Organizaciones se reunieron con la OMS para hablar sobre el trastorno por videojuegos

La ESA, UKIE y la ISFE piden más investigación antes de tomar decisiones definitivas

Organizaciones se reunieron con la OMS para hablar sobre el trastorno por videojuegos

La ESA, UKIE y la ISFE piden más investigación antes de tomar decisiones definitivas

Tags

Uno de los temas que llamó más la atención en el sector de los videojuegos fue su relación con el sector de la salud pública tras la determinación de la Organización Mundial de la Salud de incluir el trastorno por videojuegos en la 11.ª revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD-11). Como era de esperarse y dado que esto no es un proceso acabado, las organizaciones de la industria no han dejado de estar al tanto de la situación y hoy se reveló que agrupaciones importantes se reunieron el mes pasado con la OMS para hablar sobre el tema.

De acuerdo con un reporte de Reuters, la Entertainment Software Association, organización que representa a las compañías de videojuegos en Estados Unidos, se reunió en Ginebra, Suiza, con los máximos representantes de la OMS para dialogar sobre la inclusión del trastorno por videojuegos como dentro del apartado de trastornos ocasionados por comportamientos adictivos. Según la información, los miembros de la ESA que asistieron a la reunión pugnaron por la revisión de la situación y la ampliación de la investigación para establecer, de forma adecuada, términos y elementos que permitan definir si existe un trastorno como tal y si debe ser considerado según los términos de la OMS. Al respecto, Stanley Pierre-Louis, director general de la ESA, declaró: "esperamos que, a través del diálogo continuo, podamos ayudar a la OMS a evitar acciones apresuradas y errores que podrían tomar años para corregirse".

Al mismo tiempo, el reporte indica que, en caso de que el trastorno por videojuegos sea incluido en el catálogo de enfermedades de la OMS, los países miembros comenzarán a registrar estadísticas relacionadas a partir de 2022.

Posteriormente, un reporte de Gamesindustry.biz reveló que otras de las organizaciones que asistieron a la reunión con la OMS fueron The Association for UK Interactive Entertainment (UKIE) y la Interactive Software Federation of Europe (ISFE), quienes también apoyaron la idea de investigar más sobre el llamado trastorno por videojuegos tratando de evitar un diagnóstico equivocado que afecte en lugar de beneficiar. En ese sentido, un comunicado de UKIE indica:

"En Reino Unido, más de 30 millones de personas juegan videojuegos; con más de 2 mil millones de personas en todo el mundo disfrutando de estos de forma segura y sensata. Los principales expertos en salud mental han advertido repetidamente que la clasificación de 'trastorno por videojuegos' crea un riesgo de diagnóstico erróneo para quienes más necesitan ayuda y cualquier decisión sobre su inclusión debe basarse en pruebas sólidas e inequívocas. Esperamos que, a través del diálogo continuo, con nosotros y con la comunidad científica en general, la OMS reconsidere la evidencia que se les presenta antes de que se apruebe la versión final del ICD-11 el próximo año. También esperamos que puedan demostrar una transparencia en el proceso, ya que esta decisión tendrá implicaciones en los sistemas nacionales de salud en todo el mundo.

La industria de los videojuegos asume su responsabilidad con los jugadores, especialmente con los niños, muy seriamente. Nos comprometemos a colaborar con las partes interesadas, los investigadores, los responsables de la formulación de políticas, los padres y los tutores, para garantizar las mejores prácticas en cuanto a calificaciones, controles parentales y la amplia gama de herramientas que se pueden usar para limitar el tiempo dedicado a jugar y promover el juego saludable. También trabajamos arduamente para que los padres y cuidadores sepan cómo jugar videojuegos de manera segura y sensata a través de recursos como askaboutgames.com".

Finalmente, Simon Little, gerente de la ISFE, declaró: "la clasificación de 'trastorno por videojuegos' en la categoría de salud mental y adicción del ICD-11 puede llevar al abuso del diagnóstico y a una determinación errónea, ya que dicha inclusión no se basa en un alto nivel de evidencia, como sería necesario para formalizar cualquier otro trastorno".

¿Qué opinas sobre las distintas posturas sobre esta situación?

Cuéntanos en los comentarios y sigue con nosotros, en LEVEL UP.

Fuente

SIGUE LEYENDO

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos