Quédate en casa: Metal Gear Rising: Revengeance, el retorno triunfal de Raiden

PlatinumGames y Kojima Productions demostraron que el crossover de alta frecuencia estuvo a la altura de la serie


Las medidas para evitar contagios de coronavirus (COVID-19) están aligerándose luego de algunos meses del comienzo de la pandemia. No obstante, el regreso a la normalidad será escalonado, por lo que, mientras en algunos lugares ya es posible salir de casa sin tantos problemas, la recomendación en general es continuar con el confinamiento tanto como sea posible. Es por esto que en LEVEL UP seguimos recomendando títulos muy buenos que podrían ayudarte a pasar este periodo de una forma más agradable. Gracias a estas recomendaciones, Daniel Laguna nos recordó Sleeping Dogs, un gran juego de la pasada generación de consolas; Víctor Rosas nos habló sobre el juego de simulación de combates aéreos Ace Combat 7: Skies Unknown, y Pedro Cesari nos recomendó Snake Pass, un original plataformero creado por Sumo Digital, por mencionar algunas.

Hoy tengo la oportunidad de recomendar otro juego y no quería olvidarme de Metal Gear Rising: Revengeance, un Metal Gear, pero con un giro interesante que lo hace convertirse en un exitoso crossover de la serie creada por Konami y Kojima Productions. Originalmente, este proyecto comenzó con una idea de Kojima Productions, que luego se encargó a PlatinumGames, la reconocida desarrolladora detrás de juegos como Bayonetta, Vanquish, The Wonderful 101 y más. La razón por la que se escogió a este estudio es sencilla, la jugabilidad sería al estilo hack and slash, así que no había muchos estudios mejores que PatinumGames para tomar las riendas.

Quizá muchos se pregunten si es necesario llamarlo Metal Gear, después de todo, carece del elemento de sigilo que popularizó todos los juegos de la franquicia principal. En el sentido del gameplay, para muchos no debería ser llamado así, pero en relación con la narrativa sí, ya que cuenta una historia posterior a los eventos de Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots; dicho de otra manera, es parte del canon del universo de Metal Gear.

Raiden está de regreso, reconstruido y listo para inyectar acción a Metal Gear
Raiden está de regreso, reconstruido y listo para inyectar acción a Metal Gear

En esta ocasión, de nueva cuenta Raiden será el protagonista del juego. Tras un sabor amargo que dejó en muchos el protagonismo que se le dio en Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty, gran parte de jugadores de la serie tomó con algo de cautela el anuncio de este juego, pero para su sorpresa en este título la ejecución dejó un sabor de boca positivo de forma unánime, pues al final se consolidó como un digno exponente de un juego de acción.

Tuve la oportunidad de tener un acercamiento con la franquicia Metal Gear apenas en 2012. Conocí prácticamente todos las entregas principales de la serie gracias a la Metal Gear Solid HD Collection y desde entonces me volví seguidor de los títulos de Kojima Productions, en específico de Metal Gear. Así, me cayó como anillo al dedo la noticia de que el estudio trabajaba con PlatinumGames para lanzar Metal Gear Rising: Revengeance. Cuando llegó el momento del estreno del segundo título protagonizado por Raiden, ya estaba emocionado y preparado para jugarlo y lo mejor de todo es que no me decepcionó.

Las peleas contra jefes son trepidantes
Las peleas contra jefes son trepidantes

A diferencia de muchos, a mí me agradó la selección de Raiden como personaje jugable en Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty, creo que elegirlo sirvió muy bien para comunicar lo que Hideo Kojima quería. No había trailer que no recibiera con gusto, pues, luego de los eventos de Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots, era difícil pensar que Raiden regresara a los campos de batalla, además, estaba interesado en saber más sobre su historia y conocer el mundo después de los eventos decisivos de la última entrega de la serie.

Aunque la nueva aventura de Raiden dio respuesta a muchas interrogantes, lo que más me agradó del juego es su sistema de combate. Todos los que vieron a Raiden en Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots pudieron notar un cambio en el personaje y más de uno deseó poder controlarlo para hacer frente a los enemigos con su espada de alta frecuencia. Pues bien, en Metal Gear Rising: Revengeance es posible gracias a un estilo de combate hack and slash que tiene el sello de PlatinumGames.

El regreso de Raiden dejó contentos a los fans de Metal Gear a pesar de ser un crossover

Las batallas se libran principalmente con la espada de Raiden, un arma que tiene tecnología de punta y que es capaz de cortar casi todos los materiales. En ella recaen la mecánicas hack and slash, pues es necesario usarla para hacer ataques consecutivos y asegurar una nota alta al final de un encuentro. Un detalle interesante es que al llenar un medidor es posible entrar en un modo libre, en el cual se puede dar espadazos en cualquier dirección y obtener el núcleo de los enemigos, que rellena la barra que te mencioné.

Además, esta arma no sólo sirve para atacar, sino también para repeler ataques. Para que te des una idea de lo dinámico del combate, en Metal Gear Rising: Revengeance no hay botón de escudo o para cubrirse, sino que es necesario pulsar el botón de ataque y mover la palanca hacia el enemigo para ejecutar un bloque o parry, que romperá la guardia del rival. La mecánica es difícil de ejecutar (lo notarás con Balde Wolf, el primer enfrentamiento importante del juego), pero debe aprenderse para salir bien librado de combates más avanzados o en dificultades más elevadas.

Con este equipamiento, el cyborg comienza su aventura en un mundo de compañías militares privadas. Un día, apareció en el camino de Raiden el grupo Desperado, una selección de hombres-máquina muy bien preparados, que obligaron al personaje a mejorar y buscar venganza. Esta organización de élite es una de las partes más importantes para el juego, no sólo porque ayudan a proyectar las motivaciones de Raiden por luchar, sino también porque gracias a ella hay geniales peleas de jefes. Para concluir algunas fases, Raiden debe enfrentarse a los miembros de Desperado y las batallas son trepidantes, cada personaje tiene un estilo muy característico y todos sacan provecho de las mecánicas de combate con la espada, tanto en modo hack and slash como en el modo libre.

Aunque el juego en dificultad normal puede ser algo complicado para muchos, hay más opciones para llevar el reto todavía más alto. Si consideras que controlas a Raiden con maestría luego de la primera partida, te invito a probar las dificultades más altas, en las que el comportamiento de los enemigos será más agresivo. Incluso puedes intentar conseguir rangos S en todas las misiones. Hay un logro o trofeo que te recompensa por no recibir daño en una pelea contra un miembro de Desperado, así que ahí puedes comprobar si tú y Raiden son uno mismo. Pero si deseas refinar las diversas habilidades disponibles, entonces te recomiendo acceder a las pruebas VR, en las que será complicado obtener el mejor rango.

Metal Gear Rising: Revengeance debutó hace pocos años, en la última generación de consolas. Es por esto por lo que desafortunadamente no se ha lanzado una remasterización o una versión actualizada del juego que se ejecute en PlayStation 4 y Xbox One. No obstante, Metal Gear Rising: Revengeance forma parte del catálogo retrocompatible de Xbox One, así que no es necesario conseguir un Xbox 360 para jugarlo; puedes comprarlo en la tienda de Xbox ($299 MXN). Por otro lado, será necesario contar con un PlayStation 3 para poder disfrutarlo, puedes adquirirlo en PlayStation Store ($19.99 USD). Este título también debutó en Steam, así que actualmente puedes comprarlo en esta tienda ($269.99 MXN).

El equipo de LEVEL UP ha recomendado varios juegos interesantes con la iniciativa #QuédateEnCasa, puedes checar algunos de ellos a continuación. Si deseas encontrar toda la selección, te invitamos a visitar esta página.

Pedro Cesari — WORLD OF HORROR, el roguelike que te hace sentir en una historia de Junji Ito.
Quake — Tibia y el primer dragón que nunca olvidarás.
Daniel Laguna — Chrono Cross, un inolvidable viaje interdimensional.
Víctor Rosas — The Last of Us, un regreso necesario para comprender lo que viene.
Fernando Salinas — The Messenger, una difícil aventura más allá de la nostalgia.
Mardokeo Galván — Darksiders, en busca de la redención en el fin del mundo.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos