Collins: la industria de videojuegos solo dijo palabrería ante el Parlamento

El representante piensa que las compañías no están interesadas en las problemáticas

Collins: la industria de videojuegos solo dijo palabrería ante el Parlamento

El representante piensa que las compañías no están interesadas en las problemáticas

La reciente reunión entre representantes de las compañías de videojuegos y miembros del Parlamento de Reino Unido ha dejado muchos de qué hablar, sobre todo por las, hoy célebres, exposiciones de Electronic Arts y Epic Games respecto a temas como las cajas de botín y la adicción a los videojuegos. Como era de esperarse luego del primer encuentro, algunos políticos están molestos por los resultados, entre ellos, Damian Collins, miembro del Parlamento británico por parte del Partido Conservador de Reino Unido.

Durante una entrevista con Gamesindustry.biz, Damian Collins, presidente de la comisión de investigación sobre adicciones a tecnologías inmersivas, criticó la postura de las compañías de videojuegos al presentarse ante el Parlamento británico y decir, según su perspectiva, pura palabrería, además de considerar que tratan de evitar ser proactivos para encontrar una solución a problemáticas relacionadas con los videojuegos: "la industria solo está esperando a que le digan qué hacer en lugar de tener un estándar propio en lo que respecta a las cajas de botín y el tiempo de juego excesivo. No creo que la industria esté involucrada directamente con estos temas y eso es de lo que hemos estado seguros durante toda la investigación."

Por otra parte, el miembro del Parlamento expuso las dificultades que enfrentan aquellos que quieren hacer una investigación científica adecuada para hacer un análisis pertinente y señaló que con la industria de los videojuegos pasa lo mismo que con Facebook y compañías similares que han sido llevadas ante las autoridades: "en última instancia, conservan los datos, deciden, si los comparten, qué comparten, deciden quién tiene acceso a ellos y cómo tienen acceso a ellos y eso nunca permitirá un estudio forense adecuado de estos problemas. Así que, en última instancia, el gobierno recurre al gobierno para ver cosas como el Libro Blanco de los daños en línea para ver el papel de los reguladores con poderes legales para ejecutar este tipo de investigaciones, en caso de que las industrias o las grandes empresas no quieran facilitarlos".

¿Qué opinas sobre este primer acercamiento entre la industria de videojuegos y el Parlamento británico?

Cuéntanos en los comentarios y sigue aquí, en LEVEL UP.

Fuente

SIGUE LEYENDO

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos