Review

NBA 2K21

La lucha de una dinastía que se aferra a la cima
LEVELUP 7 Regular

PROS:

Detalles de realismo impecables

Retoques en la jugabilidad que mejoran la experiencia

Nueva propuesta de tiro que refleja las condiciones en la duela

La física de los jugadores y el balón fue refinada

Apartado visual muy bien logrado que va de lo bueno a lo excelente

CONS:

Ninguna innovación en modos de juego

MyTeam sigue siendo el paraíso de las microtransacciones

El modo carrera sigue perdiendo el encanto al llegar a la NBA

Por muchos años, la franquicia NBA 2K se ha preciado de ser uno de los mejores simuladores deportivos que hay en el mercado, y no es para menos, pues más allá de los detalles y las actualizaciones pertinentes de cada año, su jugabilidad es considerada como la mejor representante del género. Para bien o para mal, la franquicia de 2K Sports se posicionó como el referente de los videojuegos en cuanto al deporte ráfaga y, como cada año, nos encontramos con la siguiente iteración que esta vez supone un punto previo a la llegada de una nueva generación de consolas, lo que también podría marcar una nueva etapa para el juego. Aunque, ese es el deseo que habita en el corazón de los fans, es posible que solo quede en eso pues la realidad es que los simuladores deportivos no viven su mejor momento ante el sector que creció con ellos y parece que NBA 2K21 no es la excepción.

NBA 2K21 llega en medio de una temporada atípica

En esta ocasión, escribir sobre NBA 2K es un tanto extraño, pues debido a la pandemia que azotó al mundo este 2020, la NBA tuvo que suspender su temporada, la reactivó después y en este momento están por iniciar las Finales, que este año enfrentarán a los Lakers de Los Ángeles contra el Miami Heat. Estrictamente, la temporada 2019-2020 no ha finalizado y NBA 2K20 sigue vigente, sin embargo, los tiempos de mercado no esperan y hace unas semanas 2K Sports lanzó 2K21, confirmando los temores de los fans de los juegos de simulación deportiva: sí, se trata, en su mayoría, del mismo juego que jugaste el año pasado o que sigues jugando en víspera de que finalice la temporada de la NBA.

De inicio, es preciso señalar la realidad de los simuladores deportivos en esta generación, espacio en el que se encuentra NBA 2K, pues lo que inició como una oportunidad para llevar a los jugadores una experiencia más realista y con controles y físicas que reflejaran de mejor manera la acción en la cancha, el emparrillado o la duela, terminó por convertirse en una zona de confort alimentada por el éxito innegable de las microtransacciones, que tan solo en una franquicia como la que hoy nos ocupa, supone ingresos millonarios cada año. Después de todo, el factor pasión es muy fuerte y los fans sienten los colores de los equipos de su ciudad y tienen un vínculo de admiración impresionante para con las leyendas de la NBA, de ahí que no importe gastar alguna cantidad para tener un equipo formado por Allen Iverson, Kobe Bryant, Michael Jordan, Shaquille O'Neal y LeBron James o personalizar al personaje creado con los sneakers clásicos o los más novedosos.

Esta edición es dedicada a Kobe Bryant
Esta edición es dedicada a Kobe Bryant

Sí, NBA 2K se estancó en cuanto a sus modos de juego y sucumbió ante el encanto de las microtransacciones, sin embargo, por razones que, quiero pensar, obedecen al compromiso que los desarrolladores tienen con la franquicia, se ha procurado su jugabilidad y el resultado es un producto que visto en bruto, o sea como una oportunidad para jugar una temporada realista con tu equipo favorito, sigue siendo tan bueno como siempre y es ahí donde no queda de otra más que dar la mano a torcer. Precisamente, NBA 2K21 es esto que acabo de mencionar y así como esta nueva entrega será atacada desde distintos frentes por su sumisión ante las tendencias del género en el mercado, también se perfila para obtener un reconocimiento, en términos de jugabilidad, como uno de los mejores simuladores deportivos en la actualidad, aunque eso no sea suficiente para salvarlo.

Bienvenido a la mejor experiencia de simulación deportiva que hay

Manteniendo el nivel en cuanto a calidad visual que ha caracterizado a la franquicia, NBA 2K21 se desenvuelve entre lo bueno y lo impresionante, quizá no hay juego en la actualidad que te sirva más que este para confundir a alguien ajeno a los videojuegos y decirle que está viendo un partido real. La presencia de cada detalle que involucra un partido real, incluyendo su formato tipo transmisión de TV ―con todo aquello que sucede en un juego de la NBA, desde las presentaciones oficiales, hasta la presencia de mascotas, el equipo de porristas y la reacción del público― no hace sino confirmar que es uno de los apartados que lo hace lucir en todo momento.

De la misma manera, los modelos de los jugadores están muy bien logrados, reflejando sus dimensiones reales y sin lugar a dudas lo que resulta más espectacular es su correcta representación en un videojuego. Siendo fan de la NBA por décadas, debo decir que si bien NBA 2K21 solo pulió un poco su aspecto visual, es prueba suficiente del nivel tan alto al que pueden llegar los simuladores deportivos. Tener bajo control a LeBron James, Damian Lillard, James Harden o incluso a Kobe Bryant como parte de los equipos clásicos es todo un deleite pues se mueven tal cual lo hacen en la duela, alcanzando un realismo que fácilmente es marca exclusiva de esta franquicia. En ese sentido, NBA 2K21 es una buena despedida para la actual generación de consolas, pues es probable que las siguiente entregas opten por presentarse como una simple edición Legacy (término usado por EA).

La experiencia de simulación deportiva más realista que hay
La experiencia de simulación deportiva más realista que hay

Por otra parte y ya con la acción en la duela, NBA 2K21 también refleja un trabajo bien hecho que no se redujo al simple copia y pega, pues al menos durante todos los partidos que jugué, fueron muy pocos los momentos en que me encontré con un movimiento extraño, algún bug o jugadores atravesando cuerpos con sus brazos o piernas. La reciente entrega de la franquicia de 2K Sports fluye bastante bien y las animaciones cumplen con lo que se espera en términos de realismo, además que se integran perfectamente con el sistema de física de los jugadores, por lo que no puedes simplemente correr hacia la canasta y hacer una clavada espectacular pues el radio de interacción entre los cuerpos de los jugadores tiene impacto en tus movimientos, tal como sucede en la realidad, e incluso basta con un encuentro no tan fuerte para sacarte de balance y que esto se refleje en el control del balón.

En términos de audio, NBA 2K21 mantiene el nivel de realismo de los partidos oficiales de la NBA, así que si eres fan del mejor basquetbol del mundo te sentirás como en casa gracias a las narraciones de los comentaristas y al ambiente de las arenas, con los tradicionales cantos en apoyo a la defensa o los gritos de emoción ante una clavada espectacular o un tiro que da una ventaja en un momento importante.

Una gran jugada que salva una temporada mediocre

Tal como señalé al inicio y como se esperaba para la edición de este año, NBA 2K21 mantiene los mismos modos de juego sin cambios importantes, ni nada por el estilo. De inicio tendrás la oportunidad de jugar un partido amistoso de la NBA o la WNBA, o seguir con el esquema real de la temporada gracias al seguimiento que se hace con el entorno en línea, aunque en esta ocasión habrá que esperar a que inicie la competencia 2020-2021 para sacar el mayor provecho de esta opción.

MyLeague sigue sin cambios, por lo que puedes vincularte en una temporada real como Gerente General teniendo control absoluto de todo lo que tiene que ver con la administración de tu equipo, esto acompañado de un sistema de gestión con algunos elementos propios de un juego de rol mediante el uso de los Puntos de Acción, pero llegará el momento en que chocará con el realismo de lo que implica aventurarse en una temporada, estar al tanto de todo lo que sucede y querer jugar los partidos. Lamentablemente, este modo no aporta nada nuevo y personalmente considero que la mejor opción es escoger la opción de jugar una temporada con tu equipo favorito y ya, así tendrás la experiencia realista que buscas sin profundizar tanto ni meterte en problemas.

La típica historia de ascenso hasta la NBA en MyCareer
La típica historia de ascenso hasta la NBA en MyCareer

Por otra parte, MyCareer está de regreso con una historia con valores de producción decentes que sin duda convence más que cualquier intento hecho en otras franquicias, con la excepción de lo que hizo en años recientes EA con FIFA y el modo The Journey. Como es tradición en este modo, podremos escoger alguno de los diseños de personaje, eso sí muy limitados, para después personalizarlo en cuanto a tamaño, peso, posición y estadísticas. Sin importar el nombre, seremos conocidos como "Junior", joven con un conflicto personal en torno al deporte que quiere practicar debido al peso de la sombra de su padre, otrora estrella del basquetbol colegial. Aquí tomaremos las riendas de "Junior" desde su etapa en Preparatoria para después dar el salto a la NCAA y hacer méritos para que el Draft nos lleve a la NBA. Sin embargo, y tal como pasó en ediciones recientes, una vez que das el salto a la mejor liga de basquetbol del mundo este modo pierde su encanto, así que bien podrías tomarlo como un tutorial bien logrado para pulir algunas habilidades.

MyTeam, el polémico modo en línea que ha hecho enfurecer a un sector de jugadores de NBA 2K sigue intacto, por lo que puedes esperar lo mismo que en años recientes y sí, se trata del paraíso de las microtransacciones, aunque es posible jugarlo sin concentrarse tanto en la necesidad de gastar dinero real en busca de paquetes que te den a los mejores jugadores posibles. Este modo opera, y seguirá operando, bajo la premisa de que si está roto no es necesario arreglarlo y mientras la franquicia siga recibiendo millones de dólares por esta vía no queda otra opción más que entrarle de lleno o dejarlo pasar.

Ahora bien, aunque NBA 2K21 puede sucumbir ante todos los dardos que apuntan hacia su estancamiento y gusto por las microtransacciones, el juego mantiene algo que lo hace sobrevivir año con año y que termina por convencer al más radical de los fans: su gran jugabilidad.

MyTeam: el paraíso de las microtransacciones
MyTeam: el paraíso de las microtransacciones

Justo como mencioné con anterioridad, aunque en su mayoría NBA 2K21 no cuenta con cambios y mejoras, es de destacar que en su apartado de jugabilidad se pulieron algunos detalles y actualmente el juego puede presumir de ser el mejor simulador de basquetbol que hay en la actualidad.Tanto el sistema de física de los jugadores y el balón fueron retocados, así como todos los elementos que tienen que ver con el realismo, o sea que la experiencia está bien balanceada gracias a que la estadística y probabilidad que entran en juego junto con otros factores para determinar las veces que un tiro es acertado o no, así como las pérdidas de balón, errores en ofensiva y defensiva, etc. han sido muy bien manejados.

Dentro de las pocas novedades que ofrece, NBA 2K21 propone un cambio importante para la mecánica de tiro pues ahora el éxito o fracaso depende del momento en que soltemos el botón para que el indicador en pantalla coincida con la zona de gracias que aumentará la probabilidad de acertar. Un cambio de este tipo no es común y menos cuando la franquicia cuenta con una comunidad grande que ya está acostumbrada al estilo de tiro que lleva años en el juego. Sin embargo, es posible que este sea el primer paso para que NBA 2K labre su futuro en víspera de la llegada de nuevas consolas.

Lakes contra Celtics, un duelo por el honor
Lakes contra Celtics, un duelo por el honor

Con base en mi experiencia, considero que este cambio en la mecánica de tiro que presenta NBA 2K21 es positivo, pues suma al realismo y al ponerla en marcha con el control definitivamente se siente más orgánico y responsivo según lo que está sucediendo en la duela. No es lo mismo tener un espacio suficiente para realizar un tiro de 3 o de media distancia, pues el marcador puede ser colocado con mayor facilidad en la zona de gracia aunque sin garantizar el éxito, que hacerlo con un "fade" fuera de balance, pues en este caso es más difícil hacer que coincida, reflejando de forma adecuada las complicaciones de un tiro en esas condiciones.

Visto tan solo como un simulador de basquetbol, no cabe duda de que NBA 2K21 demuestra que la franquicia no ha perdido el toque y gracias a su jugabilidad es que sigue siendo la opción para quienes buscan disfrutar de la temporada de la NBA viviendo la experiencia más realista posible en un videojuego, de ahí que mi recomendación sea enfocarse en este apartado pues es gracias a él que el título se vuelve muy disfrutable.

Conclusión

La realidad de los simuladores deportivos en la actualidad es que han quedado a deber, pero el análisis de cada caso muestra que hay propuestas que siguen manteniendo una esencia y un compromiso con los elementos que satisfacen el gusto de los fans, el realismo de su presentación y sus mecánicas. Más allá de la polémica, NBA 2K21 logra salvarse apenas por la especial atención que el equipo de desarrollo pone en su jugabilidad pues el juego no ofrece nada en estos momentos más que sus modos ya conocidos, que comienzan a ser señalados por la comunidad como viejos y obsoletos, así como un componente en línea que fue devorado por las microtransacciones. Es por eso que su propuesta en términos de jugabilidad termina por darle una calificación aprobatoria a NBA 2K21 y si te desprendes de la idea de verlo como un producto completo para disfrutar una temporada con tu equipo favorito, vale la pena que le des una oportunida. Fuera de eso, no hay más.

¿QUÉ TE PARECIÓ NBA 2K21

?

1 Usuario ha calificado este juego. Danos tu opinión.

1 Usuario ha calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

7

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos