Es oficial: el trastorno por videojuegos será clasificado como enfermedad

La CIE-11 entrará en vigor en 2022

Es oficial: el trastorno por videojuegos será clasificado como enfermedad

La CIE-11 entrará en vigor en 2022

La Organización Mundial de la Salud planeaba incorporar el trastorno por videojuegos a la Clasificación Internacional de Enfermedades, 11.ª revisión (CIE-11; ICD-11, en inglés). Esta revisión, se llevó a cabo casi un año atrás; hoy, 25 de mayo, la OMS adoptó formalmente el trastorno por videojuegos dentro de esta clasificación en el marco de la 72.ª Asamblea Mundial de la Salud.

Como recordarás, el trastorno por videojuegos fue descrito a mediados del año pasado como “un patrón de comportamiento caracterizado por un descontrol sobre los videojuegos, un incremento en la prioridad hacia los videojuegos por encima de otras actividades, a tal grado de dar precedencia a jugar en vez de otras actividades diarias, y la continuación o intensificación del juego a pesar de la aparición de consecuencias negativas”. Los pacientes afectados mostrarían estos síntomas dentro de un lapso de 12 meses.

En la 72.ª Asamblea Mundial de la Salud (vía GamesIndustry.biz), los 194 miembros de la Organización Mundial de la Salud reconocieron el trastorno por videojuegos como una enfermedad, basados en el consenso de varios especialistas de diferentes áreas y disciplinas y análisis de evidencia válida. Así pues, concluyeron que formará parte de la 11.ª revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades. Dicha revisión entrará en vigor el primer día del año 2022.

Como las demás enfermedades que aparecen listadas, según la OMS, la inclusión del trastorno por videojuegos en ICD-11 ayudará a desarrollar programas para el tratamiento de este problema, al mismo tiempo que permitirá a los especialistas de la salud prestar más atención a los riesgos que el trastorno conlleva, lo que resultará en mejores medidas de prevención y tratamiento.

Luego de esta revisión el año pasado, organizaciones de videojuegos en todo el mundo se mostraron inconformes y se reunieron con la OMS para establecer un diálogo en torno a la decisión, con el fin de que los expertos en salud basaran su veredicto en pruebas sólidas y evitaran tomar una determinación errónea.

Por otro lado, el recién anunciado director general de la Electronic Software Association, Stanley Pierre-Louis, destacó que no hay consenso para atribuir consecuencias negativas por jugar cuando éstas pueden aparecer a raíz de problemas subyacentes, como el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.

Y tú, ¿qué opinas del veredicto de la Organización Mundial de la Salud? ¿Sabes de algún caso que haya involucrado este trastorno? Cuéntanos en los comentarios.

Puedes encontrar más noticias relacionadas con los videojuegos y la OMS si das clic en este enlace.

Sigue informado con nosotros, en LEVEL UP.

Fuente

SIGUE LEYENDO

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos