Review

Animal Crossing: New Horizons

Nuevos horizontes para tiempos difíciles
LEVELUP 9.3 Excelente

PROS:

La mejor entrega de la franquicia

Experiencia relajante y satisfactoria

Excelente presentación visual y sonora

Mayor nivel de personalización en el hogar y la isla

Varias mejoras de calidad de vida

Nuevos objetivos te recompensan y dan objetivos más claros

Excelente trabajo de localización al español latino

CONS:

El segundo jugador tiene posibilidades limitadas

El sistema de degradación de herramientas puede ser tedioso

El ritmo lento puede alejar a quienes buscan acción u objetivos concretos

Han pasado 8 largos años desde que Animal Crossing: New Leaf llegó al mercado. Si bien el tiempo se pudo haber pasado como un abrir y cerrar de ojos para algunos, para muchos otros ha sido un largo tiempo. La exclusiva para Nintendo 3DS nos entregó horas de diversión, pero la verdad es que su comunidad ya está lista para algo nuevo. Por lo anterior, resulta normal que haya muchos emocionados por todo lo que Nintendo ha prometido con Animal Crossing: New Horizons, la entrega de la serie para Nintendo Switch.

Es importante tener en cuenta que en los 8 años que han pasado desde el lanzamiento de New Leaf varias cosas han cambiado. El mundo es muy diferente y las necesidades de los videojuegadores han evolucionado pero, ¿eso quiere decir que todo está obligado a sufrir radicales modificaciones? ¿Acaso no es bueno que algunas cosas simplemente crezcan?

Animal Crossing: New Horizons es una prueba de que el cambio radical no siempre es necesario. Es evidencia clara de que las cosas solo necesitan una pequeña sacudida para sentirse tan frescas como siempre. De hecho, deja ver que en ocasiones sólo es necesario hacer algunos ajustes para ser el mejor exponente de tu franquicia.

Construyendo una comunidad

Animal Crossing es una franquicia que, si bien comparte similitudes con otros géneros, tiene características que la convierten en algo único. Eso no cambia con New Horizons, por lo que seguimos hablando de un juego que se trata de iniciar una nueva vida en un lugar desconocido para ti. Ahí tendrás que ayudar a desarrollarlo al completar diferentes tareas como pescar, atrapar bichos, conseguir bayas (la divisa de Animal Crossing) y hacer aportes al museo local. También puedes convivir con todos los aldeanos del lugar e incluso invertir dinero en mejorar tu vivienda o hacer lo posible para que refleje tu personalidad.

Todo lo anterior se traduce en un bucle de gameplay muy lento por diseño. Casi todas las actividades que completes en Animal Crossing: New Horizons toman poco tiempo, pero el ritmo en la que las haces es lento. Por ejemplo, para pescar tienes que acercarte a un rio o mar, sacar tu caña, ver la animación en la que tiras la carnada y esperar a que algo pique. Una vez que un pez caiga en tu trampa, simplemente debes presionar A para pescarlo. El ritmo del juego se refleja también en las conversaciones con otros personajes y en las tareas de decoración.

Es claro que una experiencia de este tipo puede sonar mundana y aburrida para muchos. Es algo que entiendo perfectamente, en especial cuando los juegos más populares están llenos de acción. Sin embargo, para los que disfrutan títulos pausados y relajados, Animal Crossing: New Horizons resulta un verdadero deleite.

Como ya mencioné, Animal Crossing: New Horizons está hecho para ser un juego lento por diseño. Es decir, fue creado de esta manera para que tengas que preocuparte por pocas cosas, pero que al mismo tiempo tengas varias cosas por hacer y sientas que cada pequeña acción tiene sentido. Regresemos al ejemplo de pescar, hacerlo se siente muy bien, en especial cuando tenemos en cuenta que hay diferentes niveles de rareza. De este modo, lograr pescar uno raro después de varios intentos es increíble, aunque no sea la primera vez que lo hagas, puesto que te servirá para completar tu colección u obtener jugosas ganancias.

La pesca será una de tus actividades principales
La pesca será una de tus actividades principales

Ahora bien, todo lo que mencioné antes es un resumen del bucle general de New Horizons y entregas pasadas, pero, ¿qué hay de nuevo en la más reciente entrega? El cambio principal es que se aleja de New Leaf al quitarte todas las responsabilidades de alcalde. Aquí viajarás a una isla desierta junto a Tom Nook y tendrás la tarea de trabajar para que sea un lugar digno para vivir. Si bien tus decisiones siempre determinan el curso de acción, en realidad tu poder es el de un habitante cualquiera.

Todo esto provoca que New Horizons se sienta como una aventura, mientras que New Leaf era más bien la vida diaria. Lo que pasa es que llegas a un lugar sin nada y comienzas con una tienda de campaña. Como si fuera poco, al inicio hay lugares inaccesibles, así que tienes que ir consiguiendo materiales que te permitan explorarlo todo. El camino para lograrlo es sumamente satisfactorio, ya que no sólo te motivas por ver como progresa tu comunidad, sino ver qué más se esconde en tu isla.

"Todo esto provoca que New Horizons se sienta como una aventura, mientras que New Leaf era más bien la vida diaria."

Si jugaste New Leaf sabes muy bien que el desarrollo de tu pueblo dependía mucho de los proyectos municipales. Para los no iniciados, son objetos que podías desbloquear para adornar tu pueblo o hacerlo más funcional y para construirlos era necesario pagar una inmensa cantidad de bayas. En New Horizons encontrarás elementos similares, pero con muchas diferencias. Lo que pasa es que aún podrás desarrollar varios proyectos como tiendas, puentes o colinas. Por los primeros no tendrás que pagar efectivo, pero por el resto sí. Dicho esto, las decoraciones para el pueblo quedan fuera y es que ahora puedes poner muebles afuera. Esto añade una nueva capa de personalización a toda tu isla ya que hay una enorme variedad de muebles que puedes acomodar afuera de tu casa.

Muchos de los objetos que obtengas para adornar tu casa en Animal Crossing: New Horizons vendrán de su nuevo sistema de crafting. Se trata de una mecánica muy sencilla en la que solamente tendrás que conseguir las instrucciones para crear un objeto y después obtener los materiales para crearlo. Eso sí, a esto está conectado un sistema de personalización que te permite modificar el color de diferentes objetos para que así luzcan justo como lo necesitas. Esta personalización se hace con kits que simplemente tienes que comprar para poder usar.

El sistema de crafting de Animal Crossing: New Horizons se encuentra bien implementado. Considero que se trata de un acierto puesto que permite que las bayas estén destinadas a lo verdaderamente importante: ampliar tu casa y construir proyectos. Sí, la tienda sigue existiendo y presenta objetos exclusivos; sin embargo, dejó de ser tan necesaria. Por otro lado, también añade una actividad extra a las muchas cosas que puedes hacer en Animal Crossing: New Horizons. Mi única queja es que junto a este sistema se estrenó la degradación de herramientas, por lo que ahora te puedes quedar sin tu querida pala o caña de pescar en cualquier momento. Fácil puedes crear una nueva, pero que una herramienta se rompa puede arruinarte los planes.

Las posibilidades de personalización en Animal Crossing: New Horizons se sienten infinitas gracias a que regresó la creación de diseños. En él puedes usar técnicas pixel-art para crear casi cualquier cosa que se te ocurra. Si eres como yo y el arte no se te da, puedes importar cosas hechas por otros por medio de códigos QR. Gracias a esto, las islas, casas y prendas cuentan con diseños que van desde lo increíble hasta lo absurdo.

Personalizar el hogar ahora es más sencillo
Personalizar el hogar ahora es más sencillo

Animal Crossing ha destacado por ser una serie con pocos objetivos preestablecidos, otorgando mayor libertad de decisión. Dicho esto, para encaminar un poco más al jugador se implementaron nuevas misiones que te recompensan con Millas Nook, una divisa especial que puedes utilizar para pagar objetos especiales. Hay 2 tipos de objetivos: los principales y los menores. Los principales son tareas preestablecidas y que recompensan tus hitos en Animal Crossing: New Horizons, como visitar a tus amigos por primera vez o plantar fruta. Las segundas son más sencillas y son retos como cortar cierta cantidad de árboles, pescar a una especie especifica de pez o gastar dinero. Con esto, algunos jugadores tienen una dirección más clara de lo que deben hacer y considero que así la experiencia será más fácil de asimilar.

También hay que señalar que Nintendo se esforzó por aprovechar para hacer varios cambios de calidad de vida. El más notorio es la rueda de herramientas, la cual te permite seleccionar lo que quieres usar sin tener que ir una por una como en New Leaf. Lástima que tengas que desbloquearla y no puedas usarla de inmediato. También tenemos que ahora las casas cuentan con un enorme depósito y un modo decoración, con el cual es mucho más sencillo y rápido acomodar tus muebles dentro de tu casa.

Algo importante de Animal Crossing: New Horizons es que se trata de una experiencia social. No sólo por la manera en la que convives con los NPCs, sino que tienes la oportunidad de jugar en cooperativo local con los habitantes de una isla o visitar las naciones de tus amigos por medio de Internet o conexión local. Se trata de una experiencia que te permite conectar con amigos que tengas lejos y que motiva el trabajo en equipo. Eso sí, ten en cuenta que no existen minijuegos ni nada por el estilo, así que la diversión la tendrá que poner su imaginación.

La rueda de herramientas era necesaria
La rueda de herramientas era necesaria

Hay una última queja que tengo antes de pasar a la siguiente parte de la reseña: el segundo jugador de cada perfil carece de los mismos derechos que el primero. En un juego con la estructura como New Leaf tenía sentido, después de todo, sólo uno podía ser el alcalde y él era el responsable de las decisiones. No obstante, en New Horizons una justificación así es inexistente, por lo que carece de sentido que sólo el primer jugador pueda tomar decisiones de urbanismo o progresión. Entiendo que para algunas personas ―por ejemplo, padres que compartan isla con sus hijos― puede ser perfecto, pero no estaría de más una opción que permitiera que todos (o algunos) habitantes de la isla tuvieran control completo.

Una comunidad no es nada sin su gente

Uno de los elementos que hacen realmente especial a Animal Crossing: New Horizons es lo bien que captura el sentimiento de comunidad. Aunque ninguno de tus vecinos moverá el dedo para ayudar al progreso de la isla ―a lo mucho te darán un regalo por aquí y por allá― hay momentos en los que se siente como que todos se juntan para celebrar y sentir el progreso. Ya sea que construiste un nuevo puente o que simplemente están pasando la primera noche en comunidad, se dan situaciones en las que te sientes hombro a hombro con los otros habitantes de la isla y sientes un vínculo de hermandad.

Sobre esto último hay que recalcar que en parte es posible gracias a un buen diseño de personajes. Existen un montón de aldeanos que pueden llegar a ocupar un lugar de los 10 disponibles en tu isla. La mayoría de los que encontré cerca de mi hogar o en las comunidades de amigos me parecieron llenos de personalidad y con un diseño vibrante. Claro que hubo algunos que me parecieron desagradables ―¡me urge que te vayas de mi isla, Corselia!―, pero se debe destacar que parece que casi todos tienen una personalidad bien definida. Lo malo es que encontré un estilo de personaje que se repetía en 2 ocasiones. Ojalá sea el único caso.

Sería un pecado dejar de hablar sobre los aldeanos sin mencionar el sobresaliente trabajo de localización al español de Latinoamérica. Considero que es elemento que pocas veces se suele tener en cuenta; sin embargo, un mal trabajo en este apartado pudo haber arruinado todo el encanto y personalidad de Animal Crossing: New Horizons. Por suerte, lo anterior no sucedió y estamos hablando de un juego muy bien escrito y que por eso tiene todo para ganarse un lugar en el corazón de los jugadores de esta región. En especial por un montón de chistes y juegos de palabras que, aunque pueden pecar de infantiles, me sacaron más de una sonrisa.

Crea una comunidad con animales o con amigos
Crea una comunidad con animales o con amigos

Te sentirás en unas vacaciones

La mayoría del tiempo que pases en Animal Crossing: New Horizons lo harás cumpliendo diferentes tareas. Ya sea que estés consiguiendo bayas para mejorar tu comunidad; decorando todas las habitaciones de tu hogar; limpiando la isla de hierbas indeseables o haciendo felices a los demás, todo lo que hagas son misiones que, en la vida real, se traducen como trabajo. Curiosamente, estas actividades nunca se sienten como obligaciones. Más bien, tienen toda el alma de unas vacaciones.

Suena extraño y hasta contra intuitivo, pero es verdad. Si bien es magia de todo el diseño de juego que mencioné antes, creo que uno de los principales elementos que lo logran es su presentación. Todo en Animal Crossing: New Horizons es muy bonito, pero tampoco al grado de ser empalagoso. Simplemente luce bien y limpio, lo que te ayuda a tranquilizarte cuando te acuestas, lo prendes y juegas un poco en tus ratos libres.

Por si fuera poco, también destaca una calidad de animación que es un salto impresionante a lo visto en New Leaf. Es decir, Tom Nook y compañía no solamente se ven mejor gracias a los modelos renovados y en alta definición, sino que también cuentan con animaciones nuevas que les dan mucha vida. Esta atención al detalle también se traslada a tu isla y cada vez que escuches un vendaval podrás ver las hojas de los arboles moverse de manera correcta.

Las cosas que ya dije son sobresalientes, en verdad, pero no son la joya de la corona de la presentación de Animal Crossing: New Horizons. De hecho, el trabajo verdaderamente destacado se encuentra en su diseño sonoro, teniendo en cuenta tanto los efectos de sonido como la banda sonora. Primero hablaremos de esta última: está llena de temas que están hechos para relajar y pases un buen momento, por lo que aquí tenemos otra colección de canciones perfecta para escuchar mientras trabajas. Algo que me sorprendió es que el estilo de los temas está variado y se atrevieron a implementar nuevos ritmos que siguen la línea principal, pero la refrescan.

Ahora bien, ¿qué hay de los efectos de sonido? Como mencioné antes, son fantásticos. Es increíblemente calmante salir de tu casa, escuchar como el aire se acerca a ti, mientras las olas del mar golpean en la playa. Caminar también entrega efectos de sonidos gratificantes, los cuales cambian apropiadamente de terreno a terreno para hacerte sentir como si realmente los estuvieras pisando. También se tiene que destacar que los menús están repletos de efectos de sonidos realmente satisfactorios. No sé qué rayos estén provocando en mi cerebro, pero hacen que quede muy contento de presionar A un montón de veces.

Casi como estar en la playa
Casi como estar en la playa

Nuevos horizontes nos trajeron la mejor entrega de la franquicia

Reseñar y calificar un juego como Animal Crossing: New Horizons es más difícil de lo que parece. Lo digo ya que es uno de esos excelentes títulos que pueden mantener enganchados por cientos de horas a esas personas con las que hace clic. No obstante, la realidad es que para muchos puede resultar, cursi, soso y aburrido. Aunque estoy completamente en desacuerdo con quienes piensan así, entiendo de dónde viene su opinión y es que Animal Crossing es una experiencia que no está hecho necesariamente para divertirte o ponerte la adrenalina a tope. Más bien lo que quiere es que te relajes, te sientas bien por completar tareas y termines de jugar con una sonrisa de oreja a oreja, sin importar lo mucho o poco que hayas logrado.

"El juego toma lo que ya hacía maravilloso a New Leaf y lo lleva al siguiente nivel"

Dejando claro que entiendo que Animal Crossing puede generar apatía en muchos, tengo que decir que New Horizons es un juego fantástico. El juego toma lo que ya hacía maravilloso a New Leaf y lo lleva al siguiente nivel al expandir sus sistemas, añadir nuevas opciones y teniendo mejoras de calidad pequeña que, pese a que son menores, marcan una enorme diferencia. Todos los que son fans de Animal Crossing la pasarán increíble con New Horizons por un largo rato. De hecho, se me haría extraño que no lo estuvieran haciendo ya. Eso sí, si nunca te ha gustado ni le busques, New Horizons sigue con la fórmula que existe desde los días del GameCube.

Para finalizar, quiero decir que me alegra infinitamente ver que juegos como Animal Crossing: New Horizons existan. No lo digo sólo porque ofrece una experiencia con un sabor realmente único, ya que lo que me deja marcado es la enorme comunidad que New Horizons crea y la cual rompe todas las fronteras. Es maravilloso que sea un juego que permita que desconocidos trabajen juntos en una misma isla; que alguien haga diseños para que el resto del mundo pueda disfrutar; que amigos se puedan juntar para convivir en estos tiempos tan difíciles. Qué bonito es que la gente colabore, comparta y presuma ideas. Qué bueno es que exista Animal Crossing.

Larga vida a Animal Crossing
Larga vida a Animal Crossing

¿QUÉ TE PARECIÓ Animal Crossing: New Horizons

?

11 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

11 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

9

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos