Quédate en casa: Vanquish, acción desenfrenada al estilo de Platinum Games

El shooter de Shinji Mikami que alcanzó velocidades extremas


El tiempo sigue su curso y las medidas sanitarias se vuelven cada día más estrictas, todo esto con la intención de reponernos ante la emergencia a nivel mundial y terminar la cuarentena lo más pronto posible. La mejor recomendación es quedarse en casa para evitar la exposición y el contagio, sin embargo, esta situación puede quebrar el ánimo de muchas personas después de un largo periodo de encierro, por esta razón, en LEVEL UP te hemos dado algunas opciones para matar el aburrimiento y hacer este encierro un poco más ameno. Seguro encontrarás alguna opción que te guste en esta sección, esta semana comenzamos con INSIDE, un escape lúgubre de los creadores de Limbo, además de hablamos de Team Fortress 2 y sus personajes únicos, seguimos con el muchas veces incomprendido Undertale y cerramos con el mundo utópico de Bioshock.

Ahora me toca contarles sobre un juego que compré simplemente porque lo encontré mientras curioseaba en el anaquel de juegos de una tienda de discos. En ese entonces se hablaba mucho de Vanquish, un juego de disparos en tercera persona desarrollado por Platinum Games y dirigido por Shinji Mikami, recordado por su trabajo en Resident Evil, además de los infravalorados MadWorld y God Hand. El precio marcado era 300 pesos y aunque ya tenía varios títulos del estudio en mi colección, no sabía si había tomado una buena decisión al comprarlo, sobre todo porque no me considero fan del género shooter.

"La historia de Vanquish está llena de clichés pero funciona muy bien con la naturaleza exagerada del juego"

Al iniciar esta aventura nos introducen en un futuro en el que los conflictos por la dominación global prevalecen. Estados Unidos lanza al espacio la colonia cilíndrica SC-01 Providence, su función sería recolectar energía en grandes cantidades y transmitirla a la tierra como recurso energético para dicha nación. Pronto, un grupo terrorista que recién ha derrocado al gobierno ruso toma el control de Providence y borra a San Francisco del mapa. El siguiente objetivo de este grupo rebelde dirigido por Victor Zaitsev será Nueva York si Estados Unidos no cede el poder y acepta su derrota.

Como respuesta, Elizabeth Winters, presidenta de Estados Unidos, decide enviar un grupo de marines al espacio para recuperar el control de Providence. Con el fin de asegurar el éxito en misión de infiltración, la presidenta Winters ha solicitado los servicios del mercenario Sam Gideon de la agencia DARPA, asociación encargada de producir nuevas tecnologías de defensa. Alcanzar el objetivo de esta misión no es cosa sencilla pero Sam contará con la ayuda de un traje experimental único para salir victorioso. Este exoesqueleto robótico protegerá a Sam y le dará otras cualidades como la capacidad de copiar cualquier arma que encuentre su camino, y la posibilidad de alcanzar velocidades extremas gracias a los propulsores que tiene en sus piernas. El primer objetivo será encontrar al científico Francois Candide, quien es pieza fundamental en la operación de Providence y quien ha sido secuestrado por Zaitsev, líder del grupo terrorista y nuestro enemigo principal.

Como podrás notar, Vanquish está lleno de clichés y no tiene la historia más compleja, pero honestamente no le hace falta, desde que vi la primera cinemática mi dilema sobre mi compra se resolvió, valió la pena. Estaba ante un clásico juego japonés lleno de exageración y situaciones que hacen ver al protagonista como el personaje más cool y badass jamás creado. Por muy malo que parezca, el concepto funciona muy bien a pesar de que Sam es algo así como una copia de Solid Snake con la voz más rasposa y la mitad de su carisma . Al final, el diseño del personaje principal no tiene tanto peso, lo más importante es que la acción nunca se detiene y podamos sentir el poder a través del control, justo como Platinum Games nos tiene acostumbrados. Y sí, justo eso es lo que encontramos en este juego.

En 2010, año en el que Vanquish fue lanzado, las comparaciones con Gears of War fueron inevitables. Estos comentarios fueron motivados por el estilo de la cámara pero la verdad, existen muchas diferencias entre ambos juegos, la más notoria es la acción frenética y la velocidad del personaje. En Vanquish, tendrás que esconderte en barricadas por momentos, pero la mayoría del tiempo estarás disparando sin parar, atacando a tus enemigos con golpes cuerpo y lo más importante, usando los propulsores para llegar rápidamente de un lado a otro. Además, podrás activar un sistema de tiempo de bala que nos dará la capacidad de ver todo en cámara lenta mientras escapamos de los proyectiles en medio de explosiones y una lluvia de partículas de todo tipo. Este efecto es una belleza y uno de los mejores que he visto en su aplicación, ya que podremos lanzar granadas para destruirlas en el aire, esquivar ataques y tener ventaja al momento de disparar, entre otras opciones.

"Sam lucirá sus habilidades al máximo y se convertirá en el tipo más genial de la galaxia"

Además de las características del súper traje encontraremos distintas armas que se unirán a nuestro arsenal. El sistema solo admitirá tres de ellas pero podemos cambiarlas por otras en el camino y también mejorarlas. Conforme avanzas te darás cuenta que los niveles son lineales y tendrás que llegar del punto A al B sin desviaciones, estamos ante una aventura en solitario que no se complica y nos entrega cerca de 6 horas de locura espacial. La cereza del pastel son los jefes, por ejemplo, el tanque que con más tarde se convertirá en un robot gigante capaz de lanzar misiles por toda la pantalla o el orbe con extremidades que se transforma en un ser temible construido a partir de desechos. En algunos casos habrá escenas interactivas en la que Sam lucirá sus habilidades al máximo y se convertirá en el tipo más genial de la galaxia.

Al tratarse de un juego de disparos es natural esperar un modo multijugador incluido en el paquete, sin embargo, es difícil pensar en una versión con pantalla dividida o en línea que pueda aprovechar las funciones únicas del traje de Sam. La falta de este modo no afecta la experiencia pero puede alejar a los seguidores del juego competitivo.

Vanquish no es perfecto, aunque incluye varios giros de tuerca la historia no es memorable ni te hará cambiar la forma en la que ves la vida, pero todo se compensa con el ritmo desenfrenado de la batalla que ofrece diversión sin complicaciones. Una experiencia que llega al punto del ridículo pero que disfrutarás de principio a fin. Si estás interesado, puedes encontrar esta joya de Platinun Games en PC a través de Steam y en un paquete que incluye Bayonetta o por separado, disponible para PlayStation 4 y Xbox One.

En Vanquish la acción nunca se detiene
En Vanquish la acción nunca se detiene

A continuación te compartimos algunas de las recomendaciones del equipo de LEVEL UP, no olviden entrar aquí para que le des un vistazo a todas las opciones que tenemos para ti.

Mardokeo Galván —INSIDE, un siniestro viaje al individualismo
Pedro Cesari — Hitman, la incomprendida misión del Agente 47.
Daniel Laguna — Shin Megami Tensei, una franquicia de culto que debes conocer.
Víctor Rosas — Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty, momento único para la franquicia.
Fernando Salinas — The King of Fighters XIII, la joya de SNK que los fans de los juegos peleas deben jugar.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos