, Sonic debe aprovechar para conseguir la mejor posición posible, mientras Knuckles intenta abrir atajos y conseguir power-ups que ayuden a sus compañeros.

Hay varias opciones de personalización
Hay varias opciones de personalización

Me parece que este énfasis en la cooperación logra que Team Sonic Racing sea un juego de karts con una personalidad propia y también se quita la etiqueta de clon de Mario Kart. Funciona realmente bien y es extremadamente divertida. En especial cuando te das el tiempo de jugarla con otros 2 amigos.

Ahora bien, fuera de la cooperación, Team Sonic Racing es un juego de karts que también se disfruta mucho. El sistema de control es muy sencillo, pero responde muy bien en todo momento. De este modo, sientes que estás en completo control de tu vehículo, por lo que cada error sentirás que es tu culpa y no del juego.

Uno de mis puntos favoritos de Team Sonic Racing es que respeta una filosofía de diseño clásica de Sonic al hacer que la velocidad no sea un derecho, sino un privilegio que te tienes que ganar. A lo que me refiero con esto es que los autos son veloces, pero si realmente quieres sentir que vas con una rapidez endemoniada por cada una de las pistas, es necesario que conozcas las mecánicas del juego y les saques jugo para correr muy rápido. De este modo, el juego te recompensa por dedicar el tiempo necesario para aprender sus mecánicas.

El trabajo en equipo es fundamental
El trabajo en equipo es fundamental

Lamentablemente, todos los aciertos de Team Sonic Racing se quedan lejos de brillar como deberían por una razón: su diseño de pistas es aburrido y genérico. Claro que hay excepciones y unos cuantos de sus 21 circuitos son agradables. Desafortunadamente, el resto carece completamente de personalidad y aunque corrí un montón de veces en ellas, tengo problemas para recordar algunas. Creo que esto sucede por 2 razones: La primera es porque estéticamente son extrañas. En todas hay elementos de Sonic the Hedgehog, pero sólo en pocas parece que se usaron para construir un lugar coherente que te den ganas de visitar. La mayoría es un collage de guiños visuales y decoraciones que sólo están por estar. Incluso hay partes en las que todo luce saturado. La segunda es que en el diseño de algunas hay sectores de tamaño considerable en los que no ocurre nada y sólo vas en línea recta.

Pese a todas mis críticas, también tengo que reconocer que hay cosas positivas con las pistas de Team Sonic Racing. Por ejemplo, todas están diseñadas para sacar jugo a las mecánicas que lo convierten en una propuesta fresca y original en el mercado de juegos de carreras de karts. Es decir, en ningún momento pensarás que alguna pista se jugaría mejor si pudieras ignorar a tus compañeros o si los vehículos se condujeran de manera diferente. Además, me encanta que respeta las raíces de la saga al presentar múltiples caminos que llevan al mismo fin: la meta.

Una campaña desangelada

Ya sabemos cómo se corre en Team Sonic Racing, así que la pregunta es: ¿qué modos de juego ofrece? El principal es una campaña que, si bien en apartado de gameplay está muy bien, su calidad se ve manchada por una pobre presentación y una historia simplona.

Hay varios tipos de misiones en la campaña
Hay varios tipos de misiones en la campaña

Aquí acompañaremos a Sonic y compañía a competir en un montón de carreras organizadas por un personaje misterioso que quiere probar los vehículos más avanzados que existen. Aunque los héroes dudan de las verdaderas intenciones de este ser, se ven tentados por el reto y el premio, por lo que deciden participar.

La trama de Team Sonic Racing es sencilla y eso está bien. Después de todo, es un juego de karts y lo que buscas en el género es jugar y no pasar horas pensando en un lore profundo. El problema, es que su narrativa es muy pobre; el guion carece de puntos positivos ―¡por momentos parece que los personajes hablan por hablar!― y por la mayor parte del juego no pasa nada. Como cereza de este pastel de decepción tenemos que la historia se cuenta por medio de ilustraciones de los personajes sobre fondos estáticos. De este modo, ni siquiera puedes esperar alguna secuencia de acción intensa, ni nada por el estilo.

"Estos tropiezos narrativos son sólo una mancha, ya que la campaña de Team Sonic Racing es divertida gracias a la diversidad de modos"

Ahora bien, como sugerí antes, estos tropiezos narrativos son sólo una mancha, ya que la campaña de Team Sonic Racing es divertida gracias a la diversidad de modos de juego que ofrece. Aunque todos sus desafíos tienen que ver con automovilismo, tienen diferencias esenciales que los hacen sentir frescos y divertidos. Por ejemplo, en algunas carreras serán eliminados los jugadores más lentos de cada vuelta; mientras que otras serán parte de un Gran Prix donde el desempeño de todos los pilotos importa. Por otro lado, hay unas donde el objetivo es conseguir la mayor cantidad de aros antes de que termine el tiempo y en otras tienes que pasar cerca de unos palos para conseguir puntos.

Conforme progreses en la campaña obtendrás fichas que podrás canjear en una máquina estilo gashapon. En ella encontrarás diversas recompensas como piezas para autos, pinturas para personalizar vehículos u objetos consumibles que otorgan ventaja antes de las carreras. De todas ellas la más interesantes son las partes de vehículos, puesto que te permiten hacer unos cuantos ajustes para aumentar algunas caracterices de tu vehículo. Ninguna ofrece un cambio realmente drástico, pero se agradece que exista la posibilidad de que tu personaje favorito esté más cerca de lo que esperas de un piloto.

Fuera de la campaña, Team Sonic Racing ofrece los modos que puedes esperar de un juego del género. Esto significa que encontrarás opciones multijugador en línea y local para que compitas con tus amigos y otros jugadores. También hay opciones contrarreloj en las que puedes intentar volverte el campeón mundial de tu pista favorita.

Bellos paisajes y emocionantes guitarras

En la presentación, Team Sonic Racing es un juego que, en términos generales, cumple. Su apartado gráfico es colorido y realmente logra sacar jugo al estilo de arte de la serie. Los modelos de los personajes y sus vehículos lucen bien. Además, las mejores pistas son realmente hermosas y son lugares que, sin duda, visitaría de poder hacerlo. Quizás donde puedo tener una queja es que ciertas acciones activan un efecto de desenfoque de movimiento que hace que todo luzca feo por momentos.

En un sentido más técnico, Team Sonic Racing corre a 1080p y una tasa de 60 cuadros por segundo en Xbox One S. Cabe mencionar que sí existen algunas caídas de frame rate, en algunos momentos de la carrera. Afortunadamente, nunca sentí que llegaran a un grado en el que afectaran mi desempeño, por lo que sólo es un desagradable elemento visual.

Por su parte, la banda sonora llega como un épico regalo para todos los fans de Sonic, ya que tiene ese sello que sólo Crush 40 le sabe imprimir a esta clase de temas. Si no eres seguidor del erizo, te cuento que son canciones de corte rockero que lo que quieren hacer es llenar tus venas de adrenalina y lo logran de manera efectiva con baterías poderosas, bajos profundos y guitarras dispuestas a hacer todo el ruido en el mundo.

Team Sonic Racing

Un juego de karts fresco, pero que se queda corto

Team Sonic Racing llega al mercado como una experiencia de carreras de karts que logra posicionarse como una propuesta fresca y divertida. Es algo que logró ya que parece que Sumo Digital estuvo determinado a hacer un juego que no pudiera ser llamado un clon de Mario Kart, incluso aunque esto significara tirar por la borda algunas de las bases que ya habían asentado con entregas como Sonic & SEGA All-Stars Racing y Sonic & All-Stars Racing Transformed. Sin duda fue una apuesta arriesgada, pero al final creo que valió la pena.

"Sumo Digital estuvo determinado a hacer un juego que no pudiera ser llamado un clon de Mario Kart"

Desafortunadamente, esta propuesta también se ve manchada por un par de elementos que, sin ser desastrosos, si disminuyen la calidad del producto. Si tan sólo tuviera pistas más memorables y divertidas, creo que estaríamos hablando de uno de los títulos más destacados del género. Tristemente, la realidad es otra y Team Sonic Racing será recordado como un título interesante, pero mediano. Ojalá que Sumo Digital tenga la oportunidad de crear otra entrega que expanda estas prometedoras bases.

Si el concepto de Team Sonic Racing te llama la atención y tienes amigos que planean comprarlo, no dudes en darle una oportunidad. Es una experiencia con la que seguramente la pasarás bien y creo que disfrutarás que exista un juego de karts que, para variar, crea amistades en lugar de destruirlas. Por otro lado, si lo que buscas es algo que te deje las mismas sensaciones que Mario Kart, lo mejor es que busques alguna alternativa.

¿QUÉ TE PARECIÓ Team Sonic Racing

?

7 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

7 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

7.3

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos