#ViernesRetro: Terranigma

Una obra maestra que nos dejó con ganas de más


Hoy nos corresponde terminar el ciclo con la tercera entrega de la trilogía que nunca fue llamada así, pero que sí debe considerarse como tal, sobre todo después de analizar sus 3 exponentes. Si no sabes de qué estoy hablando, te recomiendo que leas los 2 #ViernesRetro anteriores (Soul Blazer e Illusion of Gaia) y después regreses a este espectacular desenlace.

Si de algo hemos sido testigos durante todos estos años en la industria de los videojuegos, es de su evolución. No me refiero sólo a cómo se ven o a la potencia de las plataformas en las que se ejecutan, sino a lo que son capaces de provocar en nosotros al jugarlos. Seguramente tienes ya en mente alguna de tus franquicias favoritas y todos los momentos gratos que te ha regalado, sobre todo si la has seguido desde sus inicios. También es probable que esa saga en la que ahora piensas siga estando vigente y sigas emocionándote con sus nuevos lanzamientos. En el caso de la serie que hemos estado viendo en las últimas semanas, no tenemos ese panorama y hablaremos de ello más adelante.

Terranigma no sólo es la última entrega de la trilogía que hemos estado desmenuzando, sino también el trabajo final de Quintet. Desafortunadamente, para cuando fue lanzado, Enix ya había cerrado sus oficinas en América, por lo que Terranigma salió a la venta sólo en Japón en 1995 y en Europa en 1996. Esta es la razón por la que muchos jugadores de Occidente no tuvimos idea de su existencia sino hasta llegada la era de la globalización y la Internet. Independientemente de cuándo lo hayamos conocido, estamos frente a un banquetazo para todos aquellos que gustan de los buenos RPG de acción.

En Terranigma la Tierra está dividida en 2 secciones: la de la luz y la de la oscuridad, representadas por las fuerzas de un dios y un diablo, según lo que el mismo juego describe en su introducción. Desde aquí se hace presente el argumento manifestado en los títulos anteriores, en donde encontramos a un personaje sobre cuyos hombros recae la responsabilidad de restaurar el orden de distintas maneras: rescatando almas, evitando una catástrofe de grandes proporciones o restaurando el planeta. Todo esto moviéndose en al menos 2 planos sobre los que el héroe debe navegar. Esta dualidad no sólo está representada por la estructura del mundo que habita Ark, el protagonista, sino por las decisiones que éste debe tomar a lo largo de su aventura. Para empezar, opta por abrir una puerta que lo lleva a conocer a un extraño ser llamado Yomi (palabra japonesa que hace referencia a la tierra de los muertos) quien le presenta una caja. Al tocarla, todos los habitantes de Crysta se congelan, por lo que la misión principal es librarlos de este misterioso hechizo. Dicho sea de paso, me llama la atención que hayan llamado Ark al protagonista, sobre todo porque su misión es salvar al mundo. En la Biblia, el arca construida por Noé es una representación de Dios y de su protección. No sé si haya alguna relación, pero me parece muy interesante.

El combate es similar a lo visto en Soul Blazer e Illusion of Gaia, aunque la variedad de movimientos se amplió. Para empezar, ahora hay un botón de salto que abre la posibilidad de ataques aéreos. También se puede correr, lo que permite ejecutar golpes más poderosos y causar más daño. Esta adición favoreció no sólo a la mecánica de juego, sino que nos dejó ver a un personaje mucho más fluido en sus animaciones y con un lenguaje corporal muy desarrollado con respecto a los héroes previos.

Se trata de un héroe muy animado en todos sentidos
Se trata de un héroe muy animado en todos sentidos

Además de saltar y correr, Ark puede abrir puertas y cofres, subir y bajar por cuerdas y cadenas, levantar y lanzar objetos y protegerse de los proyectiles enemigos presionando el botón R. El esquema de magia no es el fuerte de Terranigma, aunque se pueden hacer hechizos e invocaciones. El único problema es que para llevarlos a cabo necesitas magirocks, las cuales se usan como moneda para comprar los anillos y medallas necesarios. Una vez que ejecutas el hechizo o la invocación, el anillo o la medalla en cuestión desaparecen, de modo que deben estar comprándose constantemente.

Quiero hacer énfasis en el menú que aparece al presionar SELECT. Se activa una animación muy bien hecha en la que Ark se mete a la pequeña caja que le mostró Yomi al inicio del juego. Es un recinto en donde se encuentra todo el inventario e instrucciones necesarias para avanzar en la aventura. En lugar de elegir opciones en un menú, Ark debe atravesar distintas puertas dependiendo de su necesidad (armas, magia, aditamentos, etcétera). Me queda claro que no es el único título que ha implementado un menú de esa manera, pero Terranigma lo hizo con maestría. Todo lo que necesitas saber de tu aventura está dentro de esa caja y la manera de consultar la información es muy peculiar y dinámica.

Se trata de una de las pantallas de menú más originales del Super Nintendo
Se trata de una de las pantallas de menú más originales del Super Nintendo

Otro detalle sobresaliente es la forma en la que los desarrolladores aprovecharon las funciones de escala y rotación de la consola, sobre todo en el mapa. Al principio se ve y se siente raro, pero después te acostumbras a la idea de que tiene la forma de un toro (no el animal, sino la figura geométrica). Luce como un pergamino que se va desplegando bajo tus pies mientras avanzas y hace gala del gran talento del equipo desarrollador comandado por Tomoyoshi Miyazaki.

El factor emocional tiene mucho peso en Terranigma, lo cual era de esperarse después de lo que experimentamos en Soul Blazer y especialmente en Illusion of Gaia. Digamos que la profundidad tanto de la historia como de los personajes y la forma en la que se relacionan fue in crescendo conforme la saga se fue desarrollando. Entre los personajes secundarios están Elle, amiga de Ark desde la infancia y la única persona que lo aguanta y entiende; el Viejo Sabio que es una especie de Impa que va guiando al héroe y Meilin, quien tiene la habilidad de leer las emociones de la gente. Como es de esperarse, es un título con mucha acción, pero también con mucho texto y muchas historias que contar. Vale la pena jugarlo con calma y descubrir lo que cada personaje tiene que decir, ya que en algunos casos será información imprescindible.

Un mapa redondo en todos sentidos
Un mapa redondo en todos sentidos

¿Dónde puedo jugarlo actualmente?

  • Super Nintendo (PAL)
  • Super Famicom

Curiosidades

  • El manual tiene una sección de preguntas y respuestas con la que puedes superar los primeros retos que se te presentan.
  • Terranigma fue el último título desarrollado por Quintet. Fueron 6 los que hizo para Super Nintendo.
  • Tomoyoshi Miyazaki no sólo dirigió el proyecto, sino que también participó escribiendo el guión y diseñando. Además, es el fundador de Quintet.
  • Dan Owsen, un traductor muy conocido por su trabajo para Nintendo, participó en la localización de Terranigma para la versión europea.
  • El nombre en japonés del juego significa “La creación del cielo y de la Tierra”.

Enlaces que pueden interesarte

Terranigma goza de los beneficios de haberse producido en el ocaso del Super Nintendo, en un punto en el que sus capacidades estaban siendo explotadas al máximo, por ejemplo, con la trilogía de Donkey Kong Country o con el legendario Chrono Trigger. Cuenta con una calidad gráfica y de audio de lo más sobresaliente, pero lo que más luce en su manufactura es la animación tan fluida y detallada que tiene. Es una verdadera lástima que Quintet haya bajado la cortina después de producir esta auténtica joya. Creo que fácilmente hubieran podido competir o unirse a las grandes franquicias del género como Final Fantasy o Dragon Quest. Si tienes oportunidad de jugar sus títulos, no lo dudes.

Recuerda que espero tus comentarios y espero verte por acá otra vez en el próximo #ViernesRetro.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos