Análisis: Nintendo Switch Lite

Portatibilidad inmejorable


La lista de consolas mejor vendidas en la historia nos deja muy claro una cosa: Nintendo es el rey en cuanto a portátiles se refiere. Sin embargo, el acercamiento que la gran N tomó en 2017 fue uno que cimbró la escena del gaming pues difuminó la línea entre gaming portátil y casero. El Nintendo Switch es una consola híbrida que rompió barreras, pues actualmente, gracias al lanzamiento de la tableta-consola, Nintendo nos muestra que el gaming no puede estar atado al pedazo de tecnología al que se somete.

De esta forma, el lanzamiento del nuevo Switch Lite, nos tiene aún con preguntas, pues es un modelo que traiciona la premisa que hizo exitosa a la híbrida, para enfocar sus esfuerzos en un segmento de jugadores en crecimiento que es cada día más exigente con las experiencias que espera.

Nintendo Switch Lite ― disponible en Amazon

De entrada, hablemos del componente tangible. El Switch Lite es un equipo, como su nombre lo indica, recortado en funciones y tamaño en relación con su hermano mayor. Tiene una pantalla táctil de 5.5 pulgadas que, en comparación con la del modelo original, luce relativamente más pequeña, pero la diferencia no es tan grande como crees. En cuanto a dimensiones, encontramos que el Switch Lite mide 9.14 cm de altura; 20.8 cm de longitud y tan solo 1.3 cm de grosor. El peso también es sobresaliente pues hablamos de tan solo 276 gramos.

Por otro lado, la gran diferencia de este modelo es que los comandos forman parte del cuerpo de la consola, lo que quiere decir que no cuenta con Joy-Con desplegable. En cuanto a su acomodo, encontramos que permanecen sin grandes modificaciones, aunque notamos que la posición del stick derecho cambió ligeramente —apenas unos milímetros— para permitir un mejor agarre al momento de jugar. Otro cambio que recibe esta edición es la adición de una cruz direccional que llega para reemplazar los comandos individuales del Joy-Con izquierdo. La inclusión de un pad direccional en forma es un gran agregado ahora los clásicos del pasado de Nintendo son un gran atractivo de suscripción al servicio de paga en línea.

En cuanto a conexiones, el Nintendo Switch Lite cuenta con las mismas ranuras que el modelo original, es decir, el apartado para insertar el cartucho de juego y la memoria microSD permanecen en, más o menos, el mismo lugar. Incluso se dejó intacta la ranura de 3.5 mm para audio y los orificios de ventilación. Lo que es diferente es el soporte retráctil que sostiene en posición vertical al Switch original, ya que para esta revisión fue omitida por completo. Por último, esta versión de Nintendo Switch es incapaz de conectarse de alguna forma a un televisor, de hecho, ni cabe dentro del dock del modelo original.

Nintendo Switch Lite

Después de revisar las generalidades de la consola es momento de abordar los pros y contras del aparato. En primer lugar, como ya se ha mencionado, Nintendo Switch Lite es más pequeño, ligero y portátil; por consiguiente, se posiciona como una de las ofertas portátiles más cómodas en el mercado y consideramos que es una pieza de hardware esencial para el viajero que tiene como preferencia el gaming. La construcción se siente bien en las manos gracias a que sus materiales y hechura son sólidos. No pudimos notar algún semblante de ligereza o baratija, a pesar de que sabemos este es un modelo más barato en relación con el original.

Sin embargo, al optar por enfocarse en el apartado portátil, el Switch Lite traiciona la premisa híbrida que le valió su gran éxito, lo cual es un punto a considerar si Switch Lite es tu primera consola de esta generación de Nintendo. De esta forma, el modelo Lite es incompatible con algunas de las experiencias destacadas del modelo estándar de Switch que utilizan los sensores avanzados, como el rumble HD o la cámara infraroja; como ejemplos encontramos el paquete VR y las experiencias didácticas de Labo y algunos títulos como 1-2 Switch o el recién anunciado Ring Fit Adventure.

Bajo la línea anterior, la incapacidad de conectarlo a una televisión es un gran problema para los amantes de los modos de juego cooperativo, a pesar de que el sistema operativo te permite conectar mandos adicionales para poder disfrutar aventuras con más jugadores. En estos casos, coordinar la posición de la consola en las manos del jugador 1 y el acompañante resulta en experiencias un poco engorrosas para nuestro gusto. De esta forma, queda claro que el Switch Lite está diseñado principalmente para ser el acompañante del jugador solitario en movimiento.

Por otro lado, la pantalla del Nintendo Switch luce excepcionalmente nítida y con buen balance de colores. Lo anterior es resultado de su reducción de tamaño, lo cual aumentó la densidad de pixeles para ofrecer una calidad de imagen óptima. Durante nuestra ronda de pruebas, jugamos una gran cantidad de títulos y fue difícil notar una diferencia palpable en la calidad de imagen entre el Switch Lite y el Switch original. Sin embargo, notamos que fue un poco difícil digerir los juegos con muchos diálogos en pantalla; durante estos escenarios, notamos que la reducción de tamaño pasará factura a tus ojos, pues tendrás que hacer un esfuerzo extra para leer los subtítulos y descripciones en pantalla.

Switch Lite

Conclusión

La pregunta que nos aqueja con esta edición de Nintendo Switch es: ¿a quién está dirigida este nuevo modelo? De esta forma, encontramos que es mejor y peor que el modelo original en ciertos aspectos, sin embargo, la balanza se inclina cuando se llegan a definir los usos que se le darán a este nuevo aparato. En este sentido, consideramos que el Switch Lite es una mejora considerable cuando tomamos la óptica del jugador portátil que prefiere consumir su entretenimiento lejos de casa, en especial, alejado de una pantalla convencional.

En conclusión, Nintendo Switch Lite está diseñada para el jugador que está indeciso todavía de adquirir un Switch, pero que encuentra atractiva la idea de una consola con las capacidades de correr una increíble y creciente librería que no está fundada en entregas y experiecias exclusivas. Se trata de un tipo de persona que puede llegar a disfrutar The Legend of Zelda: Breath of the Wild en su transporte diario y, que además, tiene ganas de disfrutar de excelentes entregas que no son necesariamente de Nintendo, como Guacamelee!, Hollow Knight, Darkest Dungeon, y un largo etcétera, pero alejado del televisor principal.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos