Review

GRID

Una experiencia llena de velocidad, adrenalina y drama

LEVELUP

8

Bueno

PROS:

Apartado visual de automóviles muy bueno

La iluminación se desenvuelve entre lo bueno y lo impresionante

Detalles de lluvia están muy bien logrados

Sonido único de motor para cada vehículo

Dificultad y opciones de ajuste adecuadas

IA muy bien implementada y de gran desempeño

Sistema Némesis es una propuesta interesante

Buena jugabilidad y mezcla de estilo arcade con simulación

CONS:

IA torpe en curvas cerradas y estrechas

Lenta generación de elementos de escenarios

Contenido genérico y de baja calidad en algunos escenarios

La perspectiva en el interior del automóvil queda mucho a deber

Pocas diferencias de audio en perspectiva interior o exterior del auto

Tags

A lo largo de 22 años, que se contabilizan desde el lanzamiento de TOCA: Touring Car Championship, el estudio inglés Codemasters ha estado presente en la escena de juegos de automovilismo con propuestas que han mostrado la evolución de su trabajo y la capacidad de adaptación a cada generación, siempre manteniendo una esencia que se desenvuelve entre el estilo arcade que estableció y cimentó las bases del género y elementos de simulación, variante que se ha mantenido a la cabeza desde hace años. Hace unos días, Codemasters liberó a su nueva bestia, GRID, título que cumple la función de reboot de la serie cuya línea directa es TOCA Race Driver y que apuesta por una entrega sencilla, pero presumida por el equipo responsable como poderosa y que va directo a la acción. Señores, es momento de encender los motores y descubrir si lo que se dice es verdad.

GRIDdisponible en Amazon.com.mx

GRID ha vuelto y acelera en busca del primer lugar

GRID ha sido una de las series más exitosas de Codemasters y no es para menos, pues algunas de sus entregas dieron en el clavo en cuanto a una propuesta balanceada con elementos de jugabilidad y presentación suficientes para captar la atención de millones de jugadores. Sin embargo, así como el éxito ha acompañado a GRID, también ha pecado en excesos o decisiones que no fueron bien recibidas, lo que hacía pensar que, como serie, no había un rumbo establecido. Puede ser que esta fuera la razón por la que 5 años después de GRID Autosport, la entrega más reciente, Codemasters decidiera dejar atrás aciertos y errores para reiniciar todo, de ahí que la nueva entrega solo lleve por nombre GRID.

Precisamente este reinicio bautizado GRID retoma algunos elementos que engrandecieron la serie, pero en esta ocasión apostando por un estilo de conducción más arcade que de simulación, aunque respetando características de conducción realistas para no inclinar la balanza —al menos no en el juego en su estado inicial—, pues Codemasters atin{o al ofrecer la posibilidad de ajustar detalles importantes para quienes buscan algo de simulación. Hay que tomar en cuenta algo: GRID es acción, es puro músculo y el objetivo es comenzar a correr y avanzar en las distintas competencias de inmediato. GRID, al menos desde mi perspectiva, puede definirse como un juego de carreras arcade con una parte híbrida que abre la puerta a elementos de simulación. pero desde el inicio y hasta el final es acción pura, dramática gracias a una IA desafiante que después mencionaremos y definitivamente una apuesta interesante pues, actualmente, se antoja como difícil competir al tú por tú con los principales exponentes de simulación que hay en el mercado, de ahí que Codemasters haya decidido no solo regresar a las raíces de la serie, sino hacer un flashback a la esencia del género, esa competencia directa que invita a acelerar, tener pericia en las curvas y superar a cuanto rival tengas enfrente para reclamar la primera posición y seguir avanzando.

Como mencioné al inicio, la propuesta de GRID es sencilla y no rebosa en modos de juego, de ahí que encuentres un modo libre para celebrar una carrera donde gustes, un componente multijugador y el modo carrera profesional, donde se encuentra la riqueza del juego. Esta entrega ofrece 12 locaciones con distintas variantes, las cuales se ven aderezadas por diversos climas, así como por el momento del día o la noche en que se celebren. Asimismo, GRID cuenta con una cantidad decente de vehículos de marcas prestigiosas como Ford, Volkswagen, Porsche, Ferrari, Mitsubishi, Audi, Chevrolet y otras, sin llegar a los cientos de autos que ofrecen los títulos de simulación. En ese sentido, dada la propuesta sencilla pero poderosa de Codemasters, GRID cumple con este contenido que para algunos podría ser limitado, pero el objetivo aquí no es tomar por asalto el primer lugar de los juegos de carreras, sino ofrecer un buen título arcade.

Las carreras de estilo arcade jamás se vieron tan bien

Lo primero que destaca en GRID es su presentación visual, apoyada en la evolución del motor gráfico de Codemasters, Ego, el cual data desde la entrega Colin McRae: Dirt de 2007; estamos hablando de 12 años de desarrollo, cambios, mejoras e implementaciones que hoy muestran la calidad del engine con el que ha trabajado el estudio europeo y que busca mantenerse vigente en plena época del Unreal Engine.

GRID se ve espectacular bajo la lluvia
GRID se ve espectacular bajo la lluvia

El primer detalle a destacar de GRID es el manejo de la iluminación, la cual hace que tanto automóviles como carreras luzcan, por momentos, espectaculares. Ya sea que se trate de la luz solar, o de las luces que adornan la noche, el juego se ve muy bien y el impacto de la iluminación en el auto, el parabrisas en caso de que escojas vista en primera persona, y en la pista resalta en la mayor parte de la experiencia. De la misma forma, los detalles que tienen que ver con lo que sucede en las pistas son otros de los elementos que destacan en el apartado visual de GRID y más porque tienen cierto impacto en la jugabilidad, añadiendo en cuanto a lo que tiene que ver con el realismo. En ese sentido, las competencias de día te pondrán en algunas ocasiones con el sol de frente, limitando la visibilidad, mismas situación que las carreras de noche, donde tendrás que poner más atención en la pista, aún con los faros encendidos.

Eso respecto a las condiciones, digamos, normales, porque GRID también cuenta con el componente de lluvia que definitivamente es espectacular y aunque no tiene tanto efecto en el pavimento, sí se hace notar en el manejo pues además de la reducción de visibilidad esperada, los automóviles de adelante levantan el agua del pavimento y el efecto del calor de las llantas creando vapor te hará manejar con más pericia, no sobra decir que una de las mejores experiencias es correr en una pista que involucre campo abierto y en una noche de lluvia, simplemente espectacular.

"Difícil negar que hay un tributo a Ridge Racer Type 4"

Ahora bien, así como GRID luce en esos aspectos que tienen que ver con la relación entre automóviles y pista, el juego presenta algunos contrastes en cuanto al trabajo en los escenarios, algunos reales y otros ficticios, pues al mismo tiempo que se resaltan lugares importantes, sobre todo en circuitos urbanos, también sucede con todo el contenido genérico que está ahí de relleno. Si bien esto puede pasar por alto pues la atención está en el pavimento, pero al menos para los fans de los juegos de carreras es un plus y es algo que se nota, y hay momentos y lugares en que los escenarios de GRID, no las pistas ni los autos, parecen trasladados director de generaciones de hardware anteriores. Misma situación se presenta en cuanto al público, que pese a ser de lo más genérico que te puedes imaginar, sabe apoyar y celebrar la competencia en los momentos más emocionantes.

Barcelona de noche y con fuegos artificiales
Barcelona de noche y con fuegos artificiales

Pese a esto, GRID también es capaz de brindar entornos impresionantes y las carreras nocturnas en circuitos urbanos te dejarán con una grata experiencia, sobre todo por el ambiente festivo que rodea a la competencia y que encuentra su punto climax en la iluminación de edificios importantes y los fuegos artificiales que adornan el horizonte en lo que supone, quiero pensar que así es, un guiño a la última pista de Ridge Racer Type 4, uno de los mejores arcade racers de todos los tiempos.

Ahora bien, respecto al desempeño visual de GRID debo señalar que hay algunos momentos en que el juego sufre y presenta ciertos bugs en elementos específicos, como las piezas que van dejando los autos tras sufrir un impacto. Asimismo, la generación de los escenarios, no de las pistas, es lenta y resalta en pantalla incluso llamando cierta atención pues es común ir a una alta velocidad y que tu mirada note que se está construyendo un edificio enfrente de ti, claro que esto sucede en poco tiempo, pero aún así no se puede pasar por alto. De la misma forma, GRID no tiene un buen desempeño, al menos no en la versión de PS4 Slim que jugué, en el interior del automóvil, en específico en la perspectiva que deja ver brazos y volante, lo cual deja ver un punto medio donde no destaca ni lo que sucede adentro, ni lo que sucede afuera. Dicho sea de paso, la vista del espejo retrovisor en esta perspectiva es pésima.

La experiencia en el interior queda a deber
La experiencia en el interior queda a deber

En materia de audio, sólo están los temas musicales que se presentan en los menús, pues en las carreras todo es el rugido de los motores, el sonido de derrape de las llantas, los gritos del público y los impactos con otros automóviles o con los muros de contención. Afortunadamente, el equipo de desarrollo atinó en dar a cada automóvil un sonido único de motor, algo que todo fan de los automóviles agradece. En cuanto a la experiencia en el interior del vehículo no hay una diferencia notable en la mayoría de los modelos, lo cual es una pena pues este tipo de perspectiva es de las preferidas e incluso Codemasters la trajo de regreso a petición de los fans.

GRID: una experiencia emocionante y dramática

En términos de experiencia de juego, GRID es un buen título de carreras arcade; de hecho, en momentos es un muy buen exponente del género debido a la atinada implementación en términos de jugabilidad, pues aunque fue pensado desde la accesibilidad para que todo tipo de jugador pueda disfrutarlo, también cuenta con elementos de simulación que dejarán satisfechos a los seguidores de este tipo de propuestas, sobre todo respecto tiempos de frenado y formas adecuadas de tomar las curvas para salir de ellas acelerando. Afortunadamente, GRID permite hacer ajustes pertinentes para dar un toque más realista y si esto se combina con la dificultad, lo que se obtiene es una grata experiencia. Esto a su vez se ve apoyado por un control sencillo pero responsivo que no cuesta trabajo dominar, al final la respuesta del mando es muy buena y lo mejor es que también cuenta con algunos detalles interesantes e inmersivos como el hecho de ajustar la intensidad de vibración en rubros específicos que dan cuenta del motor, la transmisión, la suspensión o los impactos.

Cuando inicias GRID, el sistema te ofrece ajustes predeterminados que brindan una experiencia con la que te puedes familiarizar y la cual puedes dominar en poco tiempo, sin embargo, si eres un entusiasta de este tipo de juegos no tardarás en ingresar en el apartado de ajustes para tomar decisiones, igual no tan variadas pero sí importantes, que tienen impacto en la jugabilidad. Mi consejo es que una vez que te sientas en confianza cambies la dificultad a difícil, selecciones la transmisión manual, hagas los ajustes necesarios a tu auto, te decidas por el daño terminal y procedas a disfrutar GRID en su mayor esplendor. Incluso me atrevo a considerarlo como algo necesario pues, como muchos títulos arcade y los simuladores en general, sabemos que todo se gana o se pierde en las curvas y en el estado que GRID te recibe bastará con que le encuentres el modo a dichas partes de la pista para que te salgas con la tuya en varias ocasiones, aunque no en todas, así que el reto espera con los cambios recomendados.

La suma de efectos y dificultad ofrece una experiencia divertida
La suma de efectos y dificultad ofrece una experiencia divertida

Otro elemento a tomar en cuenta es el sistema de apoyo porque en GRID formas parte de un equipo y cada uno pone 2 competidores en la pista. En el estado predeterminado, las instrucciones que des a tu compañero, las cuales controlas con la cruceta direccional, no tienen el impacto esperado, pero con el aumento de dificultad añadirás un toque de estrategia que ha sido bien implementado por Codemasters, así que quedará en ti indicarle al conductor del otro vehículo si debe ser más agresivo o tiene que mantener y defender su posición.

Ya que mencioné el daño que se hace a los automóviles, debo señalar que si bien resulta llamativo, no está tan bien implementado, sobre todo en cuanto al impacto que tiene en el vehículo y su conducción pues se necesitan muchos encontronazos o choques contra el muro para que el motor te avise que las cosas no están bien, sin embargo, en cuanto al aspecto visual es interesante y te invita a manejar de mejor manera si no quieres ver tu Golf GTI o tu Ford Focus y mucho menos tu Aston Martin o Ferrari lleno de rayones o abolladuras.

El recuento de los daños tras obtener el segundo lugar
El recuento de los daños tras obtener el segundo lugar

Quizás el núcleo de GRID, al menos por la forma tan destacada en que Codemasters ha hablado sobre eso, es la inteligencia artificial de los rivales. Luego de pasar horas y horas con GRID puedo decir que Codemasters ha hecho algo increíble en términos de IA y dificultad pues no hay carrera fácil, aún con la adquisición de los vehículos con mayor potencia. Desde la primera competencia en que participes notarás la ferocidad y hostilidad de los demás competidores controlados por el CPU, los cuales han dejado atrás, gracias al gran trabajo de Codemasters, los movimientos torpes y los choques sin sentido.

Cada vehículo que tengas adelante representa una auténtica pesadilla y hará todo lo necesario para evitar que lo rebases, así sea llegar a momentos de desespero que implican impactarte para tratar de sacarte de la pista. De la misma forma, es complicado ganar una carrera y la invitación a poner atención en todo momento aumenta el nivel de reto, así que tomar mal una curva con su consecuente pérdida de velocidad puede costarte el primer lugar. GRID no se anda con medias tintas y no podrás dar por hecho la victoria hasta que cruces la meta, antes de eso, la gloria del podio y la derrota están presentes y son una posibilidad en la misma proporción.

En ese sentido, el único detalle negativo que puedo señalar tiene que ver con estos congestionamientos que tienen lugar al inicio de las carreras, sobre todo en aquellas que tienen una curva cerrada y estrecha cercana al punto de comienzo, donde se vuelve inevitable una cantidad importante de choques, algo que no solo es problema de la IA de GRID, sino de muchos simuladores o títulos arcade a los que les he puesto las manos encima. Este es el único momento en que notarás torpeza en los automóviles rivales.

Mención aparte merece el presumido sistema Némesis, considerado como la joya de la corona de GRID, el cual creará enfrentamientos con otros competidores creando situaciones donde la hostilidad del rival te podrá poner en apuros. Una vez que tengas algunos encontronazos o te conviertas en la pesadilla de un conductor en particular, lo sacarás de sus casillas, por lo que además de avanzar tratará de arruinar tu carrera, aunque eso resulte en que ambos salgan de la pista para estrellarse. Por si la dificultad no fuera un reto y el provocar a un rival sume al mismo, el equipo creativo logró un gran trabajo al darle cierto impulso a aquel automóvil que se convierta en Némesis, sobre todo porque no se presenta de forma injusta y solo dura algunos momentos.

Un poderoso Camaro con llantas Yokohama
Un poderoso Camaro con llantas Yokohama

Llegando a la meta y esperando la champaña fría para celebrar en el podio

El regreso de GRID llega a la meta y de manera triunfal; la apuesta por el estilo arcade y la integración de elementos de simulación sin duda es ganadora, por lo que tenemos ante nosotros un juego divertido y emocionante en el que cada carrera se vuelve única y cuenta con un toque de drama que no termina hasta que aparece la bandera de cuadros. Codemasters ha entregado de nueva cuenta un buen título de carreras, que si bien no es perfecto, cuenta con todo lo necesario para que lo consideres dentro de tu colección, y lo mejor es que la historia del estudio inglés con el automovilismo sigue 2 décadas después de que se inició la carrera.

¿QUÉ TE PARECIÓ GRID

?

0 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

0 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

0

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos