Gears of War: Judgment

Un entretenido y violento paseo por la campaña y los nuevos modos multiplayer

Por Alina Varela El 12 de diciembre a las 15:51 Xbox 360

Cada testimonio está dividido en pequeños capítulos que serán evaluados según tu desempeño; es decir, en vez de avanzar de manera lineal y casi ininterrumpida, el relato estará tendrá secciones que al final te otorgarán una calificación de hasta 3 estrellas -bronce, plata, oro u ónix según la dificultad en la que juegues-. Estas se obtienen matando enemigos de distintas formas, logrando headshots, ataques cuerpo a cuerpo y evitando ser derribado, pues tu puntuación bajará constantemente durante el tiempo que tus compañeros tarden en levantarte. Obtener las 3 estrellas es muy difícil, ya que necesitas eliminar adversarios rápida y eficazmente con varias técnicas, a menos que decidas tomar la ruta oscura de la desclasificación.

Al principio de todas las misiones encontrarás un brillante logo de Gears of War que te permitirá desclasificar la misión, esto significa que tendrás que terminar el nivel bajo ciertas condiciones, ya sean de tiempo, restricción de armas, protegiendo un objetivo o todo aquello que añada reto al testimonio. A pesar de la dificultad agregada, este modo te otorgará más puntos por cada acción para conseguir las 3 estrellas; tú decides si quieres que tu reto radique más en conseguir las 3 estrellas o en lograr el objetivo de la desclasificación, aunque hacer este último no te garantizará la calificación máxima.

Los controles se sienten igual aunque hay un par de cambios, pues ahora sólo puedes tener 2 armas en tu inventario y las granadas se lanzan con el botón izquierdo del control. No te costará trabajo adaptarte, e incluso el nuevo esquema podría parecerte más cómodo.

Durante algunas misiones de la campaña tendrás que defender una posición haciendo uso de fortificaciones -como las del modo Horda de Gears of War 3- y torretas, una de las novedades de Judgment. Estas se dividen en 3 tipos: una metralleta de largo alcance (50 o 60 metros) y otras 2 de corto alcance, escopeta (3m) y lanzallamas (5m). Tendremos a nuestra disposición también 3 armas de la UIR: la Markza, un rifle semiautomático de largo alcance; la Breechshot, de corto alcance ideal para hacer headshots, que cuenta con un cuchillo para ataques cuerpo a cuerpo; y la Booshka, un lanzagranadas cuyos proyectiles rebotan en las superficies a menos que impacten directamente en el enemigo. En cuanto a granadas, están las Stim Grenades, que liberan un gas que cura o hasta revive a los aliados caídos. El Rager es una nueva especie de Locust que no parece ser una amenaza al principio, pero después de unos disparos se convierte en una rápida y poderosa máquina de matar a corto alcance; lo que nos preguntamos es qué excusa pondrán para que mantenga la continuidad con la trilogía de Gears of War.

Pasemos al punto fuerte de esta franquicia, el multiplayer. Comencemos por el nuevo modo que nos tiene más emocionados, Overrun, la esperada combinación de los modos Bestia y Horda. Esta modalidad consiste en partidas 5 contra 5 en las que cada equipo tendrá que atacar o defender un objetivo; los atacantes tomarán el papel de los Locust mientras cada integrante del otro bando controlará al miembro que desee del escuadrón Kilo. El mapa que jugamos fue Junkyard, donde los objetivos a defender o atacar son 2 e-holes y una fuente de poder. Los defensores tienen fortificaciones para mejorar sus defensas, y por supuesto, los Locust deberán destruirlas si quieren lograr su cometido. Cada equipo tomará ambos papeles, y para ganar habrá que destruir la fuente de poder en el menor tiempo posible.

Los bandos tienen distintos tipos de personaje, los miembros del escuadrón Kilo se dividen en la médico, Sofía Hendrik, que tiene Stim Grenades para curar y revivir a sus aliados; el soldado, Augustus Cole, equipado con poderosas armas como la Booshka y que además puede lanzar cajas de municiones para que sus compañeros puedan seguir disparando (es la única fuente de balas en el mapa); el scout es capaz de alcanzar lugares altos a los que nadie más puede y cuenta con un rifle francotirador y una granada que al alcanzar a los enemigos les hace más daño y permite que todo el equipo los vea a pesar de estar detrás de una pared; por último, el ingeniero, Daimon Baird, puede colocar torretas temporales y se encarga de reparar fortificaciones con una pequeña pistola que se recarga lentamente. Cabe mencionar que una vez que el enemigo destruye una fortificación, es imposible poner otra.

El ingeniero se beneficia mucho con el trabajo del soldado, pues si este coloca una caja de municiones cerca de una fortificación, el ingeniero podrá repararla sin que su pistola se agote; por eso una de las formaciones consentidas de los desarrolladores consiste en 2 ingenieros, 2 soldados, y un scout, sacrificando al médico para mantener una defensa casi impenetrable.

Gears of War: Judgment

Gears of War: Judgment

Xbox 360

por People Can Fly

19 / Marzo / 2013

Sitio Oficial »

8.5
LevelUp Score

Agregar +

 

Colección

Favoritos

Wishlist

MÁS PREVIEWS