#ViernesRetro: Nightshade

Mucho más que un montón de clics


Supongo que ya lo habrás descifrado, pero me encantan los juegos que se salen de la norma. Me refiero a propuestas que se atreven a incluir mecánicas creativas y distintas a lo común y popular, a trabajos en los que se agradece el esfuerzo por ir más allá de las fórmulas probadas y, en el mejor de los casos, sobrevivir al escrutinio de la comunidad gamer y ganarse un lugar privilegiado en la historia del entretenimiento electrónico. Me imagino que al leer esto tendrás algunos ejemplos en mente, pero casi podría asegurar que no estás pensando en el título del que hoy hablaremos.

Nightshade es un desarrollo de Beam Software (extinto estudio australiano) publicado por Ultra Games, subsidiaria de Konami ya también desaparecida. Nos ubica en una ciudad llamada Metro City (sí, como la de Final Fight), cuyo héroe (Vortex) fue rebasado por el crimen y acabó muerto. Con esto se generó un terreno fértil para los malandrines encabezados por Sutekh, quien se dio a la tarea de reunir a pura fichita del hampa para dominar por completo la ciudad. Ante este panorama, un héroe bastante peculiar llamado Mark levanta la mano y promete librar a Metro City del impacto de los maleantes. Su nombre “artístico” es Nightshade y usa una gabardina al estilo de Dick Tracy.

A primera vista se percibe como un point & click tradicional, pero tiene mucho más acción que los títulos en los que la única forma de interactuar es por medio de un cursor. Para empezar, con el D-Pad mueves a Nightshade hacia el punto de interés para después elegir de un menú la acción que deseas realizar, así como el objeto o persona sobre la cual la quieres aplicar. Es una combinación extraña, ya que por momentos deseas tener un simple botón de acción para activar todo lo necesario en lugar de tener que mover un cuadro para elegir un elemento del menú. Sin embargo, todo esto no demerita tanto la experiencia, sobre todo por algunos aspectos que analizaremos a continuación.

En algunos puntos te encuentras con ciertos personajes con los que tienes que agarrarte a moquetes. Me gusta el giro que da la acción en estas situaciones, empezando por la aparición del logotipo de Nightshade que funciona como cortinilla de la pelea. Estos combates no son tan complicados, aunque sí debes ser paciente para elegir el mejor momento para esquivar y atacar. Me parece que fue un acierto hacer las peleas de este modo, aunque otra opción hubiera sido una batalla por comandos o utilizando elementos del escenario para atacar al oponente. De cualquier manera, haber incluido esta dinámica hizo que se rompiera un poco la monotonía de sólo caminar y hacer clics, así que se agradece.

Creo que a Paquita la del barrio le gustaría esta escena
Creo que a Paquita la del barrio le gustaría esta escena

Una de las cosas que más me llama la atención son los cuadros de diálogo que aparecen a lo largo del juego. También rompen con la mecánica de estar caminando de un lado a otro y le agregan capas de profundidad al personaje, así como a la forma en la que interactúa con los habitantes de Metro City y con nosotros como jugadores. Hay varios momentos en los que se rompe la cuarta pared, pero creo que el más sobresaliente es una referencia acerca de un Dios egipcio, la cual Nightshade nos motiva a buscar en la vida real, asegurando que no está bromeando. Lo triste es que, si te das el tiempo de buscarla, te darás cuenta de que la información proporcionada por el héroe en gabardina es errónea. A pesar de todo esto, me parece un detalle interesante porque pretende involucrar al jugador más allá de sólo presionar los botones.

Extrañamente, la popularidad es un factor importante en Nightshade. Al iniciar el juego la tienes en cero pero, conforme vas avanzando y realizando algunas tareas, va aumentando y te ayuda a abrir nuevos caminos para cumplir con la misión de terminar con Sutekh. Por otro lado, existen ciertas situaciones en las que tu popularidad puede bajar. Por ejemplo, al visitar una tienda de ropa te encuentras con un par de probadores. Si abres la cortina equivocada, te encontrarás con una mujer que se sentirá indignada por tu intromisión, lo cual se traducirá en que seas un poco menos popular. Debes poner atención a este medidor constantemente, ya que es necesario para terminar la aventura.

Otro detalle curioso que tiene que ver con la popularidad se presenta cuando te quedas sin energía. Las primeras 4 veces que sucede, te enfrentas a sendas trampas mortales que puedes superar para continuar jugando. La quinta vez ya es imposible escapar de la trampa y el game over es inminente. Es una forma muy creativa de representar los continues y creo que hasta en eso Nightshade se atrevió a hacer algo diferente. Me pregunto qué hubiera pasado si hubiera salido para Super Nintendo.

La catafixia no funcionó en esta ocasión
La catafixia no funcionó en esta ocasión

El humor también es una constante en Nightshade. Estoy seguro de que algunas líneas por lo menos te sacarán una sonrisa. Por ejemplo, prácticamente ninguno de los personajes secundarios dice bien el nombre del héroe. Algunos lo llaman Lampshade y otros Nightcart, pero creo que la mejor línea de todo el juego aparece cuando Nightshade encuentra una rejilla y dice: “Cool! What a great grate! My great-great grandfather had a grate that was greater than this grate, though. It didn't have all the rust that this one's got.” La pongo en inglés porque en español se pierde por completo el juego de palabras.

Quizás el punto más destacable de Nightshade sea la animación. Normalmente los juegos del género tienen imágenes fijas sobre las que se interactúa, pero en este caso se nota un esfuerzo por darle vida a los lienzos sobre los que se plasman las acciones. El mismo Nightshade tiene movimientos muy bien definidos, sobre todo al entrar y salir de un túnel. Me llamó la atención especialmente una pantalla en la que hay un par de pintores. Pudiera parecer muy simple, pero la presencia de este par de personajes, así como el uso de las sombras y el balance de colores logran crear una atmósfera muy adecuada para el contexto. Además tenemos la animación del protagonista, quien debe sostenerse del andamio para llegar al otro lado.

Es increíble que con tan poco se logre tanto
Es increíble que con tan poco se logre tanto

Curiosidades

  • El último jefe te dice que debes usar un arma especial para derrotarlo, aunque realmente lo puedes hacer a puñetazo limpio.
  • El nombre oficial del juego es Nightshade Part 1: The Claws of Sutekh, pero ya no se hicieron más.
  • Nightshade sirvió como base para otro point & click isométrico de Beam Software llamado Shadowrun, que es exclusivo de Super Nintendo.

¿En dónde puedo jugarlo actualmente?

  • NES
  • Nintendo Switch Online

Como el cazador de rarezas que soy, quedé muy satisfecho con Nightshade. En su momento no lo jugué, pero gracias a mi suscripción a Nintendo Switch Online he podido disfrutarlo. Me queda claro que no es una propuesta para todos, pero a mí me conquistó desde esa primera secuencia en la que el héroe está atado a una silla y, de manera muy intuitiva, debes usar un muro para protegerte del estallido de la bomba que está cerca de ti para después quemar las cuerdas con la vela convenientemente colocada a unos pasos de distancia. ¿Qué te parecen este tipo de juegos? ¿Has jugado Nightshade? Cuéntame en los comentarios y nos leemos de nuevo en el próximo #ViernesRetro.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos