Quédate en casa: The Witness, el puzzle que me rompió la mente y me hizo ver fuera del juego

Una experiencia que mantendrá tu cerebro ocupado


En LEVEL UP sabemos que la cuarentena no es sencilla. Sin embargo, quedarse en casa resulta esencial para que podamos aplanar la curva y mitigar los efectos del COVID-19. Es por esto que decidimos iniciar una nueva serie de artículos con recomendaciones de juegos que puedes disfrutar en este tiempo. Con esto, esperamos que tengas algo diferente que jugar y así el tiempo pase volando.

Después de pensarlo por un rato me pareció que la mejor manera de dar arranque con esta serie de artículos es con The Witness. Se trata del segundo juego de Jonathan Blow, programador y diseñador estadounidense que en 2008 se alzó a la fama gracias a Braid, un plataformero puzzle que se puede considerar como uno de los juegos que permitió que los juegos indies sean tan grandes como lo son hoy en día.

Antes de profundizar, creo que es importante aclarar qué es The Witness. Es un juego en primera persona en el que exploras una isla desolada que está llena de misterios. En él te tendrás que acercar a diferentes paneles en los que resolverás problemas que consisten en llevar una línea de un punto a otro, pero cumpliendo una serie de condiciones.

Cada puzzle es un lenguaje
Cada puzzle es un lenguaje

Con Braid, Blow le mostró al mundo que su mejor talento era crear juegos con una estética única y con acertijos tan bien diseñados que podían desafiar a cualquiera. Esto ya que es un juego lleno de puzzles que rompieron esquemas y obligaron a los jugadores a repensar lo que sabían sobre los plataformeros, el tiempo e incluso las mismas reglas de Braid.

Aunque el texto está enfocado en The Witness, considero que era importante dejar claro de dónde viene. Después de todo, Blow decidió hacer un juego que, si bien estructuralmente es muy diferente a Braid, comparte la misma esencia, a tal grado que bien podría considerarse la firma del autor. Lo que quiero decir es que también se trata de un juego que te está desafiando constantemente a resolver acertijos de una manera que te hace darte cuenta que en realidad no sabías tanto del juego como creías.

Es con este concepto al núcleo de The Witness como Jonathan Blow logró crear un juego que, cuando lo jugué en su estreno en enero de 2016, me dejó perplejo en muchos momentos. En especial en aquellos donde tenía que pensar afuera de la pantalla para resolver un acertijo. Ya fuera tomando fotos con mi celular; usando una hoja de papel y un lápiz para trazar el problema o incluso utilizando Photoshop para encontrar la solución.

Lo mejor (o peor, dependiendo de cómo lo veas) es que The Witness nunca tiene miedo de engañarte y hacerte sentir que lo entiendes todo, cuando en realidad estás muy lejos de hacerlo. Los primeros problemas que resuelvas en cada zona te van a parecer bobos, pero no te confíes. Harás 2 o 3 sin muchos problemas y estarás muy contento, pero tarde o temprano llegará uno que te hará sufrir e incluso te hará dudar sobre si en verdad resolviste los anteriores o si simplemente progresaste por suerte.

"La relación que tendrás con The Witness tal vez sea masoquista".

Este contante desafío cerebral provocará un inevitable agotamiento mental. Muy al estilo del efecto Tetris, a donde sea que veas encontrarás rompecabezas. Tal vez el diseño del mantel de tu mesa tenga una solución ingeniosa o quizá la sombra que refleja tu ventana es la pista que estás buscando para salir. The Witness no te dejará descansar, pero ¿sabes algo? Apenas encuentres solución al problema te sentirás como un genio, entraras a un estado de éxtasis momentáneo para al final sentir paz y tener la mente en blanco por unos preciosos segundos.

La relación que tendrás con The Witness tal vez sea masoquista. Te puedo decir que en mi caso lo fue, pero amé cada maldito segundo y ahora lo recuerdo con un inmenso cariño. Son pocos los momentos en el gaming que me han hecho sentir tan triunfal como su desafío final, aunque me dejó secuelas y ya no puedo escuchar En la gruta del rey de la montaña sin sufrir de trastorno por estrés postraumático.

Si al final de escuchar esto tienes ganas de afrontar The Witness te cuento que está disponible en PlayStation 4, Xbox One y PC a cambio de $39.99 USD ($355.99 MXN en Steam y $499 MXN en la tienda de Xbox). También cuenta con una versión para iOS disponible, pero no he tenido la oportunidad de probarla, así que no puedo recomendarla.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos