Review

Ori and the Will of the Wisps

Un reto de plataforma casi perfecto
LEVELUP 8.5 Bueno

PROS:

Excelente apartado visual

Música épica y memorable

Reto de plataformas y de combate aceptable

Excelente ritmo sin letárgicos momentos

CONS:

Poca exploración y, en general, un poco más lineal

Algunos lo podrían considerar muy corto

Progresión de personaje limitada

Mucho más fácil que el antecesor

Ligeros detalles técnicos

Tags

Hace 5 años aplaudimos el lanzamiento de Ori and the Blind Forest por parte de Moon Studios y Microsoft. En su tiempo, el pequeño guardián brillante nos sorprendió con su increíble trifecta: un indomable reto de plataformas, una peculiar dirección de arte y una banda sonora de ensueño. Por lo anterior, el anuncio de la secuela nos llenó de esperanza, pues el debut del estudio auguraba que lo mejor estaría por llegar. Y así pasó con la llegada de Ori and the Will of the Wisps, entrega que retoma los valores originales y los eleva a nuevas alturas para consolidar a Moon Studios dentro de la industria como una potencia creadora.

Ori and the Will of the Wisps rescata muchas de las lecciones aprendidas en el lanzamiento previo por lo que no es sorprendente que la secuela sea similar a su versión anterior. Sin embargo, esta noción cambia cuando te enteras que todo lo bueno que se hizo con el lanzamiento de 2015 fue elevado a una potencia mayor para entregar una experiencia convincente y de gran calidad.

Lo primero que destaca de esta singular aventura es que Ori and the Will of the Wisps se ve increíble. No tiene comparación actual. En esta ocasión, Moon Studios muestra una evolución clara y palpable al momento de dibujar cada escenario y elemento visual de la aventura, pues los trucos que aprendió en el pasado ahora son habilidades refinadas. Es increíble ver los bosques, pantanos y desiertos de Ori and the Will of the Wisps ya que, si en el pasado lucían increíbles, en esta entrega son vistosos y majestuosos. Además, es genial percibir las ingeniosas formas en cómo el estudio jugueteó con la profundidad de las escenas, ya que las diversas capas que conforman una se conjugan hermosamente con diferentes elementos del escenario que interactúan con otros para crear un paisaje que se percibe vivo y al mismo tiempo cuenta una historia.

El tiempo que pases dentro de los escenarios de Ori and the Will of the Wisps son de gran calidad, pero no los recordarás solamente por cómo se ven, ya que recorrerlos con el control también es un deleite del mismo calibre. Moon Studios vuelve a sorprender con un gran reto de plataformas gracias a un buen diseño de niveles y a la buena ejecución de los controles. Como el nombre del juego lo da a entender, en esta aventura controlas a Ori, un pequeño espíritu guardián que deberá explorar y escudriñar el ambiente que lo rodea con sus habilidades, para hallar nuevos poderes que más tarde puede emplear para llegar a zonas a las que antes no podía.

"A lo mucho, se le podría considerar como una especie de Metroidvania-Lite"

Si este no es tu primer videojuego, la descripción de Ori and the Will of the Wisps puede sonar muy cercana a lo que vivimos hace décadas con Super Metroid y un poquito más tarde con Castlevania: Symphony of the Night, títulos que inauguraron el género que ahora conocemos como Metroidvania. Sin embargo, a pesar de que Ori puede ofrecer guiños a los héroes del pasado, la verdad es que no podría considerar que pertenece 100% a tal género debido a que dentro de Ori and the Will of the Wisps hay poca exploración. Lo que quiero decir es que el sentimiento de encontrar habilidades sigue presente, sin embargo, hallar una u otra no es contundente para el progreso del juego. Es más, para completar una zona, la habilidad crítica necesaria para el progreso se encuentra sin mucho esfuerzo dentro de la misma área. Es más, una de las cualidades de un verdadero Metroidvania es que el diseño de la experiencia no debe ser lineal, sin embargo, en Ori los marcadores de objetivos están presentes todo el tiempo, por lo que el tiempo invertido explorando es mínimo. A lo mucho, se le podría considerar como una especie de Metroidvania-Lite.

Cada imagen es como una obra de arte
Cada imagen es como una obra de arte

Dicho lo anterior, el diseño de niveles de Ori es cumplidor y se conjuga ampliamente con el departamento visual, pues muchas de las orbes y habilidades disponibles se encuentran ocultas entre las capas de profundidad de la pantalla, por lo cual es necesario prestar atención a cada esquina misteriosa. Por otro lado, otro de los cambios fundamentales es que ahora portas un arma, lo cual es un grito lejano a los escupitajos espirituales del primero. De esta forma, se puede notar una diferencia en relación con su antecesor, pues si el pasado se concentró en la exploración, Ori and the Will of the Wisps se apoya un poco más en el combate.

Lo anterior es apoyado con más de una decena de poderes y habilidades que Ori puede emplear a lo largo de su aventura. Puede aprender habilidades activas y otra variedad que actúa de forma pasiva. Su variedad es amplia, sin embargo, muy rápido encontramos una combinación ganadora que utilizamos la mayoría del juego. Lamentablemente, ni siquiera nos molestamos en actualizar o querer probar más. En este sentido, a pesar de la variedad, el juego se siente limitado al no ofrecer retos y oportunidades para emplear el resto de las habilidades, ni siquiera de forma experimental para superar algún reto extraordinario. Con lo anterior también encontramos el nuevo sistema de checkpoints, el cual te permite reaparecer muy cerca de tu última muerte, que es diferente al anterior que te permitía crear puntos de reaparición en cualquier lugar al gastar energía.

Por este motivo sentimos que Ori perdió un poco de la dificultad que lo caracterizó, pues ahora la variedad de habilidades le otorga muchísimo poder al personaje. Llegamos a un punto donde teníamos una sostenibilidad prácticamente infinitiva, ya que encontramos un poder que regeneraba energía con cada golpe conectado al enemigo, mientras que otra habilidad sanaba a nuestro personaje. En retrospectiva, en 2015 recuerdo que el contador de muertes al terminar la aventura superó los 400 intentos; cuando lo comparé con Ori and the Will of the Wisps me sorprendí porque solo fui abatido 60 veces.

Vestigios de un oponente del pasado
Vestigios de un oponente del pasado

A pesar de todo lo anterior, Ori and the Will of the Wisps permanece como una excelente entrega que es sumamente divertida, accesible y enteramente recomendable. Esto es gracias a su excelente ritmo, el cual te encamina sin mucho problema a la siguiente área a seguir, reduciendo así los periodos letárgicos cuando te preguntas y dudas a qué zona deberías ir. Sin embargo, lo anterior podría ser un problema para los aficionados más aguerridos del género que desean un reto mecánico formidable y, sobre todo, duradero. Acabar la misión principal de Ori te podría tomar cerca de 7 horas, sin embargo, no es la última palabra, ya que existen una decena de misiones alternas que nos recordaron muchísimo a la misión para obtener la espada Biggoron en Ocarina of Time. Por otro lado, el juego también ofrece cierta rejugabilidad que toma forma de retos que puedes enfrentar desde la comodidad de un menú.

Dicho lo anterior, la historia de Ori and the Will of the Wisp mantiene muchos de los matices del original. Es decir, se trata de un cuento en extremo dramático y sentimental que te obliga y exige a sentir algo y, si por alguna razón no puedes hacerlo, el juego te cuestiona: “¿qué clase de monstruo eres? ¿Por qué no lloras con lo que acabamos de mostrar? ¡Vamos, llora!”.

En resumen, Ori and the Will of the Wisps comienza inmediatamente donde termina el anterior. El descendiente del ave malvada que recobró el camino ahora es parte de la familia de Gumo, Naru y Ori. Breves momentos de felicidad se viven antes de la tragedia, la cual separa a la familia y obliga a Ori emprender una búsqueda por sus seres queridos y a enfrentar a un nuevo antagonista. Los temas que se tocan son de hermandad, pérdida y esperanza y se encuentran narrados por una ominosa voz que acentúa el impacto dramático al mismo tiempo que la banda sonora se estremece con sus coros. En general y a pesar del drama excesivo, nos gustó la historia que avanza definitivamente y de forma contundente el desarrollo de Ori como personaje y franquicia.

"En general y a pesar del drama excesivo, nos gustó la historia"

Por otro lado, jugamos Ori and the Will of the Wisps en las 2 plataformas donde está disponible: Windows 10 y Xbox One y lamentamos decir que nuestra versión en Xbox One X sufrió de congelamientos constantes que afectaron el conteo de cuadros por segundo. La versión en PC se comportó mejor, sin embargo, notamos algunos micro congelamientos de vez en cuando —nada que afecte la experiencia— y en una ocasión, quedamos atrapados en una pantalla negra que nos obligó a cerrar y abrir el programa nuevamente.

Mientras que son detalles técnicos que se pueden arreglar con un parche de mantenimiento, podemos decir que la experiencia es mayormente aceptable, por lo que no deberías de tener dudas para adquirir y jugar esta increíble aventura.

En conclusión, quedamos enteramente fascinados con todos los departamentos que Ori and the Will of the Wisps ofrece. En esta ocasión el juego se siente enorme gracias a la adición de misiones secundarias; es ágil y lleno de acción gracias al combate, mientras que permanece como una delicia plataformera que debe ser superada con un control en mano, sin olvidar que cada fotograma del juego es una obra de arte viviente. Por los motivos anteriores, recomendamos ampliamente a Ori and the Will of the Wisps y elogiamos a Moon Estudios por tal encomiable entrega.

Una gran familia
Una gran familia

¿QUÉ TE PARECIÓ Ori and the Will of the Wisps

?

19 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

19 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

9.4

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos