Mechstermination Force, el arte de diseñar batallas contra jefes

El creador de Gunman Clive regresa con la que podría ser una de las joyas indie de 2019


Si cierras los ojos y echas para atrás las manecillas de tu reloj mental para pensar en juegos como Contra III o Metal Gear Solid, seguramente unas de las primeras cosas que recordarás son sus épicas y creativas batallas contra jefes. Tampoco es como que tengas que viajar tan atrás, ya que lanzamientos recientes como Sekiro: Shadows Die Twice o Devil May Cry 5 también nos enfrentan a enemigos inolvidables.

Con este ejercicio queda claro que los enfrentamientos contra jefes son una de las partes más divertidas de los videojuegos o, por lo menos, una de las más memorables. Por esto, cuando Bertil Hörberg, creador de Gunman Clive, anunció Mechstermination Force ―juego que sólo consiste en este tipo de batallas―, muchos voltearon a ver qué es lo que podía ofrecer, aunque con algunas dudas. Después de todo, sus títulos destacaron por un excelente diseño de niveles, pero sus luchas contra jefes eran a lo mucho regulares.

A simple vista, Mechstermination Force parece ser un juego muy sencillo e incluso puede dar la sensación de ser un indie del montón. Sus animaciones son muy similares a las de Gunman Clive; tiene mecánicas derivadas de juegos clásicos ―en especial de Contra― y su apartado visual rosa es genérico. Afortunadamente, en realidad las cosas son diferentes y estamos hablando de un juego que estoy seguro de que será recordado como una de las joyas indie de 2019.

¿Qué diablos es Mechstermination Force?

¿De qué va Mechstermination Force? Como dije, es un juego de disparos de desplazamiento lateral en el que no tienes que completar niveles llenos de enemigos y obstáculos. En su lugar, entrarás a escenarios en los que tu única responsabilidad será derrotar a fuertes y colosales enemigos que no te tendrán piedad ni por un segundo. Olvide decirlo: la razón por la que tienes que hacer esto es porque estos robots son una amenaza extraterrestre que está destruyendo la Tierra y tú eres la última esperanza de la humanidad. Con esta enorme responsabilidad sobre tus hombros deberás elegir a un personaje y después luchar contra robots para los cuales simplemente eres un insecto inmundo; una amenaza mínima; nada que pueda hacer frente a su enorme poder. Estará en ti tomar tu arma favorita y salir a demostrar que los humanos están lejos de ser una especie que se rinda fácilmente.

Cada jefe ofrece un reto diferente
Cada jefe ofrece un reto diferente

El primer par de duelos que vivirás en Mechstermination Force son un tanto sencillos. No voy a mentir, cuando los jugué me sentí decepcionado y creí que se quedaría lejos de ser la experiencia que esperaba. Sin embargo, son así por una buena razón: sirven para enseñarte la manera en la que tendrás que enfrentar a los jefes. Verás, en Mechstermination Force no bastará con que le dispares a los jefes para que una barra de salud se acabe. Lo que tendrás que hacer es encontrar sus puntos débiles y ver si son amarillos o rojos. Si resulta ser lo primero, debes saber que estás de suerte, puesto que bastará con que le dispares unas cuantas veces para que estalle y tu enemigo sea debilitado. En caso de que sea rojo, la cosa se vuelve un poco más complicada, puesto que tu única opción será acercarte y golpearlo.

Una vez que terminé este bien disfrazado tutorial, Mechstermination Force me hizo clic. Las batallas cada vez eran más complicadas, pero eso también las hacía adictivas. Cada jefe cuenta con distintas fases, las cuales presentan diferentes patrones de ataque a los cuales te tienes que adaptar si quieres tener la oportunidad de sobrevivir. Al final, esto provocó que siempre estuviera motivado a querer seguir luchando e incluso después de vencer a un complicado jefe quería seguir jugando para ver qué diantres ofrecería el siguiente, sin importar que ya eran avanzadas horas de la madrugada. Como si eso fuera poco, su dificultad está tan bien balanceada que se encuentra en ese punto justo en el que los enemigos te patearán el trasero si andas sin cuidado, pero que te anima a seguir luchando porque siempre sentirás que el siguiente intento será en el que al fin puedas poner fin a la existencia de tu rival.

Este punto de Mechstermination Force me pareció llamativo y considero que tiene algo que aportar al reciente debate sobre la dificultad en los juegos. Es decir, lo veo como un ejemplo de que un nivel de dificultad bien diseñado y balanceado no tiene por qué ser inaccesible. Es un juego que nunca tiene miedo de destrozarte una y mil veces; sin embargo, te lleva por un camino en el que te enseña a superar las dificultades y te motiva a seguir luchando. Ahora bien, no tendría ningún problema si en algún momento se actualiza con nuevas opciones de dificultad, pero dudo mucho que deje tan buen sabor de boca en quienes se ahorren el reto.

El indie ofrece un reto justo
El indie ofrece un reto justo

Honestamente, quiero evitar hablar de más sobre cada uno de los jefes de Mechstermination Force ya que hacerlo me parecería una total falta de respeto al juego, a Hörberg y a todos los que aún no lo juegan, pero planean hacerlo. Considero que una de las razones por las cuales es una experiencia tan atrapante es porque sabe cómo sorprendente y así lograr que la acción siempre se sienta nueva. Ahora bien, con esto tampoco quiero decir que Mechstermination Force sea un juego que disfrutas una vez y no lo vuelves a tocar, ya que también tiene un alto grado de rejugabilidad. Después de que acabas con un jefe por primera vez, tienes la oportunidad de visitar un gabinete arcade y ahí volverlo a enfrentar. En mi caso, no perdí la oportunidad de hacerlo e ir mejorando mi tiempo mientras pulía mis habilidades, todo porque me encapriche con tener la máxima calificación en cada duelo (todavía no lo logro).

La realidad es que en ningún momento Mechstermination Force es un juego novedoso y quizás esa sea su principal fortaleza. Sus mecánicas de juego están sacadas directamente de Contra e incluso presenta armas que no son nada más que simples calcas del clásico de Konami. Por otra parte, su estructura de corte boss rush y el tamaño de los enemigos inmediatamente te hacen pensar en Shadow of the Colossus. El juego no teme revelar sus influencias e incluso llega a bromear con guiños a series como Mega Man.

Peleas que son un verdadero deleite

Los jefes están diseñados como niveles
Los jefes están diseñados como niveles

Al final, con lo que me quedó de Mechstermination Force es que me recordó lo buenas que pueden ser las batallas contra jefes si están bien diseñadas. No quiero decir que sea un aspecto olvidado de juegos recientes. Es más, han pasado 4 años y aún me emociono cuando pienso en todas las veces que luche contra Ebrietas en Bloodborne. Lo que pasa es que es una prueba del mundo que diferencia que hay entre un jefe que es diseñado como un enemigo y otro que es creado como un nivel.

Me explico: muchos juegos presentan jefes que son muy poderosos, pero que los eliminas de la misma manera en la que vencerías a un enemigo regular. Por ejemplo, el enfrentamiento final del desastroso Far Cry New Dawn es una batalla contra un ser mágico, lo cual se puede prestar para situaciones interesantes en una batalla con dificultad progresiva y en la cual tengas que aprender de cada fase del rival hasta llegar al clímax. En su lugar tenemos a un enemigo que es poderoso por sus fuertes ataques y por su ser una esponja de balas. De este modo, para eliminarlo basta con correr lejos de sus ataques y dispararle hasta que muera. Por otro lado, la mayoría de los enemigos de Mechstermination Force están diseñados para que aprendas de sus ataques y cada uno de sus movimientos. Con el paso del tiempo, la batalla se complica con la introducción de nuevos elementos. Es decir, están estructuradas como un nivel.

Acción divertida, emocionante y adictiva
Acción divertida, emocionante y adictiva

Es claro que es difícil que las batallas contra jefes de todos los juegos vayan a seguir una línea similar. Para muchos creativos, el jefe es simplemente un enemigo y sus esfuerzos de diseño están enfocados en otras cosas, como finos sistemas de combate o enormes niveles. Siendo realistas, Mechstermination Force se da el lujo de tener tan buenos jefes porque son su objetivo principal, y creo es que es un excelente ejemplo de lo que se puede hacer con este tipo de enfrentamientos.

Mechstermination Force debutó este mes como una exclusiva para Nintendo Switch. Puedes descargarlo desde la eShop a cambio de $11.99 USD.

Un indie imprescindible para los fans de los juegos de acción
Un indie imprescindible para los fans de los juegos de acción

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos