Quédate En Casa: Ultimate Marvel vs. Capcom 3, un crossover imposible de olvidar

El juego de peleas que superó el infinito


Los días pasan y no queda más que poner de nuestra parte para regresar a nuestra vida cotidiana lo más pronto posible. Lo más importante es guardar la calma, evitar contagios y seguir al pie de la letra todas las indicaciones. Es fundamental quedarnos en casa, aunque sabemos que esto cada vez es más complicado, no está de más tener algunas opciones a la mano para que este tiempo de resguardo sea más disfrutable. Para que te mantengas tranquilo y con mucho que hacer, te hemos recomendado a lo largo de la semana, algunos títulos que no debes dejar pasar pero también, muchos otros que nos han llegado al corazón. Durante estos días te hablamos de Timmespinner, un homenaje a Castlevania: Symphony of The Night y también del clásico simulador de crimen, Grand Theft Auto: Vice City. Las últimas dos semanas les hable de dos títulos que bien se pueden identificar con el género Metroidvania pero hoy quiero retomar los juegos de pelea con Ultimate Marvel vs. Capcom 3.

Mi elección no es casualidad, Ultimate Marvel vs. Capcom 3 es tal vez uno de los juegos que más me marcaron desde que comencé a tomarme el mundo competitivo con más seriedad. Ya les hable un poco de mi experiencia en el mundo de las arcades en el artículo sobre Hi Score Girl, pero mi acercamiento con la serie vs. de Capcom fue algo especial. Me refiero a que, desde niño me adentré en esta saga, primero con X-Men: Children of Atom, pasando por los distintos crossover que sorprendieron al mundo. Es más, mi primera participación en un torneo de juegos de peleas fue con Marvel vs. Capcom para PlayStation donde quedé en segundo lugar y me gané un PSone. Durante mi estadía en preparatoria no faltaron las retas en Marvel vs. Capcom 2: New Age of Heroes entre clases y finalmente, llegó a mi puerta el tan ansiado Marvel vs. Capcom 3: Fate of Two Worlds, exactamente el 15 de febrero del 2011, justo a tiempo para sanar mi corazón roto.

Al menos esa era la idea, pero estaba tan distraído por lo sucedido que no pude concentrarme bien en el juego y no me adentré tanto en esa versión. Para mi fortuna y disgusto de muchos, Capcom decidió que Marvel vs. Capcom 3: Fate of Two Worlds podía ser mucho mejor, y unos meses más tarde en ese mismo año, Ultimate Marvel vs. Capcom 3 fue lanzado como un nuevo juego para PlayStation 3 y Xbox 360. Este movimiento era de esperarse, en ese entonces, Capcom tenía la costumbre de lanzar una actualización como un juego nuevo, dejando la versión anterior totalmente obsoleta. Esa fue mi oportunidad para comenzar de nuevo, olvidar lo aprendido y comenzar de nuevo. Fue cuando decidí jugar con más seriedad y dedicar muchas horas al modo entrenamiento.

La versión original incluyó 38 personajes, tomando en cuenta a Jill Valentine y Shuma Gorath, pero en Ultimate se sumaron 12 héroes y villanos extra, más escenarios y muchas mejoras. En esta unión se justifica el encuentro de los dos universos en los que Doctor Doom y Wesker unen fuerzas para conquistar ambos mundos. La historia como siempre, sirve de pretexto para darle una motivación al jugador y conocer los finales de cada uno de los peleadores, que son solo un par de imágenes acompañadas de texto. Una recompensa no tan justa por acabar con Galactus, el devorador de planetas.

En total tenemos 50 personajes a elegir
En total tenemos 50 personajes a elegir

El sistema de batalla en Ultimate Marvel vs. Capcom 3 retoma elementos de su antecesor, podrás elegir tres personajes, su tipo de asistencia de 3 opciones disponibles y estarás listo para la batalla. Su control es simple, tres golpes, un ataque especial que eleva al oponente y dos botones de asistencia. Al principio, se pensaba que este sistema simplificado haría las cosas más sencillas, pero jugar Ultimate Marvel vs. Capcom 3 como se debe requiere un alto nivel de ejecución. La curva de aprendizaje puede ser tan larga como el jugador quiera, dependiendo del personaje que se elija. Es decir, no es lo mismo jugar con Vergil y presionar botones sin parar, que confiar en el juego limitado de Iron Fist. En muchos sentidos, el juego no era justo y distaba mucho de ser perfecto pero era muy variado, dinámico y divertido.

Las opciones son muchas, ya que las rutas de combos son muy variadas y domina el juego aéreo con cambio de personajes, lo que permite al jugador lucirse y terminar con el oponente de un solo toque si no cometemos errores. Por un lado, podemos llenar la pantalla de proyectiles al estilo del campeón de EVO, Chris G. y su Morrigan, pero también hacer combos largos y vistosos al puro estilo de Marlin Pie, uno de los jugadores más reconocidos por su habilidad. Al final, Ultimate Marvel vs. Capcom 3 se convirtió en un juego muy agresivo y con mucha velocidad, donde era importante hacer mucho daño con combos óptimos pero también poner mucha atención para tener una defensa de hierro. Todo esto se complicaba con el uso del recurso más importante en el juego: el X-Factor.

"El caos y la velocidad son la carta de presentación de Ultimate Marvel vs. Capcom 3"

El X-Factor otorga al personaje más fuerza, velocidad, capacidad de regeneración por cierto periodo de tiempo y en el juego avanzado, podías cancelar ataques y ahorrarte unos cuadros de animación para hacer resets o quedar en ventaja. Esta herramienta se amplifica dependiendo de cuantos personajes nos queden y normalmente da la vuelta a la tortilla. Por otro lado, puede romper el juego como en el caso de Vergil, que fácilmente puede arrasar con el oponente en un abrir y cerrar de ojos. Lo mismo ocurre con Doctor Doom si una Foot dive impacta en el oponente para marcar el principio de su clásico loop.

Sin duda alguna, su modo de juego distinguió a Ultimate Marvel vs. Capcom 3 del resto, pero esa no es su única virtud. Su dirección de arte obedece al estilo original de los cómics y se refuerza con el uso de cel shading. Los diseños respetan el molde original de los personajes de acuerdo con su franquicia de origen y se mezclan en una apariencia uniforme. Desde la interfaz, hasta los letreros tipo viñeta y la pantalla de selección de personajes se nota una clara inspiración las historietas. Los aciertos continúan con la música, en las que se incluyen remasterizaciones de canciones originales de los crossover anteriores y otras tomadas de franquicias como Devil May Cry, Resident Evil, Street Fighter y Mega Man X.

Ulimate Marvel vs. Capcom 3 no es perfecto, de hecho está roto, y ese es su encanto. Sus combos infinitos, reglas de escala de daño que no se cumplen en algunas situaciones, ataques imposibles de bloquear y otros detalles injustos debían ser corregidos, pero sin todo eso el juego no sería tan espectacular. Te recomiendo jugarlo con amigos, ya que uno de sus peores pecados es tener un netcode inestable con la sensación constante de lag.

Nada como iniciar tu combo con un Foot Dive
Nada como iniciar tu combo con un Foot Dive

Seguramente, igual que ocurrió conmigo, Ultimate Marvel vs. Capcom 3 se ganó un lugar especial en el corazón de muchos jugadores que será irremplazable. Ryota Niitsuma, director y productor del juego, uso su experiencia adquirida en Tatsunoko vs.Capcom: Ultimate All-Stars y la vertió en este gran juego, dotándolo de un alma y estilo únicos. Si Marvel vs. Capcom: Infinite te dejo un mal sabor de boca o te perdiste este gran juego, puedes adquirirlo en el extinto PSVita o en su versión para PlayStation 4, Xbox One y PC a través de Steam.

No olvides visitar nuestra sección Quédate en Casa, en donde encontrarás grandes juegos que podrás probar durante esta cuarentena. A continuación te dejo algunas recomendaciones:

Mardokeo Galván — Darksiders, en busca de la redención en el fin del mundo
Quake — Tibia y el primer dragón que nunca olvidarás
Pedro Cesari — Snake Pass, un plataformero sin piernas, pero mucho movimiento
Víctor Rosas — Ace Combat 7, los ases pueden desafiar al cielo verdadero
Fernando Salinas — Granblue Fantasy: Versus, un bello juego de peleas, sencillo pero sólido en su ejecución

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos