Valheilm: el juego de vikingos del momento

¿De qué se trata el nuevo éxito en Internet?


La mística figura del vikingo, un guerrero lleno de furia y sed de sangre, dispuesto a morir en batalla mientras empuña su arma por la promesa de que vivirá eternamente para pelear junto a sus dioses durante el fin del mundo, es poderosa y romántica. Esta imagen con tintes de fantasía ha ganado una legión creciente de seguidores a lo largo del mundo.

Eso ha provocado que actualmente veamos una creciente cantidad de representaciones en el cine y la televisión de las hazañas de estos guerreros, comerciantes y navegantes; por supuesto, los videojuegos no son la excepción.

El más reciente de dichos exponentes es Valheim, título anunciado originalmente en el PC Gaming Show de 2020 que se une a engrosar las filas del género de exploración y supervivencia, con una experiencia que se siente familiar, divertida y accesible. Hace unos días fue su debut oficial en Early Access.

Valheim es un título de exploración y supervivencia que se estrenó el pasado 2 de febrero como Early Access en Steam. Rápidamente, se convirtió en una sensación mundial que, de acuerdo con sus Iron Gate Studio (sus creadores), superó la cantidad de 1 millón de copias vendidas en tan solo una semana, amasando más de 15,000 reseñas extremadamente positivas en Steam. En el momento de redacción, Valheim es el cuarto juego con más jugadores concurrentes por debajo de Counter-Strike: Global Offensive, Dota 2 y PUBG.

El éxito es innegable, pero ¿por qué? Sin duda, se trata de una respuesta difícil de responder con exactitud, sin embargo, se pueden notar algunos detalles que explican su enorme popularidad.

Por ejemplo, se trata de una experiencia con un alcance limitado y no por esto es negativo. Al contrario, es uno de sus grandes logros a diferencia de otras entregas de supervivencia en línea. La razón es que Valheim se concentra en grupos pequeños de jugadores, hasta 10, máximo. Así que es muy sencillo que invites a un par de tus amigos para vivir grandes aventuras, sin el peligro de que otros jugadores lleguen a estropear tu experiencia o incluso la necesidad de ellos para que funcione el propósito del juego. En otras palabras, Valheim es una experiencia más PvE que PvP.

Enseguida tenemos los temas de supervivencia que, a propósito, no son tan severos como otras entregas, aunque ofrecen interacciones interesantes. Por ejemplo, tu vikingo necesita alimento para sobrevivir, pero este nunca se echa a perder. También necesitas cubrirte de los elementos; tu vikingo se moja con la lluvia y el agua y eso afecta su regeneración de Stamina, que, a su vez, te hace resistente al Fuego, aunque débil en contra del hielo y la electricidad. Como vez, tiene efectos dinámicos. Más adelante encontrarás montañas nevadas, así que requerirás ropaje con pieles afelpadas para evitar morir de congelamiento.

Además, tu vikingo necesita un lecho y un techo donde descansar. Aquí entra el elemento de construcción del juego y su interesante sistema de progresión. Verás, primero comienzas recogiendo varas y piedras del suelo para construir tus primeras herramientas y una mesa de trabajo para fabricar piezas más elaboradas. Un poco más tarde comenzarás a cazar jabalís para construir un arco con el cual podrás cazar venados por su piel y algo especial, su cabeza como trofeo.
Cuando obtienes suficientes trofeos de venados, pues encontrar un lugar especial, donde puedes ofrecer las cabezas como sacrificio para invocar un jefe que te recompensa con sus cuernos que, a su vez, utilizas para construir un pico. Entonces ya estás preparado para ir al bosque y comenzar a extraer minerales para construir armas y herramientas más poderosas. Y así, sucesivamente.

Como ves, uno de los elementos interesantes de la experiencia es la progresión de las herramientas que te permiten modificar el escenario a tu alrededor: el progreso se siente orgánico y natural. Quizá el único reclamo es que en ocasiones la experiencia se siente arcana y misterios y se debe a la falta de tutoriales que expliquen mejor los pasos a seguir. Pero una vez que comprendes la básico, la diversión está garantizada.

"Te obliga a ser ingenioso en la manera que construyes tu primer asentamiento vikingo"

Enseguida tenemos el sistema de construcción, el cual es similar a otras entregas del género, sin embargo, ofrece un par de interacciones interesantes. Por ejemplo, para establecer un punto de reaparición (en caso de morir), necesitas construir una cama, pero esta debe tener techo y estar iluminada con una fogata. Sin embargo, lo divertido es saber que tienes que construir tu hogar de cierto modo, ya que, si es muy pequeña tu casa y no tiene la ventilación adecuada, puedes morir por inhalación de humo. Por otro lado, puedes construir la fogata afuera de tu choza, sin embargo, se apagará si llueve. Esto te obliga a ser ingenioso en la manera que construyes tu primer asentamiento vikingo.

Todo esto apunta a que Valheim es una experiencia llena en detalles interesantes que pueden pasar desapercibidos, incluso para los jugadores veteranos dentro del género. Por ejemplo, cuando talas un árbol este no desaparece mágicamente; en cambio, cuando el tronco es talado, cae sometido por la gravedad, y hasta existe el riesgo de que caiga encima de tu casa y la destruya, o peor aún, que te aplaste como cucaracha. En otra ocasión quedamos sorprendidos por el nivel de detalle cuando quisimos quitar unas piedras que estorbaban en el camino. Lo que encontramos debajo fueron huesos, es decir… ¡no sabíamos que el conjunto de rocas era un antiguo entierro vikingo! De esta clase de detalles hablamos, y encontrarlos es sumamente satisfactorio.

Por otro lado, el apartado mecánico nos recordó a la saga de The Elder Scrolls. De esta manera, en Valheim tu personaje puede desarrollar muchísimas habilidades, como correr, saltar y atacar, las cuales progresan conforme se usan. Es decir, para ser más hábil con el cuchillo debes eliminar enemigos empuñando uno; si quieres tener más aguante debes correr y saltar; así sucesivamente con todas las demás. Además, la acción de sigilo es sorprendentemente similar a Skyrim, con todo y hasta el ojito de detección.

En fin, como puedes ver, Valheim es un interesante juego de supervivencia y exploración que se disfruta mejor en cooperativo. Por el momento, su alcance es limitado, pero no por eso la diversión tiene serlo. Incluso en su estado Early Access ofrece muchísimas horas de diversión y misticismo, pues sus misterios apenas se están develando.

Sin duda, se trata de una experiencia con méritos propios, y por eso no es accidental que esté ganando popularidad. Quizá es la alternativa fresca que los jugadores desencantados con Assassin’s Creed Valhalla están buscando, pues aquí no se les trata como billeteras sin fondo que consumen DLC sin medida. Valheim ya está disponible en Steam y su precio es de $185.99 MXN.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos