Las remasterizaciones HD son necesarias

Deja de quejarte y comienza a disfrutar


Nací en la década de los 80, una época privilegiada y especial para los videojuegos; durante este periodo Nintendo salvó a la industria del bache en el que compañías como Atari la sumieron, cuando daba sus primeros pasos. Vi el nacimiento de contendientes como SEGA y su llegada al continente americano, gracias a lo cual conocí las franquicias más memorables prácticamente desde su inicio y vi su evolución en las siguientes generaciones de consolas. Crecí y conocí otros sistemas, pero lo más importante es que jugué y disfruté joyas que son experiencias gratas y que se suman a mis casi 30 años de vivir los videojuegos.

Pero, ¿qué pasa si tuviste la suerte de nacer en el nuevo milenio? Son varias cosas: te perdiste grandes clásicos de los que únicamente escucharás en las narraciones de personas mayores, y te perdiste el nacimiento de franquicias y títulos que definieron géneros, pues lo que juegas actualmente es una fracción de lo que otros fueron. Pero no todo está perdido: tienes a tu favor que los videojuegos se han convertido en una industria de miles de millones de dólares y eso permite que algunos títulos reciban una actualización visual.

Imposible pensar en un fan que no ha leído TDKR
Imposible pensar en un fan que no ha leído TDKR

Vamos, sucede en todos lados donde hay grandes cantidades de dólares de por medio. En la industria de la música, gracias a la edición de 20.° aniversario, pude conseguir en 2011 el clásico de Chuck Schuldiner, Human, de la banda de metal, Death. Vi por primera vez la trilogía original Star Wars por un relanzamiento de la saga en VHS en 1995. En las historietas pude adquirir The Dark Knight Returns de Frank Miller y Watchmen de Alan Moore también por ediciones de aniversario.

Sin embargo, aunque las remasterizaciones ponen a nuestro alcance grandes producciones, me preocupa un aspecto contrastante en cuanto a las nuevas generaciones de jugadores: no tienen acceso a las grandes experiencias que construyeron una industria (no importa cuál sea) y son apáticos ante los orígenes de las grandes franquicias que disfrutan. Si escuchan el término remasterización de videojuegos, de inmediato lo asocian con una práctica económica y avara de las desarrolladoras y distribuidoras; esto es real, en cierta medida, pero el detalle realmente importante y noble es que son una forma de preservar y actualizar productos en sistemas recientes para consulta y disfrute de los nuevos entusiastas. Esto fue justo lo que me sucedió con el cine, la música y las historietas.

Apáticos ante los orígenes de las grandes franquicias que disfrutan
Admítelo, envejeció mal
Admítelo, envejeció mal

Entiendo por qué muchos que apenas están aprendiendo a ser gamers quieren evitar los títulos de antaño: la verdad es que los polígonos en 3D de los 90 envejecieron mal. Incluso a mí me cuesta trabajo volver a disfrutar aquellos juegos que simplemente lucen mal para el ojo moderno; sin embargo, la experiencia, el logro técnico y los sentimientos que el desarrollador plasmó en esas obras merecen la molestia de revisitarlos. Para fortuna de todos, estas selectas obras a menudo reciben un tratamiento de actualización, ya sea como remake o como remasterización.

Hoy es posible vivir la remasterización del remake lanzado en 2002 del título de 1996 por el que recordaremos y ubicaremos siempre a Shinji Mikami: Resident Evil. La experiencia puso en boca de todos el género survival horror y marcó el nacimiento de una gran franquicia. Con su remake, dio el salto de figuras en polígonos semejantes a humanos a modelos y personajes en una atmósfera rica en detalles que acentúan la desesperación y sordidez de recorrer una mansión. Lo más importante es que la experiencia se mantuvo intacta y renovaron un par de mecánicas, lo que ayudó a que el título pasara la prueba del tiempo.

En PC también existe el fenómeno de las remasterizaciones; la semana del 22 al 28 de enero se estrenó Homeworld Remaster Collection, que es considerada una de las mejores historias en la plataforma, además de un gran título de estrategia espacial en tiempo real. Por otro lado, después de 18 años Grim Fandango fue relanzado nuevamente, para que fans y entusiastas pudieran conocer y disfrutar uno de los más grandes exponentes de las aventuras gráficas point and click, ahora con la novedad de debutar en consolas.

Antes y 16 años después
Antes y 16 años después

He mencionado reediciones y títulos que han mantenido intacto el recuerdo y que son dignos de que nos perdamos nuevamente en ellos. Sin embargo, hay otros donde el hilo principal del original desaparece, principalmente por pretextos de producción y por la terquedad del desarrollador que insiste en lanzarlos en el nuevo formato. Un ejemplo es la remasterización HD de Silent Hill, lanzada en 2012. La entrega contaba con severos problemas de desempeño debido a que la compañía encargada de la remasterización recibió el código incompleto del juego, por parte de Konami. Hijinx Studios hizo lo que pudo, pero sin duda el problema más grave fue la niebla reducida en la imagen, lo que permitía ver el final de las texturas en el horizonte, algo que eliminaba por completo la atmósfera del título.

Debes honrar a los grandes que lucharon por tu actual entretenimiento

En otras ocasiones las nuevas versiones sólo tienen ligeros cambios, pero no se desvían de la experiencia principal, como recientemente pasó con The Legend of Zelda: Majora's Mask para 3DS. Este trabajo más bien se tomó ciertas libertades creativas para pulir algunos bordes dentados de la entrega original. El resultado es una experiencia limpia con una calidad de juego estable, que aún cuando se desvía de la visión del producto original, no resulta en una abominación y sin duda, la nueva versión del título es muy parecida a como la recordamos. Lo que exigimos es que, como en este caso, los desarrolladores tomen el tiempo necesario y sean audaces al correr el riesgo de modificar el producto sin desviarse demasiado del original.

Podríamos pasar tardes enteras hablando de remakes y remasterizaciones, piensa en The Tomb Raider Trilogy, The Ico & Shadow of the Colossus Collection, God of War: Collection y Origins Collection y Devil May Cry HD, pero hay un largo etcétera después de ellos. No tienes la culpa de nacer en otra época; disfruta y celebra lo que tienes a tu alcance, pero también ten presente que debes honrar a los grandes que lucharon por tu actual entretenimiento. Te invito a enriquecer tus conocimientos probando las remasterizaciones de los títulos que aún no has disfrutado. Si un estudio se tomó el tiempo para renovar alguna entrega, es porque detrás de ella hay en experiencia que no deberías perderte, muy pocas veces se trata de un intento por cobrar nuevamente por algo que los fans ya compraron.

Nos gustaría ver más títulos similares
Nos gustaría ver más títulos similares

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos