¿Cómo será el Nintendo NX?

Especulamos sobre la futura plataforma de Nintendo


El futuro de Nintendo es actualmente incierto. Con el fallecimiento de su director general, Satoru Iwata, y la falta de un candidato claro para su sucesión, el importante fabricante de hardware parece vivir una especie de interregno, una etapa intermedia entre dos épocas. En medio de esta falta de información, ha emergido una patente que podría indicar la dirección que tomará la compañía en el futuro. Pero para entender hacia qué apuntan estos indicios (que, siendo una mera patente teorética, podrían de hecho nunca ser utilizados), es importante comprender lo que sí sabemos: qué visión ha perfilado Nintendo sobre su nueva plataforma en los últimos años.

El contexto

Sólo una cosa es cierta: antes de su fallecimiento, Iwata perfiló la dirección que la plataforma NX tendrá. En su sesión de preguntas y respuestas con los accionistas de la compañía, en marzo del año pasado, Iwata expresó su preocupación sobre la división de los usuarios basada en el hardware (portátil vs consolas) y aseguró que la compañía ha reorganizado sus divisiones de R&D para integrar ambos negocios en una sola división al mando de Takeda.

Iwata, la mente detrás del NX
Iwata, la mente detrás del NX

"Previamente, nuestras consolas portátiles y caseras han sido desarrolladas de manera separada debido a que los requerimientos tecnológicos de cada sistema, ya sea alimentados por baterías o fuente de poder, eran muy distintos, llevando a arquitecturas muy distintas y, por tanto, métodos divergentes de desarrollo. Sin embargo, debido al avance tecnológico, es posible alcanzar un grado mayor de integración a nivel arquitectura. Hemos discutido ese punto, y llegamos a la conclusión de que es hora de integrar ambos equipos."

Estas palabras hablan de que el contexto de desarrollo de portátiles y sobremesa en NX será prácticamente idéntico. Por tanto, Nintendo está apostando todo a una tercera vía, de nuevo, no competir con las consolas HD de alta tecnología, sino llevar las virtudes de su línea portátil a la sobremesa (y viceversa). En cierto modo, se trataría de una repetición de la idea del DS (doble display) pero en una completa unificación de ambas líneas de producción. ¿Pero con qué propósito?

La sinergia de plataformas, clave en la estrategia de Nintendo
La sinergia de plataformas, clave en la estrategia de Nintendo

"Todavía no sabemos si el factor forma (tamaño y configuración del hardware) estará integrado. En contraste, el número de factores en ese respecto podría incrementarse. Por ahora, sólo podemos ofrecer dos formas distintas porque si tuviéramos tres o cuatro arquitecturas diferentes, enfrentaríamos una seria escasez de software en cada plataforma. Para citar un caso específico, Apple es capaz de lanzar varios dispositivos inteligentes con formas distintas porque hay una manera única de programar adoptada para cada plataforma. Apple tiene una plataforma común, llamada iOS. Otro ejemplo es Android. Aunque hay varios modelos, Android no enfrenta escasez porque hay una manera común de programar en la plataforma que funciona con varios modelos. Las plataformas de Nintendo deben ser así."

Esto nos da varias pistas. En primer lugar, Nintendo quiere una plataforma de software común para todos sus hardwares, una forma única de programar tanto en portátiles como en sobremesa. La razón es combatir el mal más grande de la actualidad: la escasez de juegos, que nuestros lectores habrán notado a estas alturas de la generación. Cada consola sería una "forma" distinta, de la misma manera en que un iPhone o un iPad son formas de lo mismo, simplemente adaptadas a distintas necesidades del consumidor. Igualmente ocurre con dispositivos Android, y con los planes de Microsoft para Windows 10. Por tanto, desde el punto de vista de la producción, se trata de unificar el desarrollo y facilitar la salida constante de juegos. La pregunta ahora es: ¿qué se contempla en el factor forma?

La patente: hardware

El documento de la patente habla, en primer lugar, de un "aparato de juegos estacionario", es decir, no se trataría de una sola plataforma a nivel hardware para portátil y sobremesa, sino de una plataforma de sobremesa con fuerte integración a nivel arquitectura con su equivalente portátil. El sistema no tendrá una unidad de lectura de disco óptica, aunque sí una tarjeta SD. El aparato se divide básicamente en 3 unidades integradas por un procesador: una unidad de disco duro, una unidad de comunicación en línea y una unidad de comunicación inalámbrica al GamePad o el control que Nintendo elija, además claro de output de imágenes y la ya mencionada tarjeta SD. El dispositivo será "compatible con otros aparatos" (es decir, con la forma portátil) y tendrá controles inalámbricos. Todo esto es ciertamente peculiar y revela la ideosincrasia de la consola en términos de conectividad y distribución del software (tema de crucial importancia al que volveremos más adelante), pero lo más extraño del diagrama de la patente es la completa ausencia de la RAM y la GPU en el mismo.

Este detalle ha llevado a ciertos comentaristas especializados como el español Urian a señalar las posibles soluciones en términos de hardware que esto implica. La ausencia de GPU puede explicarse como parte de un sistema SoC (System on a Chip, tecnología de fabricación que integra los módulos de un sistema en un único circuito integrado), es decir una GPU dentro del procesador. En segundo lugar, la ausencia de la RAM en el diagrama apunta a una integración todavía mayor: un RAM+SoC en un encapsulado común para ahorrar espacio. Esto sería posible en una distribución de sustrato/interposer, es decir, conexiones de forma no serial para ahorrar espacio en la placa lógica. Todas estas características son propias de un sistema portátil pero no se han ensayado en un sistema de sobremesa.

Por último, de acuerdo con Urian es posible que si se trata de una GPU no convencional y tomando en cuenta la integración con la portátil, en términos de output de video parece muy probable que la resolución de la pantalla de la portátil y la consola de sobremesa sea la misma: 720p. Esto implica que, de nuevo, Nintendo no competiría en la gama alta de 1080p, sino que apostaría por una plataforma híbrida en portátil y sobremesa, con una GPU no convencional apta para ser colocada en un dispositivo portátil, lo que permitiría no sólo jugar juegos de portátil en la consola de sobremesa sino pasar los juegos de la HDD a la SD. Pero esto ya pertenece al punto del software y la distribución.

Software y distribución

Revisemos nuevamente la patente, en concreto, el resumen final: "En años recientes, la comunicación de alta velocidad como la ADSL (siglas inglesas de Asymmetric Digital Subscriber Line, en español, línea de abonado digital asimétrica) o comunicaciones ópticas se han difundido ampliamente. Tales comunicaciones de alta velocidad son utilizadas para permitir a un servidor o semejante distribuir un programa a un aparato de juego. Cuando un programa se obtiene a través de comunicación, un usuario puede disfrutar jugar el título mediante un aparato de juego sin comprar un medio físico". La patente reitera que el sistema tiene tres partes: una unidad de disco duro interna, una unidad de comunicación para recibir y transmitir programas vía red, y un procesador que ejecuta los programas, sin necesidad de un disco físico. Por último, la patente señala que las ventajas de dicha tecnología serán alcanzadas mediante la combinación de los elementos presentados, sin que estas descripciones, que son puramente explicativas, sean necesariamente restrictivas para esta tecnología.

La unificación está cerca
La unificación está cerca

¿Qué quiere decir esto? Con casi toda certeza estaremos ante la primera consola sin discos de la era moderna: su distribución será puramente digital. Sin embargo, dada la integración de arquitecturas y la presencia de un puerto SD es casi completamente cierta la posibilidad de poder pasar los juegos desde el HDD a una SD para ser jugados desde la versión portátil de la consola. Esto es lo que ha llevado a algunos a proclamar que Nintendo "volverá a los cartuchos", aunque esto se debe matizar: Urian, por ejemplo, señala que la presencia de lectura y escritura de datos en la patente nos muestra que estamos ante un lector de tarjetas SD, no de tarjetas/cartuchos de 3DS que son de sólo lectura. La tarjeta SD sería el elemento común entre portátil y sobremesa. Nintendo no es ajeno a esta idea de software regrabable: ya experimentó con ello en el Disk System de Famicom en los 80s.

¿Lectura y escritura de juegos para un soporte unificado?
¿Lectura y escritura de juegos para un soporte unificado?

Dejando esta diferencia técnica, admitamos que se trataría de un tipo de "cartucho". ¿Qué sentido tiene? ¿Es el colmo del retro? No. En términos de mercados y visión, hay una razón más profunda. Aquí hay que citar al imprescindible analista Sean Malstrom: "Nintendo no cree en la consola casera (...) con el Wii U, Nintendo estableció distancia con la TV. ¿Qué pasaría si Nintendo hiciera una consola que permitiera cambiar outputs de display como lo haces con los inputs de control. Sería revolucionario. (...) Lo que veo en la patente es que Nintendo permitiría al usuario jugar como quisiera. ¿Por qué un juego tendría que estar atado a la consola casera o portátil de manera estricta?"

Esto lleva a Malstrom a concluir lo siguiente: Nintendo abandonará el display 3D en portátil; NX será el sucesor unificado de 3DS y Wii U; Nintendo no tiene motivos para seguir en el negocio tradicional de consolas dado que las ventas se han estancado para plataformas de sobremesa tanto en occidente como en Japón; el futuro apunta hacia occidente como otro Japón, con minirecesiones eternas. Las portátiles serán más importantes en ese contexto; Iwata ha mencionado que la NX cambiará para siempre la estructura de los sistemas dedicados.

La contracción del mercado de las consolas es real
La contracción del mercado de las consolas es real

Conclusiones

Estamos ante el fin de una época. Una marcada sequía de juegos, la reconversión de los publishers tradicionales a los móviles y la contracción constante del mercado de consolas son algunas de sus características. Parece que la próxima consola de Nintendo está pensada para un contexto de crisis económica y también para la crisis misma de la compañía. Con este sistema híbrido, lo mismo que los intentos de Microsoft por unificar sus plataformas y las tentativas de Sony en el área de cross-play, se están dando los primeros pasos hacia una unificación de mercados en diversos frentes. No sabemos si esta apuesta tendrá éxito, pero lo cierto es que parece que la dirección prevista por el creador del DS, Iwata, hacia un futuro unificado en términos de portátiles y sobremesa, intentará hacer frente a un contexto de crisis global con una recontextualización de la experiencia de uso del videojuego moderno. Ahora sólo falta esperar.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos