El valor de Minecraft para la arquitectura

¿Tienen algún valor tus creaciones virtuales?


Minecraft vive su época dorada. Como redactor, no hay semana exenta de noticias relacionadas con magníficas creaciones ideadas y concebidas dentro del juego, que por su complejidad son dignas de asombro y quizá también de mérito arquitectónico genuino. Busquen "arquitectura y Minecraft" en Google y verán a lo que me refiero.

La comunidad de jugadores más entusiastas, no conforme con apilar cubo sobre cubo, dedica años enteros a la concepción de intrincados sistemas urbanos que emulan a detalle construcciones reales o llevan la edificación a lugares idílicos, imposibles de materializar con ladrillo y mortero. Pero, las ciudades de fantasía o las recreaciones urbanas de Minecraft ¿tienen un valor arquitectónico o son, por su naturaleza virtual, un rotundo desperdicio de tiempo? ¿Son jugadores como Tyrant5Dragons o quienes construyeron Osgiliath, Titan City y Azeroth dentro del título, arquitectos bajo algún estándar imaginable?

Decir arquitectura conlleva un aire de seriedad: por algo los profesionales de dicho arte estudian y practican durante años antes de concluir su formación académica. Antes de pensar en vigas, grúas, tierra y volados, cabe hacer 2 consideraciones: como dijimos, los arquitectos no nacen siéndolo y cuando logran convertirse en profesionales, su tarea involucra una buena dosis de proyección y diseño. Estas actividades inmateriales muchas veces tienen lugar en papel o programas de computadora, lo que da pie a una pequeña dosis de convergencia entre el juego y la práctica artística.

En busca de alguna pista, me pregunté en qué empleaban su tiempo libre los arquitectos del pasado cuando eran niños. La respuesta yace en marcas como LEGO. Minecraft y LEGO están separados por varias décadas y, más importante aún, por el cristal de una pantalla, pero comparten un rasgo fundamental: el bloque como unidad básica.

Los niños de hoy pueden asociar LEGO más con modelado a escala que con Minecraft pues en un afán por sobrevivir, la compañía danesa guío la mano los niños hacia la recreación de objetos predeterminados con piezas específicas, pero en sus orígenes, eran simples bloques multicolor. La tarea creativa estaba en quien los usaba y esos atributos siguen intactos en Minecraft.

LEGO ahora es más modelado a escala que 100% creatividad
LEGO ahora es más modelado a escala que 100% creatividad

Es verdad que la creación del sueco Markus Persson ha recibido agregados estilísticos y estéticos, así como cientos de ajustes, pero en esencia sigue siendo un juego cuya piedra angular es el bloque y la noción de lo que puede hacerse con una cantidad infinita de ellos. Y eso tiene una función más allá de lo lúdico: ejercita el pensamiento en 3 dimensiones, atributo esencial del arquitecto. "A la gente le cuesta mucho trabajo pensar en 3 dimensiones.", nos explicó la arquitecto de la UNAM, Rosario Bahena. Por eso, durante los primeros semestres de la carrera, se practica con "muchos ejercicios como de preescolar, colores, formas y conceptos abstractos.", añadió. En ese sentido, el hecho de que Minecraft constituya un mundo intangible puede suponer incluso ventajas educativas respecto a LEGO.

No quiere decir que amontonar cajas de pixel te prepare para saltar los primeros 3 semestres de licenciatura, pero por lo menos confiere un atributo didáctico a la práctica de esculpir con ellas una figura o un edificio. Y tampoco hay que pasar por alto que, aunque no lo parezca, la arquitectura para diseñar espacios también puede simularse y estimularse con un título como Minecraft.

¡Ojo! No nos estamos refiriendo a la tarea del diseñador de videojuegos quien, efectivamente, comparte cada vez con mayor recurrencia herramientas y conocimientos con el arquitecto. Piensen en Notre Dame en Assassin's Creed Unity: diseñar ese lugar virtual demandó años, y exponentes como Tyrant diseñan juegos formalmente también. No, aquí hablamos única y exclusivamente de jugadores.

Los arquitectos digitales comparten estrategias comunes para ordenar espacios

"Si pensamos en la arquitectónica de Minecraft, en vez de referirnos a su 'arquitectura' encontraremos que los 'arquitectos digitales' comparten estrategias comunes para ordenar espacios, o mejor dicho, representación de espacios.", nos expuso el arquitecto español, Eduardo Roig, quien lleva años estudiando la relación entre videojuegos y arquitectura. Para ponerlo de otra forma, el valor arquitectónico de tu obras en Minecraft ―llámese castillo, ciudad o casa― apela a la representación visual del espacio, acción que el jugador comparte con el arquitecto real. De nueva cuenta: hay muchas consideraciones que es preciso observar antes de que corras a pedir tu título. Sí, eres un arquitecto en un sentido muy elemental de la palabra, pero tu obra termina cuando apagas la consola y no por capricho del gremio de arquitectos de la vida real, sino por una serie de variables que el juego no contempla y cuyo pleno entendimiento demanda años de estudio en aulas y obras.

Minecraft es una representación visual del espacio, "el resto de sentidos y las interferencias que se produjeran entre ellos quedan anulados en un alto porcentaje.", continuó Roig. Vaya, jamás tocas tu creación; desconoces cómo la afectan otros elementos, no te desplazas físicamente a través de ella. No la sientes. "Por otro lado, la ausencia de gravedad en el espacio de bits implica condiciones muy distintas a las que tiene que enfrentar un arquitecto del mundo físico (en la Tierra)." Recordemos que en el modo creativo de Minecraft, esa pequeña fuerza llamada gravedad queda fuera de la ecuación.

Irónicamente, esa omisión de "interferencias" así como de limitaciones, supone en Minecraft un nivel de versatilidad que resulta interesante para los arquitectos, quienes a menudo buscan paradigmas que rompan con la forma cuadrada de construir, y en ese mismo renglón, hay que mencionar su carácter comunitario. "Minecraft ofrece libertad absoluta sin tener que pensar en presupuestos o límites más allá de lo que el propio entorno ofrece.", nos compartió el español Jorge R., mejor conocido como Tyrant y quien lleva las riendas de una comunidad de fanáticos de Minecraft, llamada 5Dragons. "Además, también ofrece la posibilidad de crear sin leyes físicas, lo que permite una libertad creativa mayor. Minecraft sería la manera de hacer visual, por ejemplo, un dibujo o boceto. Sobre el papel todo es posible, ¿no? Pues en Minecraft también.", acotó.

No hace mucho, varios miembros de LevelUp participaron en un proyecto colectivo de creación dentro de Minecraft. Granjas, túneles y demás fueron creados en lo que bien pudo catalogarse como una comunidad edificada en conjunto.

Arquitectos como el danés, Bjarke Ingels, ven en esto un ideal para el futuro de la arquitectura al cual ha denominado Worldcraft, en homenaje al juego. "El jugador de Minecraft participa en un proceso colaborativo de proyecto que le permite compartir multitud de opciones y decisiones con otros jugadores.", comentó Roig. "La arquitectura contemporánea está incluyendo en su proceder estrategias de proyecto colaborativas que integran en una interfaz de comunicación a los agentes que intervienen ―administradores, técnicos, clientes, etcétera―. Esta comunicación avanzada en el proceso de proyecto es similar a las arquitecturas opensource. (...) El arquitecto como único hacedor del edificio está obsoleto.", añadió.

Otra atributo rescatable de Minecraft no directamente relacionado con arquitectura, pero que alude a ella de modo tangencial, es la urbanística que analiza los asentamientos humanos. Algunas alcaldías y escuelas europeas emplean Minecraft para permitir a habitantes y estudiantes por igual entender mejor la dinámica de sus demarcaciones y a mejorarlas, haciendo propuestas dentro del juego que puedan después implementarse en la realidad.

Minecraft carece a menudo de una finalidad y algunos de los arquitectos a los que entrevistamos se refirieron al propósito, a brindar refugio, como otra parte céntrica de su tarea. El espacio creado busca satisfacer una necesidad comunitaria y el juego, a pesar de tus mejores esfuerzos, realmente no lo hace, es decir, carece de utilidad. Otro asunto es que esa misma unidad clave (el bloque) resulta a menudo excesivamente voluminosa para imprimir detalles realistas a las creaciones, lo que en ocasiones merma su practicidad.

¿SimCity? No, esto es Minecraft
¿SimCity? No, esto es Minecraft

"Otra limitación que puede tener el juego y que yo he percibido después de tanto tiempo realizando construcciones, es el hecho de que la medida mínima de un cubo de Minecraft ―y única― es demasiado grande, creo que equivale a 1 metro cúbico.", explicó Tyrant. "Desgraciadamente esto afecta y mucho a la estética de los edificios, impidiendo sobre todo la construcción de paredes estrechas y dificultando la creación de habitaciones internas. En Minecraft, es necesario crear una estructura mayor en cuanto a que las paredes ocupan casi 10 veces el ancho que una pared del mundo real."

Queda claro entonces que el arquitecto de Minecraft lo es desde el ángulo de la representación y conexión del espacio, así sea en un lienzo virtual. El juego enseña también a trabajar en equipo y ejercita el pensamiento tridimensional, elementos que juegan un rol en la arquitectura real. En pocas palabras, funge como instrumento imaginativo y herramienta didáctica muy básica, que puede alimentar en niños y jóvenes el espíritu creativo que los arquitectos profesionales llevan dentro de sí, ni más, ni menos.

El arquitecto de Minecraft lo es desde el ángulo de la representación y conexión del espacio

Ahora bien, el advenimiento de la holografía en la forma de dispositivos como HoloLens cambia un poco las cosas, no por nada Roig ha dedicado a esto, su tesis doctoral. El arquitecto español está muy interesado en descifrar cómo la superposición del mundo digital sobre el físico afecta a la arquitectura y, en ese mismo orden de ideas, qué experiencia puede obtenerse del lenguaje y los métodos de desarrollo de videojuegos, los cuales tienen años manipulando el espacio virtual.

La realidad virtual es también otra promesa con implicaciones interesantes para la arquitectura. Usar un Oculus Rift y caminar dentro de tu castillo hecho de bloques de Minecraft supondrá entonces una experiencia un poco distinta a la que hoy se tiene posando la mirada sobre una pantalla a la distancia. Pero ninguno de los escenarios expuestos es aún dominio común de las huestes de fanáticos de Minecraft y en el ánimo de mantenernos enfocados en la actualidad y en la realidad, dejaremos ese diálogo para cuando HoloLens u Oculus Rift estén en manos de millones de jugadores.

"Minecraft simplemente permite a la gente pensar en el ecosistema de las cosas, y será fascinante ver cómo se desarrolla. No tengo duda de que los arquitectos del mañana habrán jugado Minecraft como niños. Ninguna duda.", dijo el controvertido Peter Molyneux a la BBC en un documental y aunque su opinión últimamente conlleva un aire de incredulidad, debemos conceder que su predicción es razonable.

"Naturalmente el jugón de [quien juega] Minecraft se convierte en arquitecto. Además, piensa que hasta que llegó Brunelleschi no existían arquitectos, no había una concepción integral de la disciplina. Lo que había eran maestros que a base de práctica adquirían conocimientos que repetían en la construcción. Hubo un tiempo en que todos éramos 'arquitectos'. De hecho, en muchos países no se precisa un arquitecto para levantar una casa.", remató Roig.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos