#ViernesRetro: cambios de rumbo en el gaming

Cuando lo planeado se transforma


Te saludo con mucho gusto en esta nueva edición de #ViernesRetro. Gracias por estar aquí. ¿Te has puesto a pensar en cuántos proyectos de videojuegos se han quedado en el tintero o han tenido que cambiar por completo? Hay varios ejemplos muy interesantes, así que esta semana estaremos desmenuzando algunos de ellos. Sobra decir que nos estaremos enfocando en juegos retro, ya que ese es nuestro mero mole.

El Terminator de Sunsoft que no pudo ser

Aunque no se compara con el tremendo éxito de su secuela, The Terminator fue una cinta que dio paso a una base de fans bastante robusta. Esta fama, como era de esperarse, se dejó ver en los videojuegos. Sunsoft estaba preparando un título basado en el filme de James Cameron de 1984, pero la licencia se venció y tuvieron que reestructurar todo su esquema. El resultado fue Journey to Silius, juego donde controlas a Jay McCray, quien busca desmantelar al grupo terrorista que acabó con la vida de su padre.

Aunque se hicieron cambios sustanciales en el producto final, sí se perciben algunos guiños que evocan el entorno de The Terminator. Por otro lado, la historia me recordó mucho a Ninja Gaiden, mientras que el gameplay me transportó hacia Contra y Batman, del mismo Sunsoft. La música también sobresale, ya que la compuso Naoki Kodaka, quien también imprimió su talento en Blaster Master y Gremlins 2: The new batch. Cabe señalar que, un par de años después, en 1992, Radical Entertainment lanzó un título basado en la misma película, pero con resultados muy poco memorables.

Así luce el último jefe de este corto título
Así luce el último jefe de este corto título

Una decisión con poco fundamento

¿De verdad crees que la secuela de Super Mario Bros., que venía empaquetado con el NES y a través del cual miles de personas dieron sus primeros pasos en los videojuegos no se hubiera vendido bien? Conocemos la historia: Nintendo decidió privarnos, por lo menos en ese momento, de jugar la segunda parte de la saga argumentado que la dificultad afectaría las ventas. En cambio, nos dieron una versión adaptada de Doki Doki Panic. Los tiempos y los criterios han cambiado, pero considero que, aunque el juego que nos enviaron es muy bueno, el movimiento de Nintendo no fue el mejor y se puede agregar a la lista de metidas de pata de la compañía.

Unas pasas que no pasaron

Este es un caso muy curioso, ya que se trata de un título en el que controlas a una ciruela pasa que debe rescatar a una banda musical de ciruelas pasa para que den un concierto. El concepto era chusco y Capcom estaba dispuesto a publicar The California Raisins: The Grape Escape, pero el proyecto fue cancelado porque las ventas de pasas de California disminuyeron bastante a finales de los 80 y principios de los 90, lo cual hubiera afectado también la comercialización del título. A pesar de haber estado completamente terminado, todo quedó en intención y actualmente la única forma de jugarlo es a través de un emulador, hasta donde sé.

El mono luchador

Nintendo Power publicó un breve avance de Bio Force Ape en 1991, argumentando que se trataba de una experiencia como nunca antes se había visto en el NES y calificando el juego como el de scrolling más rápido de la consola. Se trata de un chimpancé que consume cierta sustancia que lo convierte en un súper chimpancé, además de otorgarle habilidades extraordinarias para la lucha. Me recordó a Altered Beast. Es un título hilarante, una especie de Sonic combinado con Metroid (hay un mapa muy similar). Debo decir que lo del scrolling es cierto, pero no favorece el avance porque no sabes con qué te vas a topar. Los enemigos son torpes a más no poder y puedes vencerlos a puñetazo o patada limpia, pero lo que me sacó una buena carcajada fue que puedes derrotarlos también con un martinete al estilo Zangief o con un suplex. También me recordó al infame The Cheetamen. El prototipo está disponible en línea. Si puedes, pruébalo.

Nintendo Power lo infló demasiado
Nintendo Power lo infló demasiado

Un concepto totalmente fuera de lugar

Tal vez has escuchado hablar de un desarrollador llamado Wisdom Tree. Se especializan en juegos con temática bíblica. Dan Lawton, su fundador, era fanático de la película Hellraiser, por lo que quiso hacer un título basado en ella (por extraño que suene). Además de comprar los derechos de la película, el estudio antes conocido como Color Dreams compró el motor gráfico de Wolfenstein 3D para darle un estilo dinámico a su proyecto y aprovechar la popularidad que empezaba a ganar ese género. Resultó después que, por complicaciones técnicas, el desarrollo tuvo que detenerse para NES. Además, ya había salido Doom y la gente de Wisdom Tree pensó que su juego no sería competencia. Por otro lado, consideraron que una temática de horror no iba con su concepto de juegos familiares. ¿Neta tuvo que pasar tanto tiempo para que tomaran en cuenta eso?

Finalmente el desarrollo se movió a los terrenos del Super Nintendo y se decidió darle al título un tinte bíblico. Fue así como surgió Super 3D Noah’s Ark (también conocido como Super Noah’s Ark 3D), en donde controlas a Noé y debes poner a dormir a los animales dentro del arca. El entorno, por supuesto, es igual al de Wolfenstein 3D. El juego ya estaba terminado, pero surgió un pequeño problema: no tenían permiso de Nintendo para publicarlo. Como sabes, los de Kioto tenían entonces políticas muy estrictas respecto al material que podía aparecer en sus consolas, así que Wisdom Tree ideó un plan que consistió en incluir en el cartucho un sistema que se “saltara” el bloqueo de Nintendo. Por tales motivos, el cartucho de Super Noah’s Ark 3D es el más raro que puedes encontrar, ya que para jugarlo necesitas insertar otro cartucho de Super Nintendo que sirve como señuelo para que la consola te permita jugarlo. Es el único cartucho comercializado de Super Nintendo que no está autorizado por la gran N.

Aunque existe el cartucho de reproducción, el de colección es éste
Aunque existe el cartucho de reproducción, el de colección es éste

Existía un rumor de que ID Software le vendió el motor gráfico a Wisdom Tree porque estaban molestos con Nintendo y sus restricciones para la versión de Super Nintendo de Wolfenstein 3D. Esto ya ha sido desmentido por gente de ID Software, pero queda para la anécdota de un proyecto que dio muchas vueltas antes de convertirse en el producto final que conocemos ahora, el cual está muy lejos de la idea original que sus creadores tenían. Si te interesa probarlo, lo puedes comprar en Steam por $55.99 MXN.

En la industria que más nos gusta se han dado y se seguirán dando casos como los que mencioné aquí. En el mejor de los escenarios, el juego en cuestión es bueno, como sucede con Journey to Silius; en otros, la historia detrás despierta mucho más interés que el título mismo. De cualquier manera, es interesante conocer esos pequeños recovecos en la historia del gaming, ya que en muchos casos nos ayudan a entender ciertas decisiones o cambios de última hora que hacen los desarrolladores.

Espero que hayas disfrutado este artículo. Recuerda que esperamos tus comentarios tanto en el sitio como en las redes sociales. Nos leemos en el próximo #ViernesRetro.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos