Quédate en casa: Divinity Original Sin 2, heraldo de los juegos rotos

Sobre cómo la entrega de Larian Studios rompe el lenguaje de los videojuegos


Nuestra lista de recomendaciones crece cada semana como parte de un esfuerzo para acompañarte en casa, mientras pones tu grano de arena durante el aislamiento social para combatir la propagación de COVID-19. Recientemente, el Staff Editorial de LEVEL UP ha recordado grandes títulos que merecen la pena darles nuevamente un vistazo o hacerlo por primera vez. Mardokeo Galván nos contó sobre Journey; Pedro Cesari trajo de vuelta a Secret of Mana; Fernando Salinas recordó la tragedia de Okami; Víctor Rosas nos contagió de nostalgia con Horizon Chase Turbo y Daniel Laguna regresó al clásico inmortal, Tetris.

Esta semana abordaré la joya que lidera el resurgimiento del género CRPG (Computer Role Playing Game); desarrollado por Larian Studios, habló de Divnity Original Sin 2. Dicha entrega se estrenó en septiembre de 2017 y en un instante desató una gran sensación a nivel mundial; tanto fanáticos del género como la crítica, alabó el juego en todo departamento: historia, personajes, música y mecánicas. Quien lo jugó estaba de acuerdo: Divinity Original Sin 2 es uno de los grandes exponentes del género CRPG.

Para los no iniciados, Divinity Original Sin 2 saltó a la fama gracias a su naturaleza no lineal de diseño. En otras palabras, el juego trata de romper con el vocabulario que a lo largo de los años hemos aprendido como jugadores; durante décadas, los videojuegos nos han enseñado que, por ejemplo, una puerta se puede atravesar de 1 forma: a través del umbral. La genialidad de Divinity Orginal Sin 2, en este caso, es que rompe el molde al permitirnos llegar al otro lado de maneras distintas. Quizá lo hicimos por arriba, por los lados, por debajo o bien, nos teletransportamos.

En términos prácticos, Divinity Original Sin 2 es un juego con pocas barreras. Por supuesto, la historia está estructurada de tal forma que, para llegar al final, primero hay que pasar por la zona de introducción, el siguiente capítulo y así hasta llegar a la parte final. Sin embargo, dentro de cada uno de estos segmentos tenemos la libertad de elegir el orden o los pasos a seguir para progresar.

Por ejemplo, en la primera zona del juego encontramos la fortaleza Joy. Dentro de esta etapa, el objetivo principal es escapar. El primer método es, por supuesto, el camino directo de mayor resistencia que son, los golpes puros y duros. Sin embargo, existen otros caminos, como explotar las habilidades especiales de cada raza de juego, por ejemplo, los elfos pueden recabar información al consumir carne humana, el cual es un modo de escape.

De la misma forma, una de las herramientas que aprendes a utilizar de forma temprana es el hechizo de teletransportación. Esta herramienta te brinda la sensación de salirte completamente con la tuya. Por ejemplo, para escapar de la fortaleza puedes emplear la teletransportación y así enviar a uno de tus personajes a un piso superior para activar un interruptor que revela una escalera oculta.

"Lo interesante y genial del juego es que se trata de un método completamente válido para resolver un problema"

Sin embargo, lo anterior es solo una pequeña muestra de las diferentes formas de explotar la herramienta. Por ejemplo, la he usado dentro de mi progreso para teletransportar enemigos poderosos a locaciones aisladas donde quedan totalmente indefensos, sin ninguna posibilidad de que ellos puedan defenderse. Aunque es totalmente barato, lo interesante y genial del juego es que se trata de un método completamente válido para resolver un problema. Es decir, llegar al otro lado de la puerta sin cruzar el umbral: un diseño de juego flexible.

Podría platicarte durante horas de las increíbles y hasta bobas formas de romper el sistema de Divinity Original Sin 2, las cuales no se limitan a la teletransportación pues hablamos de un juego con muchísimas piezas flexibles que puedes manipular a tu antojo, como el sistema de elementos y la profundad de la creación de personajes, elementos que enloquecieron a la crítica y los fanáticos del género. Por esto, te invito a que le des un vistazo o, por lo menos, tengas en cuenta este juego dentro de tu radar. Divinity Original Sin 2 se encuentra disponible en PC, pero también se estrenó en consolas, Xbox One, PlayStation 4 y, recientemente, Nintendo Switch.

Apilar decenas de barriles explosivos es una opción entre tantas
Apilar decenas de barriles explosivos es una opción entre tantas

Si te gustó Divinity Original Sin 2 te invitamos a checar nuestras últimas recomendaciones de la iniciativa #QuédateEnCasa a continuación. Puedes encontrar una lista más extensa si checas esta página.

Mardokeo Galván — Journey, en busca de la trascendencia.
Pedro Cesari — Secret of Mana, un dulce viaje en búsqueda de la identidad.
Daniel Laguna — Tetris, un clásico que nunca pasa de moda.
Víctor Rosas — Horizon Chase Turbo, retomando el legado de Out Run y Top Gear.
Fernando Salinas — Okami, la obra maestra de Hideki Kamiya.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos