Review

Resident Evil 3

Corre, Jill, corre
LEVELUP 8 Bueno

PROS:

Excelente ritmo de progresión que no es tímido para ofrecer acción

Nemesis es un oponente formidable que imprime urgencia a la experiencia

CONS:

Carente de rejugabilidad

La progresión es extremadamente lineal

Pocos espacios que explorar plenamente

Nemesis no es la amenaza que pensábamos

Multijugador olvidable

Hace 1 año, Capcom sorprendió a propios y extraños con el lanzamiento del remake de Resident Evil 2, entrega que combinó de forma excelente el pasado con el presente, resultando como uno de los mejores juegos del año. Con las miras puestas en lo alto, la compañía japonesa ahora pretende repetir la hazaña con el remake de la tercera entrega de la saga, la cual, a propósito, tiene un pasado interesante, pues durante su debut cobró la factura de la fatiga ocasionada por la iteración constante.

Compra Resident Evil 3 en Amazon y Green Man Gaming:

De esta forma es como recibimos el remake de la mítica y esperada tercera parte de la franquicia en el episodio que fortaleció la fama de sus personajes y estableció el tono de futuras entregas. Sin embargo, la expectativa es que el resultado sea del mismo calibre que el del año pasado, pero será decepcionante para quienes esperan más de lo mismo, pero bastante mejorado. Para ellos, les tenemos esta noticia: Resident Evil 3 es un monstruo totalmente diferente, con todo lo bueno y malo que esto conlleva.

A lo que me refiero es que a Resident Evil 3 le queda grande la etiqueta de remake debido a que ofrece muy pocas referencias a la entrega original. Más bien representa una reimaginación que sigue algunos puntos de referencia clave para intentar complacer a los fans de antaño. Pero, ¿esto es realmente tan malo? En lo absoluto. El remake de Resident Evil 3 es una excelente entrega que, si bien tiene un sabor diferente, podrá cautivar a las nuevas generaciones que enloquecieron cuando llegaron a la comisaría de Raccoon City por primera vez.

En esta aventura encarnamos a Jill Valentine, operativa del Servicio Especial de Tácticas y Rescate de la Policía de Raccoon City, también conocidos como S.T.A.R.S. por sus siglas en inglés. La locación es la ciudad Raccoon durante el mítico episodio que selló su destino; la señorita Valentine espera impaciente instrucciones y aguarda noticias relacionadas con el poco popular reporte del “Incidente en la Mansión” que apunta hacia una enigmática organización: la poderosa Corporación Umbrella. Bajo el sonido del caos afuera de la ventana, el teléfono suena y una voz familiar le implora que abandone la premisa cuando la tragedia toca la puerta.

En tan solo unos instantes, Resident Evil 3 pone en marcha los engranes que impulsarán la entrega durante las próximas horas. Nemesis es quien golpea la puerta ‒y de paso se lleva la pared‒; enseguida, una escandalosa persecución se pone en marcha: la joven Valentine es sacudida entre los escombros como una muñeca de trapo. Ante la adversidad, la sobreviviente de las montañas de Raccoon City se pone de pie para demostrarnos la fortaleza que la caracteriza, para escapar de la ciudad que se sume en la tragedia de una familiar amenaza biológica. La secuencia de apertura me dejó impresionado, pues establece el estado de emergencia que se vive en el contexto del título. En esta ocasión, el tiempo para pensar es limitado y contemplar la vida es mortal, pues un par de toneladas de músculos creados en un laboratorio te acecha.

"... la joven Valentine es sacudida entre los escombros como una muñeca de trapo."

Respecto a la protagonista, podemos decir que Jill Valentine es una persona llena de experiencia con una misión muy clara: hacer pagar a Umbrella por sus repulsivos actos. Definitivamente es un grito lejano a sus contrapartes, Leon y Claire, quienes se aventuran en la fatídica noche de septiembre como novatos. Jill es una sobreviviente y cada una de sus acciones y diálogos lo demuestra; difícilmente confía en extraños y tampoco permite que otros la rebajen; todo esto vuelve su caracterización convincente y coherente.

Jill es débil, pero también es ágil y veloz
Jill es débil, pero también es ágil y veloz

Por otra parte, Carlos Oliveira es la figura completamente irreconocible del remake, pues a diferencia de su antecesor, el nuevo Carlos se muestra confiado e incluso altanero en algunas ocasiones. Dejará a un lado sus diferencias con Jill para cumplir su misión y escapar juntos de la ciudad infestada por zombis. Carlos es una introducción acertada dentro del juego que, a pesar de su ridícula cabellera, es un pilar fundamental para la historia. Así, ambos personajes vivirán días llenos de terror y acción al intentar escapar con vida de la tempestuosa Raccoon City.

Ahora, si esperabas recorrer los espacios clásicos de la entrega original, de una vez te digo que quizá te decepciones porque el juego omite muchas locaciones. Precisamente a esto me refería cuando mencioné que la etiqueta de remake le queda grande a Resident Evil 3. La realidad es que el original simplemente es una guía básica para llevar a la nueva entrega hacia los lugares correctos, manteniendo de cierta manera sólo algunos de los sentimientos de la entrega original.

"Si esperabas recorrer los espacios clásicos de la entrega original, de una vez te digo que quizá te decepciones"

Lo que ganó Resident Evil 3, en cambio, fue una atmósfera implacable donde el sentimiento de urgencia permanece latente, alimentado por la amenaza que representa Nemesis. El resultado es un nuevo ritmo con un compás de juego impresionante, donde ocurren pocos momentos de letárgica exploración y cuando suceden, son puentes temáticos que desembocan a la siguiente gran y explosiva secuencia dramática. En términos simples, es una entrega que sigue una línea recta de progresión: la lineal.

Regresarás de alguna forma a viejas locaciones
Regresarás de alguna forma a viejas locaciones

Entonces, la estructura de Resident Evil 3 es extremadamente rígida. La progresión llevará a Jill a lo largo de Raccoon City para visitar las calles de la ciudad, sus alcantarillas y una que otra locación emblemática, aunque solo sea una visita muy breve o un vistazo a lo lejos. Y en muy poco tiempo lograrás ver la repetición del patrón: exploración, encuentro con Nemesis, seguido de más exploración. Sin embargo, la fórmula se modifica cuando es momento de tomar el control de Carlos, quien ofrece un par de zonas donde la sensación cambia un poco al survival horror al que estamos acostumbrados, pero alimentado con su buena dosis de acción.

Las secuencias de exploración siguen la fórmula tradicional de la serie que tanto amas, es decir, deambularás por el escenario buscando objetos críticos para la progresión, al mismo tiempo que te cuidas de no ser mordido por toda la clase de alimañas que habitan el ambiente. Los acertijos, en esta ocasión, brillan completamente por su ausencia y los escasos existentes presentan un reto equivalente a respirar. Por otro lado, las temibles persecuciones son segmentos donde Nemesis es la amenaza principal, lo cual te obliga a correr por tu vida o arriesgarlo todo para intentar vencerlo. Lo decepcionante de Nemesis es que no es la gran amenaza que se nos prometió —ni siquiera se compara con Mr. X de la entrega pasada—, ya que su aparición se limita a breves segmentos donde el guion lo indica y a que la acción de esquivar trivializa todo encuentro con él.

"Los acertijos, en esta ocasión, brillan completamente por su ausencia"

En cuanto al apartado mecánico, Resident Evil 3 aplica nuevamente todas las enseñanzas de diseño que inauguró su antecesor. El control de personaje es implacable y destila doctrinas de calidad de vida en cada uno de los movimientos que ejecutas como jugador. De forma similar a su antecesor, es un logro de diseño que se acopla con exactitud al nuevo sistema de juego que permanece, mayormente, sin modificaciones radicales. Sin embargo, difiere en que estamos al mando de una veterana de las fuerzas especiales, aspecto que debe verse reflejado. Por ello, ahora Jill tiene un truco bajo la manga, con el cual podrá esquivar a un zombi e incluso al mismo Nemesis y, aunque es un movimiento de gran ayuda para sobrevivir, no queremos decir que es infalible en todo momento.

Resident Evil 3 es una entrega que luce completamente espectacular, lo cual es testamento de las capacidades del RE Engine. Los escenarios se presentan lúgubres y misteriosos, mientras que las secuencias de acción cobran puntos de estilo gracias a las grandes explosiones que saben dibujarse en pantalla, lo que resulta en una experiencia audiovisual de primer nivel. Para esta entrega, se nota una mejora palpable en cuanto a la calidad de imagen, pues el filtro gris que ofuscaba la pantalla en la entrega anterior desapareció o, por lo menos, redujo su intensidad. La visita a Raccoon City ahora es nítida y se perciben con plenitud los colores del apocalipsis.

Por otro lado, dentro del apartado de Resident Evil 3 se ofrece una modalidad multijugador totalmente ajena a la entrega principal. Se trata de una oferta asimétrica donde un grupo de sobrevivientes supera los retos que propone la mente maligna que controla el escenario. La idea básica es que los estos personajes encuentren llaves para abrir la puerta de escape antes de que el tiempo se termine y mientras la mente maestra evita que lo lleven a cabo.

Con todo, se trata de una modalidad totalmente olvidable que ofrece personajes con habilidades inútiles, a excepción de uno que es por completo obligatoria en todos los enfrentamientos. En cuanto a la mente maestra, es una actividad con un poco más de atractivo, pues se tiene la capacidad de controlar los icónicos monstruos de la serie que, si son empleados en el momento exacto, pueden cambiar el ritmo de la partida.

Resident Evil 3 es una experiencia corta, carente de contenido y rejugabilidad. Lo único que tiene para sí misma es una sección de retos con los cuales desbloqueas artefactos y armamentos para tus siguientes aventuras, pero nada en concreto que se pueda llamar New Game Plus, una ruta alterna o un modo “Mercenarios”. Por este motivo, pensamos que la adición del componente multijugador es un compromiso para justificar el precio premium que porta la entrega. Si pones bajo control tus expectativas por el juego, te aseguro que encontrarás una entrega extremadamente bien hecha y presentada con un excelente ritmo, y que juega con la balanza para ofrecer una excitante mezcla entre misterio y acción. De lo contrario, quizá Resident Evil 3 sea una entrega que debas consultar por más tiempo con la almohada.

Intenso de principio a fin
Intenso de principio a fin

¿QUÉ TE PARECIÓ Resident Evil 3 Remake

?

20 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

20 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

5.9

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos