#ViernesRetro: Contra III - The Alien Wars

Acción incesante en 16 bits


Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / YouTube / Instagram / Noticias / Discord / Foros

Hace algún tiempo hablamos de la primera entrega de Contra y de la manera en la que se convirtió en un clásico instantáneo lleno de acción arcade. Sin duda el port para NES es de los mejores trabajos que ha hecho Konami. La franquicia le representó tal éxito que incluso se lanzaron un par de secuelas para la misma consola: Super C y Contra Force, aunque este último es más bien un spin-off que poco tiene que ver con el canon, pero igual es parte de la familia.

El gran impacto de las aventuras de Bill y Lance no podía quedarse en la generación de los 8 bits, por lo que Konami se dio a la tarea de desarrollar una secuela. Debido al carácter ajeno de Contra Force, esta nueva entrega de 16 bits fue la verdadera tercera parte de la saga. Así fue como Contra III: The Alien Wars llegó a los anaqueles de nuestro continente en 1992. Vaya festín que nos esperaba.

Se trata de un título con un feeling arcade muy marcado. Desde la cinemática de inicio se nota el gran paso hacia adelante que se dio respecto a lo logrado en los títulos anteriores. Incluso me recordó un poco a la película Independence Day. Sí, sé lo que estás pensando: que la cinta salió después, pero la historia de la que hablo tiene lugar en el año 2636, así que los tiempos se ajustan. Como en todo buen run & gun, la idea es dispararle a todo lo que se mueva mientras esquivas el fuego enemigo. Cuentas con un par de metralletas como armas principales, aunque desde la primera escena puedes cambiarlas por opciones más potentes que están rotuladas con letras. Me gusta mucho la idea de tener 2 espacios para armas, sobre todo porque puedes cambiar entre ellas en el momento que quieras, además de que, si pierdes una vida, sólo pierdes el arma que en ese instante tenías equipada. Lo que yo normalmente hago es cuidar el arma más poderosa para no perderla tan fácilmente.

En esencia, existen 3 acciones básicas: correr, disparar y saltar. También cuentas con bombas que te pueden sacar de varios apuros, así como con la habilidad de hacer un movimiento especial giratorio con las 2 armas que tengas. Si quieres verte acá bien malote, puedes dejar presionados los botones L y R para que el personaje sujete sus 2 armas y voltee hacia la pantalla. Puedes disparar en 8 direcciones y sujetarte del techo o de la pared. La variedad de movimientos no sólo es impresionante, sino que abrió la posibilidad de hacer niveles más elaborados en los que no sólo se trata de disparar, sino de saber en qué momento hacerlo y hacer gala de nuestra destreza con el control.

¿Te sientes con suerte?
¿Te sientes con suerte?

Contra III: The Alien Wars tiene una dificultad considerable. Terminarlo en modo hard es una proeza que pocos pueden presumir de haber logrado, ya que requiere de excelentes reflejos y muy buena concentración. Un reto interesante también es terminarlo en modo de 2 jugadores, que a mi parecer es la mejor forma de jugarlo. A pesar de lo complicado que puede llegar a ser y del gran número de veces que eres derrotado, la acción es tan constante y la atmósfera de cada uno de los 6 niveles que conforman la misión de Bill Rizer y Lance Bean es tan especial, que te motiva a continuar intentando conquistar cada zona. Algo que me agrada mucho es la manera en la que los héroes pueden interactuar con su entorno, sobre todo utilizando la habilidad para colgarse que mencioné antes. Particularmente estoy pensando en la escena 4, en la que la pelea con el jefe se lleva a cabo mientras el protagonista salta constantemente colgándose en una serie de cohetes. Es una batalla épica.

Hablando de batallas épicas, además de la final, creo que una muy especial es la de la escena 3, ya que además recuerdo que sirvió con buen selling point del juego. Te platico: al final de este nivel encuentras un par de robots colgados, quienes al verte empiezan a atacarte. Una vez que los derrotas, un par de garras robóticas desgarran la pared del fondo y la abren para dar paso a una cabeza también robótica. Es uno de los mejores momentos de la aventura, sin duda alguna. Además, no es una batalla sencilla, de modo que, cuando logras terminarla, te sientes como pavo real. Un detalle que siempre me ha llamado la atención es que, en ciertos momentos, el robot cierra las compuertas para evitar recibir daño de ciertos explosivos que él mismo deja.

Otra cosa que me parece muy interesante sucede en el nivel 4, y tiene que ver con el uso de los vehículos, ya que inicias en una moto para después colgarte de un cohete y de ahí encaminarte hacia la pelea con el jefe. Es uno de los momentos que más me gustan de Contra III: The Alien Wars, porque requiere de toda tu concentración y habilidad para cambiarte de un cohete a otro. En el nivel más alto de dificultad, representa un reto bastante interesante y sólo apto para aquellos que tienen nervios de acero. Tan solo una pequeña distracción puede traducirse en perder una vida, así que debes calcular fríamente cada uno de tus movimientos.

Hasta hoy me entero de que se llama Big Fuzz
Hasta hoy me entero de que se llama Big Fuzz

Siguiendo la tendencia de entregas anteriores, existen 2 tipos de niveles: los de side scrolling y los de vista por arriba. Además de que los gráficos son destacables y la música, con su ritmo rápido y energético encaja perfecto con la inagotable acción del juego, el uso del modo 7 en los escenarios de vista por arriba le agrega profundidad a la experiencia e incluso motiva que se dé un poco de exploración, lo cual no es común en títulos del género. Otro punto interesante es que en este tipo de niveles es más conveniente que uses armas de disparo constante como el láser o el lanzallamas, ya que podrás hacer más daño y de forma más rápida. En las escenas de side scrolling también son muy útiles esas armas, pero el láser no dispara constantemente, lo cual resulta poco conveniente en la mayoría de los casos.

Siendo un proyecto tan ambicioso por parte de aquella Konami que tanto extraño, me decepciona un poco que sólo existan 6 niveles. Sí, hay que decirlo, están diseñados de forma magistral, pero creo que los devs nos quedaron a deber un poco, sobre todo considerando que la primera aventura de NES tiene 8 escenas. Se siente un poco extraño que tan pronto ya estemos caminando en la guarida de los aliens, preparándonos para la batalla final. En suma, lo que nos ofrecieron tiene una manufactura de alta calidad, pero me quedé con ganas de más.

Curiosidades

  • En las regiones PAL se llama Super Probotector: Alien Rebels y los personajes no son Bill y Lance, sino un par de robots.
  • Se hicieron 2 ports: uno para Game Boy (Contra: The Alien Wars) y otro para Game Boy Advance (Contra Advance: The Alien Wars EX). En este último se reemplazaron los niveles de vista por arriba con unos en side scrolling provenientes de Contra: Hard Corps.
  • Nobuya Nakazato, director del juego, decidió incluir muchos mid-bosses para hacer el contenido más denso y provocar una sensación de satisfacción en el jugador.
  • Cuando pones pausa, la pantalla se opaca y la música se sigue escuchando con volumen más bajo.

Al revisitar Contra III: The Alien Wars constaté una vez más lo bien que ha envejecido. Su estilo de cómic y la constante acción contribuyen a que no te aburras ni por un segundo. Insisto en que su corta duración es uno de sus talones de Aquiles, pero a pesar de su brevedad es una experiencia de lo más memorable en el Super Nintendo. También es de llamar la atención que apareció en los primeros años de vida de la consola, llevando al límite sus capacidades sobre todo en los niveles de vista por arriba. Creo que fue un acierto darle al jugador la libertad de girar la pantalla a voluntad, aunque si caes en un remolino en el nivel 5, puedes llegar a marearte un poco.

La jornada de los héroes
La jornada de los héroes

Enlaces que pueden interesarte

¿En dónde puedo jugarlo actualmente?

  • Super Nintendo
  • SNES Classic Edition
  • Nintendo 3DS ($172.39 MXN)
  • WiiU ($98.99 MXN)
  • Contra Anniversary Collection

Contra III: The Alien Wars es uno de los mejores saltos generacionales que se pudieron ver en aquella incipiente década de los 90. No sólo sentó un precedente que se reflejó en títulos posteriores, sino que también rindió homenaje a sus predecesores. Si lo analizas, la última escena es una versión mejorada de lo visto en Contra y Super C. Incluso debes derrotar a los últimos jefes de ambos antes de enfrentarte a la batalla final en 3 etapas. Pareciera que el juego se niega a terminarse, pero es un excelente broche de oro.

Si no conoces Contra III: The Alien Wars, hoy hay varias posibilidades para probarlo. Recuerda que espero tus comentarios y, como siempre, será un placer volver a encontrarnos en el próximo #ViernesRetro.

¡Hasta la próxima!
¡Hasta la próxima!

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos