Primeras impresiones: FIFA Soccer 13

El juego de futbol inteligente

Por Rodrigo Villanueva El 15 de mayo a las 11:30 Xbox 360 , PlayStation 3 , PC

FIFA 10 fue una auténtica revolución de maniobrabilidad y diversión en materia de futbol interactivo, sin embargo no fue un juego perfecto, por lo que FIFA 11 y FIFA 12 se encargaron de pulir todos esos pequeños detalles que le impedían serlo.

Hace tres años, el enfoque estuvo puesto en el control de 360°; hace dos, en el realismo de los pases; y la entrega más reciente volcó sus esfuerzos sobre la física y la defensa. ¿Qué más podría hacerse? –nos preguntamos–. Mejorar un producto cuando es de antemano mediocre puede considerarse tarea fácil, pero en la medida en la que las calificaciones empiezan a subir y también las ventas, se vuelve cada vez más complicado encontrar nuevas áreas de optimización que sigan sorprendiendo a las huestes de fanáticos sin romper el equilibrio.

Pese a lo anterior, EA Canadá enfrenta otra vez el desafío de un nuevo FIFA con un hambre de meticulosidad y realismo pocas veces visto en el mundo de los videojuegos. Y donde muchos dijeron haber encontrado el límite de desarrollo, ellos descubrieron nuevos horizontes reunidos en cinco esferas de innovación para una franquicia cada vez más extraordinaria. Los productores, Aaron McHardy y Nick Channon, ofrecieron una conferencia donde profundizaron en la oferta de FIFA 13 la semana pasada y aquí está toda la información para que sepas qué esperar.

Astucia ofensiva

Como mencionamos, FIFA 12 recorrió mucho terreno en lo concerniente a la zaga con la implementación de la defensa táctica, así que este año serán los delanteros quienes habrán de estrenar maniobras. Después de todo y en palabras del propio productor, Aaron McHardy, luego de afinar a la defensa, el ataque quedó un tanto limitado y estancado.

Attacking Intelligence es el nombre del primer pilar que definirá la experiencia de FIFA 13 y, como podemos imaginar, supone una mejor programación de los atacantes para encontrar el espacio libre y penetrar en las líneas enemigas con sentido común.

En entregas pasadas, nuestros compañeros de equipo difícilmente le ganaban la espalda a sus rivales sin ponerlos en movimiento de forma manual, y aun en el remoto caso de que lo hicieran solos, dudaban demasiado si les bloqueaban el paso o si se encontraban al límite del fuera de lugar.

EA Canadá se percató de esta indecisión y literal falta de inteligencia modificando el lenguaje programático de los delanteros. Ahora, un atacante correrá directamente hacia un hueco en la zaga e incluso rodeará a quien se interponga en su camino todo con el fin de quedar perfilado para recibir un pase. En caso de acercarse a la línea del fuera de lugar, ajustará su velocidad para no caer en la trampa y, gracias a un nuevo conjunto de animaciones, su lenguaje corporal nos indicará que está frenando deliberadamente pero está esperando el servicio pues tiene espacio libre frente a sí.

Algo que realmente nos dejó sorprendidos de esta nueva lógica ofensiva es que no sólo se traduce en un embate desbocado. Por ejemplo, al estar en el área grande y ya con poco espacio para moverse al frente, un compañero podría distanciarse de su marcador de forma lateral o incluso regresando un poco para abrir canales de pase.

Otro detalle realmente impresionante es lo que los productores Aaron McHardy y Nick Channon llaman pensamiento dos jugadas adelante. ¿Qué significa esto? Que no únicamente los compañeros más cercanos a la pelota buscarán puntos débiles en la zaga oponente. Instantes antes de pasarle el esférico a nuestro jugador más abierto, un tercero podría ponerse en movimiento anticipando que él será el siguiente en la cadena. Ahora bien, queda pendiente saber cómo ponerle freno a esta tendencia. Cabe mencionar que por cada jugador que ataca un espacio, deja un hueco tras de sí que puede ser explotado fácilmente en un contragolpe.

Por otro lado y para todos quienes temen que el equilibrio entre potencial ofensivo y defensivo se rompa con estas nuevas herramientas, McHardy dijo que “no todo jugador sobre el césped será capaz de hacer este tipo de cosas inteligentes al mismo nivel”; en otras palabras, las cualidades, condición física y demás estadísticas entrarán en juego. “Estamos haciendo cambios absolutos en el lado del ataque, pero la defensa, gracias que la forma en la que está construida, resistirá bastante bien,” agregó.

La nueva cara de la movilidad

Si bien uno de los puntos más fuertes de FIFA a lo largo de los últimos años ha sido precisamente la soltura en el desplazamiento de los jugadores, los productores de la próxima entrega de la franquicia se percataron –gracias en buena medida a FIFA Street–, que hacer un regate o cualquier movimiento fino frente a un defensa, incluyendo cubrir la pelota, implicaba reorientar el cuerpo completo de nuestro jugador, a menudo exponiendo el balón.

En el mundo real, los profesionales son capaces de pisar la pelota y juguetear con ella entre las piernas, moviéndose lateralmente sin necesidad de girar el torso, para así explotar la ansiedad de los zagueros. En FIFA 13 esto será posible, además de que bastará presionar un botón y mover un stick para pasar el esférico de una pierna a otra sin mayor complicación.

Piensen en Messi o Iniesta. Los dos astros del Barcelona realmente no se caracterizan por hacer túneles y sombreritos a cada momento, sino más bien por un magistral manejo de los ritmos. Es decir, pisar el acelerador, frenar, encarar al adversario y cuando éste vaya por la pelota, volver a acelerar dejándolo tendido en el césped.

En primera instancia esto suena muy bien, pero seguramente será un auténtico dolor de cabeza para los defensores, quienes fácilmente podrán incurrir en la falta, a no ser, claro, que nuevamente entren en escena las variables estadísticas y de talento para poner la dosis de equilibrio. A todo esto se le conocerá como Complete Dribbling o Regate Completo

Adiós al imán en los botines

Sólo genios de la talla de Ronaldinho son capaces de recibir un pase proveniente desde el otro lado de la cancha en un solo tiempo y sin accidentes, pero en términos generales, se trata de una tarea muy demandante para cualquier futbolista, cuyos resultados suelen ser impredecibles y afectan la dinámica de un partido.

En FIFA 12 no importaba la distancia de un cambio de juego o la potencia que se le imprimiera a un balón, su recipiente siempre lo controlaría de primera intención, algo que atentaba contra la autenticidad de la experiencia en la misma forma en la que el “ping-pong passing” lo hacía en FIFA 11. Por eso, para 2013 se introducirá el First Touch Control, que más que una mejora es una variable de incertidumbre que determinará la eficacia y rapidez con la cual se recibirá un envío distante por encima de la cabeza. Bajo este nuevo esquema, un delantero podrá matar una pelota de pecho y quedar perfilado para recortar al defensa o, al contrario, fallar garrafalmente y perder la posesión.

De hecho, el First Touch Control también afectará en pases cortos pero rápidos o donde el receptor va corriendo, obligando al usuario a pensar como futbolista y frenar un poco antes de tomar posesión del esférico. Ya hemos visto el First Touch Control en funcionamiento y podemos decir que verdaderamente imprime verosimilitud al trámite de los encuentros y altera el ritmo de los mismos ligeramente, obligando a un pensamiento más realista y menos “de videojuego.”

« Primera |« Anterior |1 |2 |Siguiente » |Última »

FIFA Soccer 13 Launc...

Fecha Del 28 de Septiembre del 2012 al 28 Septiembre del 2013

Sitio Web http://fifa.ea.com




FIFA Soccer 13

FIFA Soccer 13

Xbox 360, PlayStation 3, Wii, PSP, PlayStation 2, 3DS, PlayStation Vita, Wii U

por EA Canadá

28 / Septiembre / 2012

Sitio Oficial »

9.2
LevelUp Score

Agregar +

 

Colección

Favoritos

Wishlist

MÁS PREVIEWS