Review

Dragon Ball Z: Kakarot

¿El juego que los fanáticos de Gokú esperaban?
LEVELUP 7.5 Regular

PROS:

Sistema de batalla sencillo y dinámico

Impresionantes escenas animadas

Excelente apartado sonoro

Mucho fan service

Batallas con jefes bien logradas

CONS:

Innecesariamente largo

Pocos personajes controlables

Pocos combates en el modo historia

Peleas al azar con personajes genéricos

Misiones de relleno y sin sentido

Modelos con poco detalle

A principios de 2019, durante las finales del Dragon Ball FighterZ World Tour, Bandai Namco nos sorprendió con el avance de un nuevo título cuyo nombre clave sería Dragon Ball Game Project Z Action RPG. Poco a poco, nos fuimos enterando de los detalles y de cómo la leyenda de Gokú sería contada una vez más, pero en esta ocasión, de una forma más profunda y detallada. La emoción creció en los fanáticos del saiyajin nacido en el planeta Vegeta cuando se reveló que el nombre oficial sería Dragon Ball Z: Kakarot, además, CyberConnect2, compañía responsable de la saga Naruto: Ultimate Ninja y Asura’s Wrath, sería la encargada del desarrollo del juego, lo que aseguraba animaciones de calidad llenas de acción y elementos visuales llevados al punto de la exageración. Por lo mismo, tienes que entender nuestra emoción al saber esto último.

De esta forma, el compromiso con Dragon Ball Z: Kakarot es ofrecer un festín de fan service a los seguidores de Gokú como no se había hecho antes, sobre todo, después de las entregas Dragon Ball Xenoverse 2 y Dragon Ball FighterZ, títulos dirigidos a distintos públicos, pero con gran aceptación de sus fanáticos. Esta vez, se dejaron atrás las peleas en su estado más puro y se jugó con una mezcla de acción y exploración libre con elementos RPG. Dragon Ball Z: Kakarot nos deja listos para rememorar aquellos tiempos en que la prioridad era llegar a casa, prender la televisión y ver un nuevo capítulo que nos dejaría sin aliento, como la batalla interminable contra Freezer, el glorioso momento de la transformación en Super Saiyajin 2 de Gohan o la llegada de Vegito en contra de Majin Buu. ¿Será que Bandai Namco cumplió su cometido? Acompáñanos a averiguarlo.

Compra Dragon Ball Z: Kakarot en Amazon México y Green Man Gaming

El legado de Son Gokú

Sería inaudito pensar que a estas alturas alguien no conoce la historia completa de Dragon Ball Z, pues justo eso es lo que encontrarás desde el principio, ni más ni menos. Es decir, aquí repasamos de forma fiel la historia original de la animación: la llegada de Raditz; la invasión de Vegeta y Nappa; el sadismo del poderoso Freezer; el torneo de Cell y, finalmente, el nacimiento de Majin Buu. Cada capítulo se tomará su tiempo ya que hay mucho que contar a través de los diálogos en pantalla. La buena parte es que la historia principal se ofrece con las voces originales en japonés e inglés, sin embargo, a la larga puede ser muy tedioso ver a los personajes charlando tanto tiempo. Aunque a través de los diálogos te enteras de todo lo que ocurre en torno a los Guerreros Z y de vez en cuando nos revelan una que otra sorpresa, la verdad es que pasarás más tiempo leyendo y escuchando con atención lo que sucede que en las mismas batallas. Entiendo que la exposición del mundo y la narrativa es la esencia de este RPG, pero por momentos se siente como si trataran de estirar la duración del juego. Esta es una de mis principales quejas; tardé cerca de 30 horas en terminar el juego y me quedé con la sensación de haber jugado muy poco.

¡Nube Voladora!

Dragon Ball Z: Kakarot se asemeja a un mundo abierto donde tendrás ciertas libertades, la principal y más disfrutable es la de recorrer los diferentes mapas a través de los aires. Al principio el método de transporte es la nube voladora, pero conforme se desarrolla el progreso de la historia podrás volar por cuenta propia. El sistema de vuelo puede ser confuso al principio, pero pronto se volverá algo natural ya que es algo que harás durante todo el juego para buscar ítems o llegar a las misiones; honestamente, es muy disfrutable. Aunque eso sí, a pesar de que el juego da la apariencia de que es libre y abierto, la realidad es que es completamente lineal e incluso se desarrolla por capítulos, pero eso no quiere decir que de vez en cuando tengas la libertad de elegir una misión secundaria, buscar ítems, iniciar a una sesión de entrenamiento o enfrentar a alguno de los enemigos que encuentres en el camino.

Volar por los aires a toda velocidad es muy gratificante
Volar por los aires a toda velocidad es muy gratificante

Pega, vuela y esquiva

Explorar es parte importante de la experiencia, sin embargo, el punto fuerte son las batallas; aquí es donde viene lo interesante. Controlar a Gokú y sus amigos se sienten muy bien, todo ocurre muy rápido y te aseguro que dominarás muy pronto el sistema de batalla, que a decir verdad, es muy sencillo y dinámico. A primera vista, las peleas te pueden recordar un poco a lo visto en Dragon Ball Z: Tenkaichi Budokai 3, pero la realidad es que se parece más a Kingdom Hearts, con sus claras diferencias. En Dragon Ball Z: Kakarot no necesitas complicarte la vida con combinaciones de botones ya que presionar un comando es más que suficiente para hacer un combo largo. Ataques cuerpo a cuerpo, esquivar y poner guardia serán tus acciones básicas, pero tendrás un submenú para usar ataques especiales y otro más para ítems de recuperación. En total puedes equipar cuatro poderes diferentes, pero te darás cuenta de que algunos son más efectivos que otros; por ejemplo, el Big Bang Attack de Vegeta lo puedes disparar todo el día sin miedo a fallar. Cada una de estas acciones gastan energía, por lo que constantemente tendrás que detenerte a cargar ki, momento en el que serás vulnerable y tendrás que estar atento a los movimientos de tu rival. Conforme recibas daño, se activará una barra especial, que al estar llena y al presionar el botón de carga de ki, entrarás en el modo oleada, así podrás cancelar ataques en otros movimientos especiales o esquivar en un momento que quedes expuesto. En algunos casos contarás con la ayuda de otros personajes que serán controlados por el CPU, pero durante el encuentro podrás elegir un comando para que lo ejecuten de forma inmediata y en algunos momentos tendrás acceso a ataques especiales en conjunto.

"Las batallas se disfrutan mucho y transmiten la esencia del anime"

Honestamente, el reparto de personajes controlables es muy pobre: aproximadamente 9, incluyendo las múltiples versiones de Gohan, sin embargo, algunos de estos personajes tienen transformaciones que podrás usar en plena pelea. Lo anterior es una de las principales quejas de algunos juegos como Dragon Ball FighterZ, donde las transformaciones se cuentan como un personaje distinto (a excepción de Golden Freezer). Es una lástima que sucede lo mismo en Dragon Ball Z: Kakarot.

Sobre los enemigos de Gokú, algo que me llamó la atención es que tuve que enfrentarlos varias veces, justo como en el anime; en unas ocasiones fue muy sencillo derrotarlos y en otras se convertían en el mismo demonio. Esto se debe a que no existen niveles de dificultad en el juego y a que todo se rige por el nivel del personaje, al mero estilo de un RPG. Es decir, si tienes complicaciones, puedes mejorar a tu personaje y regresar más tarde para patear traseros. Sin embargo, algunas veces el juego te presenta personajes más fuertes, con mejores técnicas y patrones de ataque a modo de jefes finales. Debo decir que esta es la mejor parte del juego, ya que hay mejores animaciones en los ataques, diálogos en medio de la pelea y mejoras claras en comparación de los demás combates. La parte triste es que esto ocurre muy pocas veces y en general los encuentros duran muy poco.

Las peleas contra los jefes son espectaculares pero muy breves
Las peleas contra los jefes son espectaculares pero muy breves

Distracciones y más distracciones

Si en algún momento quieres tomarte un descanso y explorar todo lo que ofrece Dragon Ball Z: Kakarot tendrás muchas opciones que te pueden distraer de la historia principal. Como ya mencioné, encontrarás misiones secundarias que se distinguen por un signo de exclamación azul. Dichas misiones normalmente son muy simples y la mayoría de las ocasiones tendrás que salir en búsqueda de un ítem en específico o ir a vencer algunos enemigos genéricos lo cual resulta en una experiencia un tanto desabrida.

Y sobre los enemigos genéricos hay algo importante que decir: mientras te desplazas por el aire te encontrarás a robots de la Patrulla Roja y sirvientes de Freezer que van acompañados de algún compañero idéntico a él y drones de soporte. Eliminar a estos enemigos te dará experiencia y orbes. Estos personajes estarán presentes todo el tiempo y siempre serán iguales, si pasas muy cerca de ellos te atacarán, pero puedes evadirlos, impactarlos o pasarlos a toda velocidad. La idea de encuentros al azar no me parece mala, sin embargo, ver al mismo robot una y otra vez es fastidioso. Lamentablemente si quieres algo de acción entre misiones esta es una de las pocas opciones que tendrás disponible. Además de esto podrás entrar en sesiones de entrenamiento donde tendrás que acabar con sombras o clones de los protagonistas para desbloquear una mejora o un nuevo ataque.

Por si fuera poco, puedes incrementar tus estadísticas de distintas maneras, la primera de ellas es a través de la comida. Para esto tendrás que reunir ingredientes y proporcionarlos a Milk para que prepare diferentes platillos o un festín, de esta forma podrás mejorar tus puntos de vida, ataque, defensa y otros atributos de forma permanente pero también tendrás un periodo de tiempo en que tus habilidades darán mejores resultados. Sumado a esto, tienes acceso al modo comunidad. Aquí estarán a tu disposición diferentes tableros donde colocarás emblemas de los personajes para desbloquear mejoras como obtención de dinero, mejorar el ataque, entre otros. En mi caso opté por el tablero que me proporcionaba más orbes y durante todo el juego dejé de preocuparme por ellos.

Tendrás varias formas de mejorar tus estadísticas
Tendrás varias formas de mejorar tus estadísticas

Los orbes de colores son un requisito para la obtención de nuevos ataques y habilidades, esto lo harás a través de un diagrama de árbol que se ira expandiendo conforme subes de nivel o termines una sesión de entrenamiento. Si esto no fuera suficiente tendrás otras distracciones como pescar, entrar en sesiones de conducir, bateo y otros minijuegos que harán aún más prolongada la sesión de juego si lo que te propones es completar 100% la experiencia de Dragon Ball Z: Kakarot. Sin embargo, si aún tienes sed de exploración podrás buscar postales de momentos icónicos de Dragon Ball y completar una enciclopedia que reúne datos, videos, música y otros coleccionables.

Tan bonito como una Genki-dama bien cargada

CyberConnect2 hizo un trabajo formidable con los videos de los momentos clave en la narrativa de Dragon Ball Z: Kakarot. Son más de 30 segmentos animados de gran calidad que acompañan los encuentros y que fueron creados específicamente para este título. Sin embargo, esto es un arma de doble filo al momento de regresar al juego y compararlos con los rígidos modelos 3D que protagonizan las escenas donde los personajes dialogan entre sí. Eso sí, en cuanto a los efectos y fluidez de los personajes en las batallas todo luce excelente, esto incluye las partículas, animaciones especiales como los súper remates y los momentos álgidos con los jefes, además de los clásicos choques entre rayos de energía. Por otro lado, en el mundo abierto existe vegetación y otros recursos que intentan dar vida a los escenarios llenos de color, si bien, no tienen mucho detalle funcionan con el estilo tipo anime que predomina en el juego. Hay animales, dinosaurios y NPC en las ciudades, esto le da vida a cada una de las regiones, sin embargo, no logran erradicar ese sentimiento de vació que predomina en las entregas de mundo abierto.

CyberConnect2 hizo un gran trabajo con las animaciones
CyberConnect2 hizo un gran trabajo con las animaciones

Más potente que un Final Flash

El apartado sonoro es todo un deleite, posiblemente uno de los departamentos que más disfruté. Todo suena como se debe, incluso cuando pones los pies en la tierra después de una larga sesión de exploración o con el sonido de la nube voladora: es exactamente igual al anime. En las batallas todo es una locura; explosiones, teletransportación, carga de ki… ¡todo es idéntico! No cabe duda que si eres amante de los sonidos clásicos de la franquicia te sentirás muy complacido con Dragon Ball Z: Kakarot. La mejor decisión fue musicalizar las peleas y los escenarios con canciones tomadas de la serie, incluso algunas tienen remixes orquestales; desde que escuchas Cha-La Head-Cha-La en la presentación o We Gotta Power a lo largo de tus batallas, te darás cuenta de lo que hablo. Asimismo, existen melodías exclusivas para Kakarot, pero honestamente, quedan opacadas cuando se comparan con las originales. El único pecado del audio es ser muy repetitivo en el uso de algunas canciones, pero eso también ocurre en la serie original, así que puede que no te moleste esta situación. En cuanto a las voces, como ya se había dicho, no hay doblaje en español, aunque se incluyen subtítulos localizados que, de hecho, los textos son muy similares a los diálogos en español latino. Dragon Ball Z: Kakarot se encuentra disponibles en japonés y en inglés, claramente te recomiendo las voces en su idioma original pero debo decir que las voz de Goku en inglés me parece bastante buena.

La habitación del tiempo

Una vez que terminas la historia principal tendrás la opción de continuar en tu mismo archivo. Aquí podrás terminar las misiones secundarias que te faltaron, conseguir todos los platillos y festines para Milk, subir a tus personajes al máximo nivel y hacer que aprendan todos los ataques disponibles, destruir todas las naves de Freezer y las fortalezas de la Patrulla Roja, reunir las esferas del dragón que te darán ventajas especiales como dinero y orbes; podrás crear vehículos adicionales y todas las actividades mencionadas párrafos arriba. La versión Ultimate del juego incluye, entre otras cosas, un pase de temporada con dos episodios originales para el modo historia y un nuevo arco, aunque aún no hay información al respecto. La verdad me gustaría ver un capítulo basado en el capítulo especial de Bardock y la primera película de Broly. En la preventa se incluye una misión de entrenamiento con Bonyu, un personaje diseñado por Akira Toriyama, aunque honestamente es irrelevante. También hay que dejar claro que no existe un modo multijugador y hasta el momento, Bandai Namco no ha hecho alguna declaración al respecto.

Dragon Ball Z: Kakarot

Solo para fanáticos de corazón

No es la primera vez que se intenta hacer un recuento de Dragon Ball Z en un videojuego, en realidad hay muchos juegos basados en esta franquicia. Dragon Ball Z: Budokai lanzado en 2002 para PlayStation 2 y un año después en Game Cube, fue el primer título en aprovechar un corte cinemático inspirado en Dragon Ball. La diferencia entre aquel juego y Kakarot es que, el último aprovecha las bondades RPG y desarrolla una narrativa más profunda, con un flujo de información y diálogos más naturales. Dragon Ball Z: Kakarot es una oda a la franquicia y un gran paquete para los fanáticos de hueso colorado, lamentablemente, se vuelve repetitivo después de un rato; es como si un juego de 15 horas se viera forzado a durar el doble de forma injustificada. La carencia de combates y variedad de personajes es cuestionable y me parece una forma de desperdiciar algo que es divertido y que en definitiva no se supo aprovechar.

Debo decir que como fan de Dragon Ball Z hubo momentos en la historia que me sacaron una sonrisa, una lágrima y me trajeron a la mente muchos recuerdos de la infancia, pero siendo realista, esto no es suficiente para ignorar todas las carencias de este título. Aun así, no me parece un juego hecho al vapor porque es entretenido, incluso puede ser el primero de una excelente saga si se pone atención en sus errores. En conclusión, Dragon Ball: Kakarot es recomendable para seguidores de la franquicia, pero si buscas un buen RPG o un gran juego de acción, existen mejores opciones en el mercado.

Dragon Ball: Kakarot se puede jugar a partir del 17 de enero en PC, PlayStation 4 y Xbox One.

¿QUÉ TE PARECIÓ Dragon Ball Z: Kakarot

?

7 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

7 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

7.1

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos