Quédate en casa: Left 4 Dead 2, el máximo exponente del juego cooperativo

Los años pasan y el juego de Valve brilla con intensidad


Como un esfuerzo por ofrecerte entretenimiento y sabiduría durante este periodo de cuarentena, el Staff Editorial de LEVEL UP compila una creciente lista de grandes títulos que merecen salir del oscuro cajón de tu librería para que los juegues una vez más. Recientemente, Fernando Salinas nos hizo recordar uno de los máximos exponentes del género mecha con Zone of The Ender: The 2nd Runner; y Víctor Rosas abordó el excéntrico descenso a los confines del infierno con Spec Ops: The Line. Y claro que puedes revisar a detalle otros excelentes juegos si haces clic aquí.

En esta ocasión quiero platicarte sobre Left 4 Dead 2, título de 2009 que, espero, no requiera mucha presentación porque, en mi opinión, a más de 10 años de su lanzamiento aún es la cúspide del género cooperativo en primera persona: en todo este periodo, una incontable cantidad de entregas se han querido sumar a la fórmula que estableció Left 4 Dead en 2008.

Por si no lo recuerdas, Left 4 Dead es un juego en primera persona donde tu misión es llegar al área segura que se encuentra en el otro extremo del escenario… pero es más fácil decirlo que hacerlo, ya que en tu camino te enfrentarás a hordas de zombis (una tras otra) y a una variedad de infectados especiales que te atacarán despiadadamente. Para tu fortuna no irás solo, pues te acompañarán otros personajes que harán más amena tu aventura y te apoyarán en la desgracia.

Los resultados en las entregas que han emulado la fórmula de Left 4 Dead han sido más que abismales; es más, ni siquiera se esfuerzan en disimular su inspiración porque prácticamente son una copia exacta de las mecánicas del juego de Valve, pero con una capa de pintura diferente. Sin embargo, no quiero decir que sean malos juegos; al contrario: existen algunos muy buenos como World War Z de Saber Interactive, Earthfall de Holospark y quizá el más destacado sea Warhammer: Vermintide de Fatshark.

Pese a esto, cada vez que abordo dichas entregas y otras similares, la sensación que me agobia es la de querer regresar a Left 4 Dead 2 a repasar las mismas 10 campañas una y otra vez y, para rematar, volver a completarlas al revés. Lo anterior, puedo asumir, se debe a la inmaculada filosofía de diseño que Valve empleó para dar vida a todo departamento del juego: desde la forma en cómo los niveles están labrados de tal manera que pequeños detalles audiovisuales delatan el camino a seguir, hasta sus personajes, cuyas personalidades contrastantes formaron una cuarteta inolvidable (que se sumaron a la del primer juego), pasando por el diseño del armamento, dividido estratégicamente en 3 escalones de poder y sus enemigos, cuyas habilidades especiales aprendí a temer y vencer. No me queda más remedio que pensar en Left 4 Dead 2 como una verdadera joya, la cual se perfila a compartir el escenario con otros clásicos inmortales de la talla de Super Mario Bros. 3, Teris, The Legend of Zelda: A Link to the Past y un largo etcétera.

Ya sé que exagero, pero no es ningún accidente que Left 4 Dead 2 sea considerado por muchos como la cúspide del juego cooperativo de acción. Se trata de una entrega que, a pesar de los años, continúa mostrando señales de vida gracias a los miles de jugadores que se niegan a abandonarlo. Hoy día, el juego de Valve cuenta con 15,000 jugadores concurrentes diarios en Steam, por lo cual no debería ser ningún impedimento ejecutar el juego y disfrutar nuevamente de la acción cooperativa en línea. Por donde lo quieras ver, Left 4 Dead 2 siempre es una situación donde ganas a toda costa. No hay otra forma de describir este juego que te ofrece un excelente nivel de calidad y que, además, es divertido y queda como anillo al dedo en esta época.

El terror de enfrentar a un Tank en llamas
El terror de enfrentar a un Tank en llamas

Si te gustó Left 4 Dead 2 te invito a checar las últimas recomendaciones de la iniciativa #QuédateEnCasa que el Staff Editorial preparó. Puedes encontrar una lista más extensa en el siguiente enlace.

Fernando Salinas — Zone of The Ender: The 2nd Runner, un paradigma en el género mecha
Victor Rosas — Spec Ops: The Line, un inesperado descenso al infierno
Luis Sánchez — Divinity Original Sin 2, heraldo de los juegos rotos
Mardokeo Galván — Journey, en busca de la trascendencia
Pedro Cesari — Secret of Mana, un dulce viaje en búsqueda de la identidad

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos