Review

Pro Evolution Soccer 2019

De nuevo con las jugadas correctas para conquistar la cancha

LEVELUP

8.5

Bueno

PROS:

Mejoras en el apartado gráfico que ofrecen mayor realismo

La física de los jugadores y el balón fue llevada a un nuevo nivel

Esquema de control equilibrado y responsivo a las situaciones de cancha

Atención al detalle en equipos insignia y estadios licenciados

Control de balón con el cuerpo mejorado y con movimientos naturales

Sistema de fatiga bien implementado y funcional con la estrategia

Modo MyClub presenta una propuesta interesante, divertida y gratificante

CONS:

Tiempos de carga largos al ingresar en modos de juego

Poco realismo de parte de los porteros en situaciones de contragolpe

Narraciones recicladas y nada interesantes

IA con esquemas muy rígidos a la ofensiva

La temporada de futbol comenzó en todo el mundo y hace unos días Konami lanzó al mercado Pro Evolution Soccer 2019, la nueva entrega de su franquicia deportiva en cuyo historial se incluyen algunos años como el máximo representante del género. Luego de tropiezos tras la llegada de una nueva generación de consolas, la serie sigue reconstruyendo su camino y el equipo de desarrollo no vacila en empoderarse de nueva cuenta y recibirnos con frases como “The pitch is ours” (la cancha es nuestra) y “The Beautiful Game” (el juego más hermoso), enfatizando su calidad en términos de jugabilidad, simulación y desempeño visual. ¿Será esta entrega un avance o caerá en la trampa del fuera de lugar? Vamos a averiguarlo.

Para la realización de esta reseña usamos la versión de Pro Evolution Soccer 2019 para PlayStation 4.

Presentación: partidos que lucen espectaculares y te hacen sentir en la cancha

Unos años después de que el equipo de desarrollo de PES Productions tuviera su primer acercamiento con una versión modificada del entonces prometedor Fox Engine, la serie alcanzó un gran nivel en materia visual y para PES 2019 es evidente que ya se cuenta con la suficiente experiencia para brindar un título con gran calidad en ese rubro. Desde la presentación del estadio, el traslado de los equipos por los túneles, las ceremonias protocolarias y hasta el silbatazo final, PES 2019 luce impresionante y más allá de la reproducción fiel de los estadios licenciados y sus respectivos campos de juego, notarás el gran trabajo de iluminación y atención al detalle en la cancha.

La presentación visual, sobre todo en los partidos celebrados en el día, resaltan el trabajo de los desarrolladores y desde el primer encuentro que juegues te sentirás en un partido de futbol real. Los efectos de iluminación, ya sean de luz solar o de las lámparas de los estadios, están bien logrados, lo que resalta en aquellos estadios que cuentan con licencia, misma situación de los partidos que involucran a los clubes insignia; sin embargo, el título no falla y mantiene un buen nivel visual en las canchas genéricas y sencillas.

El estadio Giuseppe Meazza en todo su esplendor
El estadio Giuseppe Meazza en todo su esplendor

Como todo simulador deportivo, PES 2019 cuenta con un gran número de futbolistas con representación real y aunque las expresiones faciales son sencillas, su complexión física ha sido llevada a la cancha de manera fiel, incluyendo algunos movimientos y reacciones de jugadores específicos como Messi y Neymar que dan un toque de realismo que imprime identidad al terreno de juego. En cuestión de audio, la reacción de los aficionados en las gradas y el sonido del estadio responden bien ante las situaciones del campo. Los gritos de júbilo o decepción acompañarán tus jugadas exitosas o frustradas. En materia de cánticos, el contenido es limitado y suele ser repetitivo, además de presentarse solo para algunos equipos.

Representación fiel de rostros y complexiones físicas
Representación fiel de rostros y complexiones físicas

En cuanto a las narraciones, tomé la decisión de escucharlas en un solo juego y después silenciarlas, pues los diálogos de Christian Martinoli y Luis García siguen siendo los reciclados de año con año y se mantiene la notoria diferencia entre el enunciado y el nombre de los jugadores o el equipo. No hay más que decir.

Konami y la comunidad de PES hacen un gran trabajo en equipo para solventar la falta de licencias

Ya que se toca el tema relacionado con la simulación y la representación de la realidad del futbol en cuanto a ligas, estadios, etc., considero que no se puede señalar negativamente una situación que ha sido propia de la serie desde sus inicios. Los esfuerzos de Konami y PES Productions siguen trayendo nuevas ligas licenciadas y para esta entrega se presumen más de 400 equipos y más de 10,000 jugadores con representación real. Sí, tal vez Pro Evolution Soccer no cuente, ni vaya a contar, con la totalidad de licencias que tiene su competencia, pero no es algo que hubiera tenido y después perdido como para considerarlo un punto en contra. La serie ha respondido de la mejor manera a las condiciones del mercado y la competencia y ha tratado de equilibrar la balanza ofreciendo simulación deportiva de alto nivel, algo que ha logrado en la mayoría de sus entregas. Puede que al inicio el fan de los juegos de futbol se sienta desmotivado por esta situación, pero, afortunadamente, la grandiosa comunidad de PES ha sabido solucionar esta situación y bastará con una breve visita a Internet para dejar atrás los nombres y las escuadras ficticios.

El legendario David Beckham: toque preciso, tiro libre mortal
El legendario David Beckham: toque preciso, tiro libre mortal

Jugabilidad: simulación total y un auténtico reto para los fans del futbol

Desde su origen, ubicado en el legendario Goal Storm, los juegos de futbol de Konami han destacado por su estilo de juego y, a más de 2 décadas de que se iniciara el camino, la serie ha llegado a un punto alto en materia de simulación. PES 2019 representa un paso hacia el siguiente nivel en cuestión de física y movimientos; para esta entrega se mantuvo y pulió el sistema de control del balón con cualquier parte del cuerpo y ahora los jugadores tratarán de controlar el esférico con animaciones más naturales según la posición que tengan antes de hacer contacto con él. Esto significa que todo pase puede ser recibido con los pies, las rodillas, los muslos, el pecho o la cabeza, aunque eso no implica que su conclusión sea exitosa y si el jugador se encuentra en una mala posición lo más seguro es que no logre controlar el balón y eso sea aprovechado por la defensa.

Personalmente, recomiendo que desde el inicio se seleccionen los niveles de dificultad Estrella y Legendario, pues ahí se encuentra la mejor versión del simulador de futbol. Los cambios en la jugabilidad presentados en la entrega pasada fueron llevados al siguiente nivel y aquellas épocas en las que el jugador controlaba el balón sin problema quedaron atrás. Prácticamente cada pase y jugada elaborada requiere la mayor atención y ejecución adecuada en el control, de lo contrario el avance sucumbirá ante la ferocidad de los medios de contención y los defensas centrales, cuya respuesta a las situaciones de juego ha sido mejorada, presentando un reto que motiva a dominar los elementos básicos y avanzados del título.

Al respecto, uno de los puntos negativos que encontré fue la insistencia de la inteligencia artificial por realizar jugadas elaboradas en la mayoría de las ocasiones, es decir, llegar hasta el fondo de la cancha luego de una serie de pases cortos y centrar. No estaría mal que en próximas entregas el equipo de desarrollo incluyera más tiros desde fuera de la cancha y juego con pases largos por parte del CPU. Asimismo, los porteros optan por mantenerse en el área chica y uno esperaría que en una jugada de contragolpe o ante la inminente llegada de un delantero al área grande salieran de los 3 palos, sin embargo eso no sucede y la experiencia de simulación se queda corta.

Uno de los elementos más importantes de un simulador deportivo es el reflejo de lo que sucede en las competencias reales y en PES 2019 encontraremos una representación fiel del nivel de los jugadores, sin que eso signifique una ventaja demoledora en contra del rival. Tanto el nivel de los equipos como el de los jugadores es acorde a lo que ha sucedido en el campo el año pasado y la diferencia es clara, tanto en el desempeño individual como en el general. Obviamente, un equipo como el Barcelona o el Paris Saint-Germain cuentan con un alto nivel en ambos sectores y jugadores como Lionel Messi, Neymar o Mbappé destacan por su velocidad, control del balón y porcentaje efectivo de tiros a la portería, sin embargo, esto no implica que todo esté definido y, aunque difíciles, los equipos poderosos no son invencibles.

PSG - Barcelona, un duelo en el Olimpo del futbol
PSG - Barcelona, un duelo en el Olimpo del futbol
La física de los jugadores y el balón es impresionante

Ahora bien, es claro que lo que los fans buscan, tomando en cuenta el papel de la serie como simulador, es una física realista de los jugadores y los movimientos del balón. En esos apartados, PES 2019 sale muy bien librado y luego de hacer algunas pruebas desde distintos ángulos de cámara, confirmé que el movimiento de los jugadores es lo más cercano a la realidad que se puede encontrar hasta el momento y la física del balón responde correctamente a las situaciones del campo. En ese sentido, el único punto negativo corresponde con ciertas jugadas divididas en las que después de la disputa y el encontronazo de 2 jugadores el balón sale disparado con un movimiento extraño.

Pon atención en la energía de tus jugadores y piensa a futuro para llegar en buen estado a partidos importantes

Una de las características que PES Productions ha resaltado para PES 2019 es un sistema de fatiga mejorado que te hará pensar estratégicamente. Siguiendo la esencia de un simulador deportivo, no es buena idea que tus jugadores se la pasen corriendo detrás del rival, pues esto disminuirá su energía y será algo que pondrá en predicamento tu estrategia mientras avance el segundo tiempo. El cansancio será notorio y aunque confíes plenamente en la capacidad de Luis Suárez o Mohamed Salah, notarás que tienen dificultad para controlar pases, su velocidad disminuye, así como su potencial de regateo y sus tiros, que con energía óptima hubieran puesto en predicamentos al portero o hubieran terminado en gol, pero bajo los efectos del cansancio terminarán en las gradas.

El mejoramiento de este sistema es algo que aumenta tu compromiso por las jugadas porque te lleva a controlar al equipo de una manera realista. Anteriormente, perder un balón cerca del área rival nos llevaba, cuasi instintivamente, a correr con nuestro delantero para tratar de recuperar el esférico, pero ahora, la presencia de fatiga y su impacto en el campo provocan que llevemos a cabo un control escalonado de los jugadores, saliendo al paso con los contenciones o extremos y, si no frenamos al rival, seguimos con los centrales y laterales, todo esto con el objetivo de gestionar la energía de todo el equipo y mantener un nivel óptimo durante el encuentro, de lo contrario las cosas terminarán mal. Al mismo tiempo, deberás poner atención en este rubro en aquellos modos de juego como Master League o Ser una Leyenda, pues la energía no volverá a 100% después de un partido, así que si tienes un juego resuelto o puedes lidiar con el siguiente rival haciendo cambios y descansando jugadores importantes, no dudes en hacerlo.

La simulación del futbol no sería nada sin un control que responda de manera adecuada y en PES 2019 encontrarás el tradicional esquema sencillo que equilibra los elementos de simulación con jugadas espectaculares, pero que requiere entrenamiento constante para poder dominarse. En el futbol, como en otro deporte, siempre se considera que las repeticiones de los elementos básicos son esenciales y en esta entrega es una obligación, pues luego de ejecutar un pase con la dirección y fuerza adecuadas debes responder inmediatamente para su recepción, pero antes de correr, hacer túneles, esquivar a todos y celebrar el gol, tienes que asegurar el dominio del balón y, entonces sí, pensar en tu siguiente movimiento. El control de PES 2019 es responsivo e intuitivo y hace justicia al diseño del juego como simulador.

De ahí que el dominio del mismo no asegure el éxito en cada jugada, pues esto es simulación y todo fan o jugador sabe que no todos los pases son exitosos, ni todos los tiros van a la portería, sin embargo, el diseño del control y su respuesta ante la física de juego no representan una experiencia frustrante. Comparando lo que sucede en el videojuego con un partido real encontraremos estadísticas similares de aciertos y errores, tanto a la defensiva como a la ofensiva. En términos generales, PES 2019 ha logrado equilibrar la experiencia y al jugarlo obtendrás un título que funciona como simulador y como videojuego, sin disminuir un solo nivel de diversión.

Modos de juego: una nueva oportunidad para MyClub

Fiel a su esencia, PES 2019 cuenta con sus modos tradicionales como los partidos amistosos, la Master League, jugar una liga o uno de los distintos campeonatos disponibles. En cuanto a la Master League, PES Productions presenta una interfaz apenas retocada respecto a entregas anteriores, así que no puedes esperar mucha vida en los menús. En el caso específico de la Master League, el mercado será más agresivo en cuanto a los fichajes y equipos importantes estarán al tanto de tus jugadores estrella, haciendo ofertas interesantes que podrían poner en un predicamento tu gestión; lo mismo para los jugadores que quieras conseguir, algunos de los cuales podrían ser de tu equipo luego de negociaciones complicadas.

En relación con los modos de juego y la interfaz, PES 2019 flaquea de manera importante en cuanto a la carga de los menús y las pantallas. En muchas ocasiones te encontrarás con periodos de carga de 20 a 30 segundos solo para pasar de un apartado a otro, algo que desmotiva bastante para atender asuntos específicos del equipo y probar opciones disponibles. Habrá momentos en los que irás directo a la acción en el campo para evitar lidiar con los tiempos de carga.

MyClub está de regreso con una propuesta sencilla pero divertida

Por otra parte, una de las grandes apuestas de Konami y PES Productions para esta entrega es la versión mejorada de MyClub, el modo en línea que busca competir con su contraparte en FIFA y que en esta ocasión presenta elementos interesantes. Como sabrás, la idea básica de MyClub es construir un equipo y subirlo de nivel, para lo cual tendrás que seleccionar un entrenador con un esquema que llame tu atención y de inicio tendrás a tu disposición un cuadro base de jugadores. El objetivo primordial es tener un buen nivel de espíritu y en todo momento podrás ver su representación numérica, así como su modificación según los cambios que hagas en tu alineación.

Siempre mantente atento al indicador de espíritu de tu equipo
Siempre mantente atento al indicador de espíritu de tu equipo

MyClub presenta distintos formatos de competencia en línea contra jugadores reales y equipos controlados por el CPU. Podrás participar en torneos semanales y eventos con objetivos específicos. Sea cual sea tu desempeño en la cancha, serás recompensado con nivel de experiencia para tus jugadores, puntos GP y acceso a representantes y cazatalentos. En ese sentido, debes saber que la manera en que podrás fichar jugadores será a través de un representante que tiene acceso a distintas planillas de jugadores o mediante un cazatalentos que se encarga de obtener futbolistas con características específicas.

En cualquier caso, debes desembolsar los puntos GP que hayas ganado y esperar a que el azar te favorezca con un jugador importante. Todos los futbolistas disponibles en MyClub están divididos por categorías, la mayoría se encuentra en un nivel promedio Plata, después encontrarás a jugadores de muy buen nivel asignados en la categoría Oro y los más escasos, como podrías esperar, se encuentran en la categoría Negro, donde están cracks como Antoine Griezmann, Lionel Messi, Neymar, Luis Suárez, etcétera. Obviamente, este modo también cuenta con la posibilidad de hacer el camino más sencillo a cambio de dinero real, con el que podrás comprar Oro y gastarlo en fichajes importantes.

Esperamos que la suerte esté de nuestro lado para obtener un crack
Esperamos que la suerte esté de nuestro lado para obtener un crack

Una de las características implementadas este año para MyClub es la modificación de nivel de algunos jugadores según el rendimiento que tengan en la vida real, sobre todo aquellos que pertenecen a las ligas licenciadas y a los clubes insignia de esta entrega. Asimismo, ahora es posible encontrar jugadores duplicados e intercambiarlos por uno de mayor nivel, todo con el objetivo de brindar más opciones de personalización para el usuario.

En general, MyClub es una propuesta interesante que te mantendrá entretenido mucho tiempo. Aún está lejos de lo que brinda su competencia, pero pienso que va por el camino adecuado.

Conclusión

Después de algunos tropiezos en esta generación, PES 2019 representa el momento en que la serie ha retomado el camino y se enfila de manera correcta para competir de forma directa. En PES 2019 ningún partido es igual, así que cada uno te brindará experiencias llenas de emoción, dificultad y satisfacción. Pese a la presencia de algunos detalles puntuales, la nueva entrega de la serie sale muy bien librada respecto a ediciones anteriores y, en definitiva, es una opción que debes considerar, pues el reto y la diversión están garantizados para toda la temporada. Sí, Pro Evolution Soccer ha vuelto y esa es una gran noticia para todos los que somos fans de los juegos de futbol.

¿QUÉ TE PARECIÓ Pro Evolution Soccer 2019

?

8 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

8 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

8

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos