Review

Undertale

Donde viven los monstruos

LEVELUP

8.2

Bueno

PROS:

Increíble guión y excelente pacing narrativo

Es posible pasar el juego sin matar a un sólo enemigo

Innovador sistema que mezcla RPG, aventura gráfica y acción arcade

Memorables y excéntricos personajes y situaciones

Sólido soundtrack

CONS:

El estilo gráfico resulta demasiado simple

Diseño de escenarios muy plano

Tags

Después de meses de anticipación por una exitosa campaña de Kickstarter y un demo que rompió el corazón a muchos, por fin tenemos en nuestras manos Undertale, la propuesta RPG del diseñador independiente Toby Fox fuertemente inspirada en títulos como Earthbound. ¿Qué tan bueno es este RPG que se caracteriza por el hecho de que es posible terminarlo sin matar a un solo enemigo? En pocas palabras, Undertale es una experiencia incomparable y sensacional para los amantes del género, una aventura llena de originalidad y de feels de principio a fin.

¿De qué trata Undertale? Hace muchísimo tiempo, 2 razas compartían el mundo: humanos y monstruos. Eventualmente, ambas razas se confrontaron y tras cruentas batallas, los monstruos perdieron y fueron confinados en el subterráneo de una montaña. Han pasado miles de años desde este hecho, y eres un pequeño niño que ha decidido explorar los alrededores del Monte Ebott, un lugar del que nadie ha regresado jamás. Tras caer accidentalmente en una grieta, pronto te encontrarás en un extraño laberinto. En él, vive Toriel, un amistoso monstruo que se apiada de ti, te cuida y te enseña que en el nuevo mundo lleno de monstruos en el que has caído, es posible superar cualquier obstáculo sin utilizar la violencia, siempre que puedas hablar con tus enemigos y llegar a su corazón. Sin embargo, anhelando salir del subterráneo y romper el sello de la montaña, pronto descubres que ha habido muchos otros humanos como tú y todos han muerto. Toriel, que sólo desea protegerte, te advierte sobre el peligro de intentar desafiar al rey de los monstruos, Asgore Dreemurr. Sin hacerle caso, intentas salir, pero Toriel te presenta una decisión: matar a tu protector o permanecer encerrado para siempre...

Hace mucho, mucho tiempo...
Hace mucho, mucho tiempo...

Undertale pertenece a esa rara estirpe de títulos inspirados por Earthbound, en los que se utilizan la estructura y los diálogos de un RPG común para contar una historia diferente con formas no convencionales de interacción y narración. Letreros con mensajes absurdos, NPC excéntricos, chistes y situaciones surreales abundan en el juego, que se disfruta como una especie de aventura de texto excelentemente escrita de principio a fin. Pero esto no se detiene aquí. Undertale no sólo es innovador por su excéntrica y sentimental trama, sino también por su sistema de juego, uno de los más originales jamás vistos en un RPG.

Undertale no sólo es innovador por su excéntrica y sentimental trama, sino por su sistema de juego
Bienvenido a casa
Bienvenido a casa

Básicamente, es posible pasar Undertale sin matar a un solo enemigo para subir experiencia. En su lugar, puedes decidir entre atacar o usar el comando Act, mediante el cual puedes interactuar con los monstruos de maneras muy distintas. Por ejemplo, ciertos enemigos dejarán de atacarte con los cumplidos correctos, y otros son fácilmente intimidados con amenazas. Conforme avanzas, estos comandos se vuelven más complejos (revolcarte en el piso para que la nariz de los perros guardianes no te detecte, murmurar canciones para las mortales sirenas, tocar con tus manos sucias al robot de la limpieza, manipular los sentimientos del Avión Tsundere, etc.). Por lo tanto, cada enemigo es una especie de puzzle cuya solución debes descubrir, lo que hace que el juego se sienta como nuevo cada vez.

Sin embargo, ésta no es la única característica innovadora de Undertale. El otro aspecto agradablemente fresco es el lado más agresivo del sistema de batalla. Los ataques y defensas son pequeños eventos arcade: en cuanto al ataque, son simples juegos de coordinación y ritmo, pero la defensa es donde las cosas se ponen interesantes. Cuando un enemigo te ataca, la pantalla de menú se vuelve la interfaz de un pequeño schmup en el que tu vida es un corazón que puede volar por dicho espacio y los ataques de tus enemigos son todo tipo de balas y obstáculos que debes esquivar. Por ejemplo, un caballero esqueleto podría atacarte con huesos voladores, o también con un perrito que le ha robado un jugoso fémur. Un caballero puede llenar tu pantalla de afiladas lanzas, mientras que un androide enloquecido puede perseguirte por doquier. Cada uno de estos minieventos dan una interesante tensión al combate, el cual llega a sentirse realmente épico o absurdamente divertido (esquivar a un histérico enemigo cuyas frases y gritos te persiguen por toda la pantalla, participar en un absurdo programa de preguntas y respuestas con retos cada vez más absurdos, o esquivar las bolas de fuego de un volcán amistoso que cree que su lava te regenera HP). Sin embargo, vencer a los monstruos más avanzados a veces implica tanto combatir como resolver sus problemas psicológicos, lo que hace a Undertale una frenética mezcla entre aventura gráfica, acción de minijuegos y RPG tradicional, con un pacing sumamente interesante lleno de constantes y extravagantes novedades.

No es que sienta algo por ti ni nada parecido...
No es que sienta algo por ti ni nada parecido...

A pesar de estas arriesgadas innovaciones, Undertale sería un título más si no fuera por su excelente, y debo destacar, excelente guión entre divertido y conmovedor. Su aspecto más interesante es que los monstruos y enemigos tienen una relación ambigua contigo: te están cazando constantemente para satisfacer el deseo del sangriento rey Dreemur de coleccionar almas humanas, pero por otro lado están fascinados por un forastero y buscan constantemente impresionarte con sus elaboradas y absurdas trampas y maneras de matarte. Otros monstruos son completamente inocentes, lo que hace que sea imposible matarlos, mientras que la nobleza de algunos enemigos al pelear contra ti y sus trágicas muertes (si quieres matarlos) son algo que sin duda se queda contigo.

En resumen, Undertale es una experiencia psicológica sin casi apenas comparación con otros RPG. El juego manipula constantemente tus sentimientos y crea en ti toda clase de reacciones, desde la ternura hasta el odio, por su nutrido elenco de personajes. Un momento estás desactivando explosivos en un programa de concursos de vida o muerte, y al otro estás checando los videojuegos en el cuarto de un esqueleto que trae puesta una playera que dice COOL DUDE. Francamente, el número de situaciones y aventuras de Undertale es tan grande, que te lamentas que desarrolladores más avanzados en cuestiones técnicas no tengan ni una fracción de la imaginación de Toby Fox.

El juego manipula constantemente tus sentimientos

En cuanto al aspecto visual, mi juicio es algo mixto. Por supuesto el estilo de 16 bits de Undertale es una decisión artística, pero algunos ambientes y sprites lucen demasiado crudos y no están animados con tanto detalle. Pero todo cambia en las batallas, donde los enemigos, aunque en blanco y negro, tienen vívidas y originales animaciones de combate. En cuanto a la música, es soberbia. Punto. Geniales y caprichosas melodías, absurdas fantasías en 16 bits, piezas atmosféricas que transmiten la sensación mágica y misteriosa de la vida subterránea, se codean con asombrosas piezas marciales llenas de hype y dolorosas melodías para romper nuestro corazón. Sin duda, Undertale es de los mejores soundtracks indies en lo que va del año, y es completamente original.

Undertale es el mejor RPG indie que he jugado en mucho tiempo. Una mezcla original y poderosa de nuevas mecánicas y modos de interacción le otorgan un gran interés, mientras un guión excelente y un pacing narrativo que no decae un solo segundo hasta la devastadora conclusión garantizan que el jugador no deje la aventura hasta terminarla. No está exento de defectos: es un poco corto y hasta cierto punto los encuentros con monstruos se vuelven algo inútil dado que el juego te permite pasarlo sin subir un solo nivel, pero épicas batallas con jefes y un guión lleno de divertidos chistes non sequitur te mantienen pegado al teclado. Quizás le hace falta más ambición y escala, pues a pesar de su ingenio muchos aspectos del mismo se sienten desiguales: si las gráficas estuvieran a la altura del increíble soundtrack, o si el diseño de escenarios fuera menos como una plantilla de Game Maker y más como un RPG de verdad, Undertale sería una obra maestra. Tal vez el humor es a veces demasiado dependiente de lo excéntrico, y las mecánicas de batalla a veces degeneran en el absurdo total. En resumen, el juego sufre definitivamente de estar subproducido para lo increíble del concepto.

El mejor RPG indie que he jugado en mucho tiempo

El mayor elogio que puedo hacer de Undertale es advertir al jugador que no será el mismo antes y después de terminarlo: demasiadas decisiones, demasiadas memorias y demasiados feels lo esperan. ¿Buscarás perdonar a la orgullosa amazona que te persiguió con su lanza mientras sus ataques pierden fuerza ante tus ojos y comienza su aterradora agonía? ¿Traicionarás a tu maternal protectora para salir al mundo y descubrir la verdad? ¿Estás dispuesto a confrontar al esqueleto más cool que hayas visto en tu vida? ¿Confesarás a ese pobre sujeto que te ayuda a lo largo del camino que has matado al amor de su vida sin saberlo? Decenas de decisiones como éstas (o distintas, porque cada juego de Undertale es diferente) se presentarán ante ti antes de que llegues al momento de la verdad. ¿Aceptarás el reto? Yo sí, y no me arrepiento.

¿QUÉ TE PARECIÓ Undertale

?

67 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

67 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

9.5

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos