Quédate en casa: R4: Ridge Racer Type 4, el glorioso final de una gran época

Aquella carrera que dio la bienvenida al nuevo milenio


Sí, el aislamiento sigue y todavía no sabemos cuándo regresarán las cosas a la normalidad. Sin embargo, eso también significa que hay más tiempo para jugar videojuegos y esta semana nuestra serie Quédate en Casa nos presentó recomendaciones interesantes como Zone of the Enders: The 2nd Runner, Left 4 Dead 2 y Spelunky. Claro está que la situación se presta para probar juegos de distintas época y en esta ocasión haré un viaje hacia finales de los 90 con el que consideró es el momento cumbre de los juegos de carreras Arcade: R4: Ridge Racer Type 4.

Precedido por una historia que inició en Arcade en 1993 con Ridge Racer, juego que corría en el hardware Namco System 22, y por entregas subsecuentes que pasaron de las maquinitas a PlayStation, R4: Ridge Racer Type 4 se presentó en diciembre de 1998 para el mercado japonés y meses después, ya 1999, para el resto del mundo. Desde el inicio, el juego producido por Shigeru Yokoyama y programado por Masatoshi Kobayashi mostró que los años de experiencia acumulados por el equipo de desarrollo de Namco eran suficientes para brindar un producto cercano a la perfección que a la postre se convertiría en el juego de carreras Arcade por excelencia, aunque irónicamente fuera para consola.

En la época en que debutó, R4: Ridge Racer Type 4, se convirtió de inmediato en el testamento de un género que estaba por ceder el trono a la simulación de las carreras, pues el futuro había llegado y por fin podríamos probar esa dosis de realismo que provenía de una nueva fuente, Polyphony Digital y Gran Turismo. Sin embargo, todavía quedaba una última oportunidad para cerrar el ciclo y R4: Ridge Racer Type 4 la aprovechó con una propuesta que sintetizaba de gran manera el estilo de juego de los racers de Arcade con un control sencillo pero que requería el dominio del derrape o de la atinada combinación entre freno y acelerador antes de tomar una curva, Drift o Grip básicamente.

Asimismo, Namco apostó por un memorable modo historia en el que hay que seleccionar un equipo entre R.C Micro Mouse Mappy (Francia), Pac Racing Club (Japón), Racing Team Solvalou (Italia), and Dig Racing Team (Estados Unidos). Namco siempre ha sido autorreferencial y cada equipo, que a su vez define la dificultad, representa uno de 4 grandes títulos en la historia de la compañía: Mappy, Pac-Man, Xevious y Dig Dug.

Una vez seleccionado el equipo, hay que escoger un fabricante entre Age Solo, Lizard, Assoluto y Terrazi, los cuales definirán la historia a seguir pues nuestro papel es el de un piloto novato que cumple una función pasiva, o sea que son los jefes de equipo los encargados de contar la historia. A partir de ahí, R4: Ridge Racer Type 4 nos llevará a un circuito ficticio que tiene lugar durante 1999 y que culmina el 31 de diciembre de ese año. Quizá, uno de los momentos más grandes que he vivido como jugador es correr en esa última carrera cuya vuelta restante tiene lugar en plena celebración de Año Nuevo y mientras te acercas a la meta los fuegos artificiales y los gritos de la gente te indican que el nuevo año, siglo y milenio ya comenzaron.

Gracias a su excelente propuesta de tipo Arcade, que básicamente te pone el último lugar para que avances en busca de la posición de honor, un sistema justo y equilibrado y una jugabilidad exquisita, R4: Ridge Racer Type 4 jamás se siente como algo tedioso en la búsqueda de los 320 automóviles que podrás coleccionar al correr y llegar en distintas posiciones y mediante las diferentes combinaciones entre equipos y fabricantes. De la misma forma, este juego destacó en su momento y se ganó un lugar en la historia gracias a su excelente soundtrack, compuesto por el Namco Sound Team, integrado por Kohta Takahashi, Hiroshi Okubo, Asuka Sakai, Tetsukazu Nakanishi y Koji Nakagawa, y cuya última pieza, la que aparece en el final, concluye de forma magistral una época en la historia de los videojuegos, ya que después de R4: Ridge Racer Type 4, nada fue lo mismo.

Actualmente, R4: Ridge Racer Type 4 sigue disponible en PlayStation Store como clásico de PS One para PS3 y su precio es bastante accesible para el tipo de pieza histórica que es. De la misma forma, el juego existe en el infame PlayStation Classic. Si tienes la oportunidad de adquirirlo, no dudes en hacerlo pues se trata de uno de los mejores juegos de carreras Arcade de la historia, para mí es una obra perfecta. Lamentablemente, la franquicia ya no volvió a los primeros planos, definitivamente no está en el radar de Bandai Namco y en cuanto el soporte de PS Store concluya para PS3 sufrirá el triste destino del contenido digital.

Finalmente, aquí te dejo con algunas de las recomendaciones del staff para esta cuarentena:

Fernando Salinas ― Final Fantasy IX, un clásico de Square que vale la pena recordar
Mardokeo Galván ― INSIDE, un siniestro viaje al individualismo
Pedro Cesari ― Hitman, la incomprendida misión del Agente 47
Luis Sánchez ― Age of Empires 2, el inmortal de estrategia en tiempo real
Daniel Laguna ― Shin Megami Tensei, una franquicia de culto que debes conocer
Víctor Rosas ― Xenogears, el inicio del largo y duro camino de Tetsuya Takahashi

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos