Review

Ori and the Blind Forest

La fórmula ganadora entre estética, sonido y mecánicas de juego
LEVELUP 9.2 Excelente

PROS:

Excelente presentación visual con atención al mínimo detalle

Banda sonora épica y hermosa

Progresión de personaje y niveles bien implementado y cuidado

Ritmo del juego es adecuado, carece de letárgicas pausas y está lleno de acción

Las secuencias de escape son las mejores

Los retos de plataforma incrementan su dificultad

Dominar el control ofrece un alto grado de recompensa

Te hará maldecir, gritar y celebrar al mismo tiempo

CONS:

Carece de rejugabilidad

No ofrece modalidad New Game + o similar

Para algunos podría ser muy corto

Ori and the Blind Forest es un título de Moon Studios ―un conglomerado de desarrolladores veteranos provenientes de todas partes del mundo― que se estrena de la mano de Microsoft. Fue interesante ver que esta entrega, carente de violencia gráfica, fuera una de las cartas fuertes de Xbox One para 2015, y después de jugarlo sabemos la razón. Te advertimos que la primera impresión es engañosa: aunque el juego luce hermoso, caricaturesco y en general, débil, es un formidable reto que muy pocas veces se ofrece en la actualidad.

Un formidable reto

La historia que se cuenta es la de Ori, Naru y un ave malvada. Todo comienza con una gran tormenta que separa a Ori de un gran árbol, con lo cual queda huérfana; Naru, una criatura del bosque, la encuentra y así inicia un lazo madre-hija entre ambas. La aventura marcha bien hasta que el gran árbol, en un intento por comunicarse con su hija perdida, detona acontecimientos que son revelados al jugador más adelante y que modifican de manera brutal el entorno inmediato de las protagonistas. Con cortas secuencias cinemáticas conoces el contexto del padecimiento del bosque, el odio del ave malvada y finalmente, la misión de Ori.

El título pertenece al género metroidvania que popularizó Super Metroid en 1994 y ofrece acción de plataformas, exploración y desarrollo de personaje. En términos prácticos, el protagonista debe explorar el mundo con ayuda de herramientas y habilidades que encuentra o adquiere a lo largo de la aventura y así resuelve situaciones que de otra manera le sería imposible.

Ori comienza con una lista de movimientos básicos suficientes para que completes los primeros retos y cubras las partes más obvias del mundo de juego. Al inicio sólo podrás saltar y atacar enemigos; no habrá forma de alterar la ruta si no cuentas con las herramientas necesarias. Después aprenderás nuevas habilidades gracias a los Spirit Trees que están ubicados en puntos estratégicos; esto indica que vas progresando y que ya puedes ingresar en zonas antes inaccesibles para ti. Además, los nuevos movimientos te permiten explorar con más soltura los escenarios que ya recorriste para encontrar orbes de salud, energía y experiencia útiles para mejorar.

Sentirás que estás jugando algo totalmente distinto

Una de las mecánicas más útiles es que tienes la posibilidad de crear un checkpoint casi en cualquier lugar. Este movimiento cuesta energía y deberás usarlo constantemente porque morirás muchas veces; al inicio puede parecer que Ori es un título fácil, pero al evolucionar las zonas, los enemigos aparecen en variedades más poderosas y las plataformas se vuelven mortales; la progresión es casi imperceptible hasta que mueres sorpresivamente y tienes que repetir los últimos 5 minutos de juego varias veces. Es así como aprendes a usar la habilidad en los momentos más convenientes.

Como mencionamos, la dificultad de las plataformas incrementa con cada nuevo movimiento que aprendes y requerirás usar cada nueva habilidad constantemente. Una de las maniobras más importantes es Bash, que sirve para rebotar en proyectiles y enemigos y ganar impulso; cuando la adquieras sentirás que estás jugando algo totalmente distinto, pues usas a tu favor a las criaturas para alcanzar nuevas alturas, y además, es la mecánica principal para superar una gran cantidad de retos. Aprender a usar Bash con soltura es una experiencia sumamente gratificante debido a que requiere reflejos rápidos y tomar la decisión correcta en el momento adecuado.

Hay una razón detrás del comportamiento malvado de la antagonista
Hay una razón detrás del comportamiento malvado de la antagonista

El resto de las habilidades de Ori se resume en movimientos para transitar los mapas, como el salto doble y el súper salto. También adquieres una pluma para aprovechar las corrientes de aire ascendentes y flotar con delicadeza; las habilidades se combinan de manera adecuada y ofrecen un alto nivel de recompensa una vez que las dominas por completo, pero aún así, te tomará más de un puñado de intentos progresar en las zonas más difíciles.

Sudarás sangre cuando logres completar cada metro

En cuanto al diseño de niveles, visitarás diferentes zonas del bosque que ha quedado devastado por las acciones del ave malvada: explorarás cavernas, copas de los árboles y pantanos. La estructura de Ori es muy simple y te guiará por el mapa con una pista para tu próximo objetivo; lo siguiente es emplear tu ingenio y habilidad para llegar a la meta. Te puedes auxiliar con el mapa, pero para revelar los lugares secretos deberás encontrar una tableta y el lugar indicado para usarla. Llegarás a varios calabozos que presentan un reto aún mayor y al concluirlo, en vez de pelear contra un indomable jefe, tendrás que completar una secuencia de escape.

Los escapes al final de cada calabozo son, sin duda, las secuencias que más disfruté en Ori por su dificultad y porque no hay puntos intermedios: terminan hasta que llegas al final; si mueres —y lo harás— tendrás que volver a empezar; no hay otro remedio. Necesitarás rápidos reflejos y sudarás sangre cuando logres completar cada metro. Así memorizarás cada sección, la ejecutarás a la perfección hasta llegar a un punto de muerte y repetirás el proceso. Estas secciones están cargadas con grandes dosis de adrenalina que te robarán una exclamación de alivio después invertir más de una docena de vidas de la pobre Ori.

Ori es un gran logro artístico del engine gráfico Unity
Ori es un gran logro artístico del engine gráfico Unity

Moon Studios respeta a sus jugadores: en primer lugar, presenta un reto formidable, es muy difícil y me hizo maldecir, gritar y lamentarme, pero no porque fuera frustrante, sino porque me divertí en grande y pocos juegos me han provocado eso en fechas recientes. Además, el ritmo adecuado y bien cuidado es respetuoso con el tiempo del jugador y carece de centenares de coleccionables sin sentido.

Único y hermoso

Ori and the Blind Forest es único y hermoso gracias a que su estilo de arte emula un lienzo pintado a mano; en ocasiones parece una obra de arte viviente debido a que cuenta con una decena de capas con elementos en movimiento que acentúan la inmersión. Puedes pasar por alto la caída de las hojas en primer plano, fuera de foco y con tonos oscuros, pero sin duda, detalles como éste son fundamentales para acentuar la atmósfera. El nivel de cuidado es impresionante, dudo que haya un elemento estático en el juego, ya que el movimiento está presente en cada escenario desde que Ori camina y pasa a un lado de la flora hasta en los elementos que están fuera del foco de atención del jugador, pero debido a que todo se mueve de manera natural, esto puede ser imperceptible.

Por otro lado, los enemigos y los ataques tienden a generar un brillo que podría entorpecer la acción en pantalla, pero lo que en realidad ocurre es que se crea un vínculo entre jugador y enemigo, porque a pesar de no poder ver los proyectiles en la pantalla, puedes conocer su ubicación precisa; incluso da la impresión que jugar a ciegas. Esto también se debe a que los enemigos presentan un patrón específico de ataque que aprendes en seguida.

Cuando crees que lo has visto todo, Ori continúa sorprendiendo
Cuando crees que lo has visto todo, Ori continúa sorprendiendo

En cuanto al apartado musical, estoy completamente enamorado de la banda sonora; está compuesta por hermosas piezas orquestales acompañadas con voces, coros y sonidos de la naturaleza que dan un aire místico y en momentos específicos el resultado es simplemente épico. Las piezas se mezclan con las bellas pantallas y sus centenares de elementos en movimiento para dar un contexto más profundo y personal a la historia de esperanza y conmovedor sacrificio narrada por Moon Studios.

Precisión en el control y perfectas mecánicas de juego

Por último, veamos la que quizá sea una pequeña molestia para los entusiastas del género: Ori no ofrece un modo New Game+ o similar ni permite continuar en tu archivo cuando lo terminas para explorar las zonas que te faltaron o recolectar las orbes que olvidaste. Esto se traduce en una decepción y resta rejugabilidad; sin embargo y como mencioné, no es un gran punto negativo debido a que la duración de Ori es adecuada y, sobre todo, porque el paquete en conjunto es una experiencia épica de una sola vez. Cuando acabes la historia te recomiendo dedicar un día a jugarlo de nuevo y terminarlo 100%. Piensa que este título no dura semanas.

Ori and the Blind Forest te enamora, primero, con una dirección de arte que presta atención hasta al último detalle, después te embelesa con la banda sonora y finalmente, se compromete contigo con precisión en el control y perfectas mecánicas de juego. En resumen, Ori and the Blind Forest cumple con la fórmula ganadora que garantiza una experiencia sin igual. Si eres poseedor de un Xbox One es imperativo que lo juegues.

Una obra de arte viviente
Una obra de arte viviente

¿QUÉ TE PARECIÓ Ori and the Blind Forest

?

55 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

55 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

9.4

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos