Hideo Kojima, el genio incomprendido

Repasamos la historia del excéntrico diseñador de videojuegos


Para algunos, crear videojuegos es elegir un género y ofrecer una experiencia divertida o repetir una fórmula ya probada. Otros aprovechan la interacción para crear narrativas en las que el jugador se pueda identificar con los personajes y la historia. Y luego, está Hideo Kojima, una mente ambiciosa que le rinde tributo al perfeccionismo en cada uno de juegos. Hideo Kojima se ha ganado su lugar como uno de los personajes más importantes en la industria de los videojuegos, pero también como uno de los más excéntricos. Conozcamos la historia del creador de Death Stranding.

Desde muy joven, Kojima desarrolló una afición por el cine. Al ser un niño solitario su compañía fue la televisión y las películas. Con el paso del tiempo y mientras estudiaba la carrera de economía, decidió escribir historias y encontró el vínculo perfecto con el séptimo arte a través de los videojuegos. El juego que lo motivó a entrar en el mundo del entretenimiento electrónico fue Super Mario Bros. para NES.

Decidido a formar parte de esta industria, la primera participación de Kojima en un videojuego fue con Konami en 1986 como asistente de director en Penguin Adventure para la MSX. En este recorrido que simula un efecto 3D controlamos a Penta, sí, el protagonista se llama justo como el pingüino con bufanda morada que aparece en Crash Bandicoot.

Hideo Kojima, director de la exitosa saga Metal Gear Solid
Hideo Kojima, director de la exitosa saga Metal Gear Solid

Metal Gear, la ópera prima de Hideo Kojima

El siguiente año, Kojima presentó su primera propuesta, un juego titulado Lost Warld del que se sabe muy poco y que Konami no dudó en rechazar al estar poco convencida con el proyecto. Tras superar este tropiezo, dirigió su ópera prima en la que aprovechó su pasión por el cine y la experiencia recién adquirida, Metal Gear para la MSX2, y el resto es historia. Pero no te creas, en la historia de este gran desarrollador y diseñador aún hay mucho que contar.

El preludio de su obra maestra de espionaje era un hecho. La historia de Snake no podía quedarse con un solo capítulo, así que continuó su trabajo con Metal Gear 2: Solid Snake en 1990. Esta vez con la leyenda Tactical Espionage Game en la portada. Y precisamente, esas dos palabras son la mejor forma de describir las mecánicas de juego que definieron a la saga hasta su final, al menos en la línea principal.

"Es más, el mismo director japonés ha dicho que los desprecia porque no tienen la esencia de su obra original"

Por cierto, también existió un juego derivado de la franquicia Metal Gear para NES y hasta tuvo una secuela llamada Snake Revenge. Pero no te confundas, estos títulos no contaron con la participación de Hideo Kojima, es más, el mismo director japonés ha dicho que los desprecia porque no tienen la esencia de su obra original.

No conforme con lo que había logrado hasta el momento, Kojima crea Snatcher, una obra de ciencia ficción con elementos cyberpunk, que de inmediato nos recordó a Blade Runner y se posicionó sin remedio como una entrega de culto. Este juego con temática adulta e imágenes impactantes para la época fue el preámbulo para Policenauts, otra aventura visual con altos niveles de producción.

Las historias de misterio y guerra no fueron los únicos temas que Kojima abordó en sus juegos. Por ejemplo, participó en tres entregas del simulador de citas Tokimeki Memorial, lanzada para PlayStation y Sega Saturn en 1994, lo cual dejó muy claro su interés por la aventura gráfica. Sin embargo, lo mejor aún estaba por venir.

Tokimeki Memorial Drama Series Vol. 1: Nijiiro no Seishun para PlayStation
Tokimeki Memorial Drama Series Vol. 1: Nijiiro no Seishun para PlayStation

La era dorada de Kojima

En 1998, salió a la luz Metal Gear Solid para PlayStation. Dicho juego cambió todo para Hideo Kojima y lo hizo ganarse el reconocimiento internacional como uno de los diseñadores de videojuegos más importantes. Metal Gear Solid fue un juego que de inmediato llamó la atención por sus escenarios nevados e industriales, además de poner a prueba el sistema de espionaje táctico creado años atrás, pero esta vez en 3D. El título ofrecía la posibilidad de escabullirte por ductos, dejar inconscientes a tus enemigos o hacer una masacre, al final la elección era tuya.

La historia de Solid Snake incluía temas políticos, ciencia ficción, hechos históricos y personajes únicos como Gray Fox o el inolvidable Revolver Ocelot. Rápidamente Metal Gear Solid se convirtió en uno de los favoritos de la época por su construcción narrativa, además de su apartado técnico que sobresalía por el uso de actuaciones de voz para cada uno de sus personajes y vaya que eran muchas debido a las conversaciones vía códec. Por sus cualidades, hasta la fecha Metal Gear Solid es considerado uno de los mejores juegos de la historia.

Metal Gear Solid es considerado uno de los mejores juegos de la historia"

Evidentemente, la saga más exitosa de Hideo Kojima no se iba a quedar con un solo capítulo y en noviembre de 2001 la secuela estaba lista, esta vez con un guion más sustancioso. Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty ponía en la mesa, de forma casi profética, cuestionamientos sociales como el dominio mundial por sociedades secretas; el desarrollo de tecnologías armamentistas y teorías de conspiración que no están muy alejadas de la realidad. Pero su éxito no se debe únicamente a la narrativa complicada, Metal Gear Solid 2: Son of Liberty también exprimió las capacidades del PlayStation 2 al ofrecernos gráficos fluidos, efectos de lluvia y partículas impresionantes para ese entonces. También es un juego en el que Kojima tomó decisiones arriesgadas, por ejemplo, poner a Raiden como el nuevo protagonista.

Raiden, protagonista de Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty
Raiden, protagonista de Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty

Unos meses antes ese mismo año, Zone of The Enders fue lanzado por Konami. Se trata de un juego producido por Kojima y muy distinto a lo que nos tenía acostumbrados. Grandes dósis de acción y sables de luz inundaban nuestra pantalla en una frenética batalla de mechas voladores. El concepto era bueno, pero Konami no quería arriesgarse, así que decidió incluir un demo de Metal Gear Solid 2 para asegurar su éxito; así obtuvo el 6° lugar de los más vendidos en Estados Unidos durante marzo de 2001.

Los fans se preparaban para un capítulo más de Metal Gear Solid, pero esta vez, Kojima tenía más proyectos en mente. Boktai: The Sun is in Your Hand fue uno de ellos, juego lanzado en 2003 venía en un cartucho para Game Boy Advance con la particularidad de absorber los rayos del sol y usar dicha energía en el juego. Ese mismo año Zone of The Enders: The Second Runner llegó a las tiendas, un juego dirigido por Shuyo Murata y producido por Hideo que mejoraba la experiencia del título anterior.

En 2004 los jugadores de Nintendo tuvieron la oportunidad de probar Metal Gear Solid: Twin Snakes, la aventura original pero totalmente remasterizada para GameCube, la cual recordamos por exagerar algunos elementos de sus personajes; si no la recuerdas con cariño, déjanos decirte que no estás sólo. Sin embargo, ese mismo año Metal Gear Solid 3: Snake Eater salió para PlayStation 2 y de nuevo, Hideo Kojima continuó su historia pero esta vez con una precuela.

"Si no la recuerdas con cariño, déjanos decirte que no estás sólo"

Snake Eater sorprendió por todas las novedades que incluía, entre ellas la capacidad de cazar animales y comer, además de que el camuflaje jugaba un papel importante en el juego. Los detalles como las conversaciones vía códec y un desarrollo de la historia nutrido son elementos que se repetirían en el trabajo de Kojima.

Llegó 2008 y también Metal Gear Solid 4: Guns of Patriots, un juego que nos dejó con la boca abierta al mostrarnos un Snake viejo y desgastado. Esta entrega para PlayStation 3 marcaba el fin de la era de Solid Snake, el protagonista de Metal Gear Solid, que por tantos años habíamos acompañado su aventura. Un ambiente futurista derruido por la guerra y la compañía de MK.II, un pequeño robot asistente fueron algunas de las características que nos ofrecía esta entrega, sin embargo, las prolongadas secuencias cinemáticas fueron la comidilla de los jugadores y hasta le valieron 2 récords Guinness por tener las secuencias cinemáticas más largas en un videojuego. Y aunque esta historia es concluyente aún quedaban huecos en el legado de Big Boss.

Metal Gear Solid 4: Guns of Patriots para PlayStation 3
Metal Gear Solid 4: Guns of Patriots para PlayStation 3

Metal Gear Solid: Peace Walker fue lanzado originalmente para el PSP en 2010. El título aborda la historia de Big Boss 10 años después de lo ocurrido en Snake Eater. El juego tuvo algunos detalles curiosos como la aparición de Rathalos y Tigrex de Monster Hunter. El final de Metal Gear Solid estaba por llegar.

Hideo Kojima buscaba probar suerte con un proyecto más ambicioso, quería dejar de lado las historias lineales para indagar en el mundo abierto. Estaba listo pero antes de eso participó como productor en Metal Gear Rising: Revengeance, un spin off de la saga al puro estilo hack and slash desarrollado por PlatinumGames en 2013.

Todo estaba listo, en 2015 Kojima probaría suerte rompiendo las fronteras de sus mundos. El primer paso fue crear expectativa con una campaña mediática sin precedentes. Primero, la compañía ficticia Moby Dick Studio anunció en 2012 la salida de The Phantom Pain, un juego que gritaba por todos lados Metal Gear, pero nada estaba confirmado. El director general del supuesto estudio, Joakim Mogren, un tipo cubierto con vendas, negaba toda relación con el título de Konami. Finalmente, después de aclarar toda esta situación, Metal Gear Solid V: Ground Zeroes, nos sirvió como muestra de lo que venía, Metal Gear Solid V: The Phantom Pain. El juego fue lanzado para PlayStation 3 y PlayStation 4, y tuvo una aceptación dividida ya que Kojima sacrificó las historias complejas a las que nos tenía acostumbrados para ofrecernos escenarios más grandes, sin embargo, su mundo se sentía vacío y la conclusión dejó un gran hueco argumental. El mismo Kojima se sintió decepcionado.

El fin de una era. Kojima se va de Konami

Aún había un as bajo la manga. Kojima había reunido un equipo de ensueño: Norman Reedus, Guillermo del Toro y Junji Ito. Esta alianza estaría a cargo de Silent Hills, incluso nos emocionamos al jugar P.T. que sería una probadita de lo que vendría más adelante.

"El nombre del creador fue retirado de la portada"

Mucho se ha dicho de la ruptura entre Hideo Kojima y Konami. Algunos aseguran que Konami se cansó de invertir tiempo y dinero en sus proyectos. Otros dicen que Konami apostó por los juegos móviles y el pachinko para dejar de lado las grandes producciones. Incluso, se dice que para evitar polémica se mantuvo al equipo de Kojima Productions enclaustrado en Konami para evitar cualquier declaración hasta que Metal Gear Solid V viera la luz y, cuando llegó a las tiendas, el nombre del creador fue retirado de la portada. Al final, la relación se rompió en 2015, dicho año estuvo lleno de muchas dudas y nadie sabía que pasaría con el director japonés. Hasta que una nueva alianza ocurrió.

Kojima Productions, subsidiaria de Konami creada en 2005, ahora era independiente y Sony estaba dispuesta a apoyarla. Fue así como un nuevo proyecto comenzó a tomar forma, y de nuevo Norman Reedus y Guillermo del Toro eran parte del paquete. Death Stranding fue presentado durante el E3 en 2016 y después de mostrar un trailer —que nadie entendió— quedó claro que Kojima seguía siendo tan exagerado como de costumbre, es más, se había superado a sí mismo.

La herencia de Hideo Kojima al mundo de los videojuegos

Desde entonces, nos hemos esforzado por digerir la nueva propuesta de Kojima, un juego en el que están involucrados actores, captura de movimiento de alta tecnología, invitados sorpresa, bebés, grandes cajas en la espalda, mundos abiertos y un montón de cosas que esperamos que nos queden claras cuando el juego salga en noviembre de este año.

El paso de Kojima por la industria aún no termina y todavía tiene mucho por ofrecer al mundo de los videojuegos, un director que ha dejado su mente volar y pone una parte de su corazón en cada uno de sus proyectos. El gran genio incomprendido que puede no gustarle a todos pero que ha dejado huella como uno de los personajes más influyentes en el mundo de los videojuegos. Conociendo al diseñador, esto no será su último aporte al mundo de los videojuegos.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos