Review

Monster Hunter World: Iceborne

La expansión renueva la serie y complace a los cazadores más exigentes

LEVELUP

9

Excelente

PROS:

Enriquece la experiencia original

Regresan monstruos clásicos como Tigrex y Barioth

El nuevo escenario nevado es muy grande y luce formidable

Historia está bien contada que amplía la narrativa del juego

Eventos y DLC gratuitos garantizados

CONS:

La curva de aprendizaje puede ser frustrante para algunos jugadores

Nos hubiera gustado ver otro tipo de escenario y ecosistemas

Puede pasar un buen rato antes de que reúnas los requisitos para probar la expansión

El clima en el nuevo mundo es bueno, lo que indica que será un buen día de cacería. En el suelo puedo ver huellas de Rathalos que siguen frescas, pero hoy el wyvern escarlata no será mi presa. Continúo mi investigación, aunque en esta expedición no busco algo en especial, tal vez hoy capture ese Bazelgeuse con el que tanto he batallado. Estoy cerca de completar mi nueva armadura. Los lafarillos me muestran el camino, parece que mi investigación ha dado frutos y mi fiel palico lo confirma. Escucho un ruido y, de inmediato, empuño mi hacha-espada, respiro hondo y veo a mi alrededor. Me tranquilizo y noto que es solo un Kelbi en busca de alimento. Sigo mi camino y el ambiente comienza a sentirse pesado, a lo lejos escucho un ruido, es un chillido de un monstruo. Lo conozco a la perfección, es un Legiana o, mejor dicho, un grupo enorme de ellos. Están migrando, pero no sé a dónde van. Parece que se dirigen a un nuevo mundo. Tengo que regresar a Astera y decírselo al gremio de cazadores; algo está pasando, lo sé muy bien. Éste es el inicio de una nueva y épica aventura.

A más de un año de su salida, Monster Hunter: World se ha convertido en uno de los juegos más ambiciosos de Capcom y continúa como la punta del iceberg de una saga que ha sido de las favoritas del público japonés por muchos años y ha logrado derrumbar barreras al vender la impresionante cifra de más de 12 millones de copias en todo el mundo. De hecho, dentro del juego hubo una celebración especial para conmemorar este gran logro.

Catalogar a Monster Hunter: World como un simple RPG de acción sería un pecado, pues la propuesta que se ofrece como líder en el género va más allá de crear un personaje y golpear a diestra y siniestra. La experiencia real comienza cuando superas la pronunciada curva de aprendizaje (que es más amigable en esta última versión) y, sobre todo, cuando sales de cacería en grupos de 4 para ir por un Behemoth Extremo con tus amigos a las 3 de la mañana. Aquí es cuando te pones en los zapatos de un cazador experimentado e indomable de monstruos y comienzas a pensar como tal.

Monster Hunter: World dejó satisfechos a los fans de la saga; durante esta luna de miel después del lanzamiento, recibimos toda clase de eventos temáticos (The Witcher, Final Fantasy XV), ítems (la armadura de Dante de Devil May Cry) y hasta nuevas criaturas como el Nergigante y el enorme Zorah Magdaros que rápidamente se convirtieron en los favoritos de muchos cazadores. Estábamos ante el juego definitivo que todo fan de Monster Hunter siempre soñó y puede decirse que había alcanzado el balance perfecto para dar gusto a los cazadores veteranos e integrar a los nuevos con una interfaz y un modo de juego un poco más amigables.

Poco había que pedirle a Capcom, teníamos una amplia variedad de mundos que explorar y, por si la dificultad no fuera suficiente, agregaron los monstruos tempered y arch-tempered. Sin embargo, aún había más, sobre todo si hablamos de monstruos clásicos como el Tigrex o Brachydios que nos hubiera encantado ver desde la salida de esta entrega, con los modelos y texturas hiperrealistas a los que nos acostumbró Monster Hunter: World.

"Capcom escuchó nuestras plegarias y poco a poco dejó ver que algo se estaba cocinando"

Afortunadamente, Capcom escuchó nuestras plegarias y poco a poco dejó ver que algo se estaba cocinando, pero nunca imaginamos que venía en camino una actualización tan ambiciosa y que el subtítulo sería Iceborne.

Sabemos que estás entusiasmado por entrar de lleno en este mundo nevado donde viven hermosas bestias, pero hay algunos detalles que queremos compartir contigo. Monster Hunter World: Iceborne es una gran expansión, lo que quiere decir que antes debes vivir la experiencia original para dar paso a este nuevo capítulo. Para poder empezar necesitas el Rango de Cazador 16, pero si no lo has logrado no te preocupes, siempre habrá cazadores experimentados dispuestos a ayudarte a subir de rango y hasta encontrarás facilidades para poder disfrutar Iceborne cuanto antes.

No te vamos a decir mucho de la historia, pero sí tienes que saber que existe una anomalía que está haciendo migrar a los Legiana del nuevo mundo a tierras inexploradas; nuestra labor será investigar la causa de ese comportamiento y pronto estaremos en camino a un nuevo mundo nevado.

De Astera a Seliana

Desde que ponemos un pie en la nieve podemos ver que, de nuevo, cada detalle de los escenarios fue cuidado a la perfección, como los rastros que dejamos detrás en las zonas con mucha nieve. Otros ejemplos son los reflejos en los lagos congelados, y la vegetación y fauna como los clásicos Popo que habitan estas tierras y transmiten la atmósfera gélida al instante razón —por esto es importante llevar bebidas calientes, un ítem indispensable si tu armadura no te permite contrarrestar el frío—.

Además de la exploración, Iceborne ofrece muchas novedades, algunas muy simples y otras que harán que la expansión le dé un giro radical al juego. Al iniciar tu aventura notarás que automáticamente subirás de rango de cazador a maestro que es el equivalente al rango G de entregas pasadas. Esto quiere decir que, desde el primer instante, la mayoría de nuestras armaduras y armas quedarán inservibles ante el poder de las bestias que nos esperan en el rango maestro. Esta dificultad era lo que muchos necesitábamos para a revivir nuestro amor por Monster Hunter: World. La pregunta es ¿de verdad es más difícil?

"Esta dificultad era lo que muchos necesitábamos para a revivir nuestro amor por Monster Hunter"

No me considero un experto, pero sí un jugador veterano. Comencé a jugar Monster Hunter desde Monster Hunter 3 Ultimate y seguí con Monster Hunter 4 Ultimate, títulos a los que dediqué por los menos 400 horas a cada uno. Es cierto que la entrega ofrece por lo menos una experiencia de juego que se aproxima a las 1000 horas para conseguir las mejores armas y armaduras, pero con lo que jugué me bastó para entender a profundidad los detalles más importantes. En Monster Hunter: World jugué un poco más de 100 horas y no porque esta entrega sea más fácil, más bien, digamos que me ahorré gran parte de la ruta de aprendizaje obligada; sin embargo, en Iceborne volví a topar con pared.

Para esta reseña me aventuré armado con el hacha espada de Diablos negra y la armadura de Xeno'jiiva mejorada al último nivel. Me enfrenté a los nuevos monstruos, Beotodus y Banbaro sin mayor problema, incluso aproveché esas batallas para acostumbrarme a la nueva garra retráctil (la cual detallaré más adelante). Por cierto, es importante mencionar que, además de las nuevas caras incluidas en esta expansión, se agregaron subespecies con habilidades especiales; por ejemplo, tuve la oportunidad de enfrentar al Viper Tobi-Kadachi, monstruo capaz de lanzar púas venenosas; Nightshade Paolumu con la capacidad de ponerte a dormir y el Coral Pukei Pukei, que cambia el veneno por fuertes chorros de agua. Dichos monstruos tienen patrones de ataque muy similares a sus contrapartes originales, pero cambian lo suficiente como para tratarlos diferente. Pude vencer a casi todos sin mucho problema; la excepción fue Coral Pukei Pukei, que logró abatirme una vez, pero tampoco me preocupó.

Fue hasta que llegó el turno de cazar a un Barioth cuando me di cuenta de la realidad: no estaba listo para tal proeza. Subestimé la dificultad y no pude contra él sin ayuda. Muchos recordarán a este monstruo de entregas pasadas; sus colmillos afilados, sus rebotes en los muros y su ventisca lo hacían un oponente formidable. En Iceborne su velocidad es increíble y luce asombroso. Por más que me esforcé, ni siquiera pude cortarle la cola o romperle los colmillos. Cuando habían pasado 45 minutos y no cedió a mi trampa eléctrica, sabía que todo estaba perdido. El aumento de dificultad en Iceborne es real y eso es bueno, porque te motiva a conseguir mejores armas y una armadura con mejores estadísticas y habilidades.

En esta ocasión, el reto es enorme y, por supuesto, la experiencia cambiará una vez que el juego en línea esté disponible. Sabemos que el multijugador es el fuerte de Monster Hunter, pero la aventura en solitario no está mal. Aunque la historia es sencilla, las cinemáticas que apoyan la narrativa dejan un buen sabor de boca después de ver en tiempo real a nuestro personaje en estos videos.

Este recurso visual también se usa para presentar a los monstruos —que son bastantes: cerca de 56 grandes y 23 pequeños tomando en cuenta los que incluye la versión original—. No queremos arruinarte la sorpresa, así que sólo diremos que nos da gusto tener de vuelta a Zinogre, Nargacuga y Glavenus, además de que no es secreto la inclusión de Velkhana, el nuevo dragón anciano, insignia de esta expansión.

Monster Hunter World: Iceborne en imágenes

En esta aventura contamos con una nueva habilidad, la garra retráctil. Como mencioné, esta arma de soporte requiere cierto dominio, sin ser tan compleja. El objetivo de este nuevo ataque es adherirnos a los monstruos para atacarlos y “suavizar” algunas de sus partes y así evitar el rebote de las armas o romperlas con más facilidad. También puedes usar la eslinga directamente o dirigir el monstruo contra un muro para que se estrelle y caiga rendido. Toma en cuenta que subirse a un monstruo con la garra retráctil es muy diferente a montarlo; de hecho, si decides anclarte al monstruo con este ataque recibirás mucho daño y si tus compañeros siguen atacando mientras estás arriba, tu personaje caerá irremediablemente. Por eso es recomendable no abusar de esta habilidad, pero sí hay que probarla porque todas las armas principales tienen nuevos movimientos que aprovechan las bondades de la garra retráctil.

Otras novedades

La expansión también agrega novedades y ajustes. Por ejemplo, el rango Maestro —ya mencionado—, así como curiosidades y modos que te permitirán montar a los pequeños monstruos aliados conocidos como buscatrufos para llevarte directamente a donde se haya movido el enemigo y así propinar algunos ataques sorpresa. En Monster Hunter World: Iceborne tendrás acceso a un modo fotográfico para capturar los ambientes y a tu personaje haciendo poses graciosas o presumiendo su victoria. Se trata de una característica totalmente bienvenida, en especial ahora que compartir los mejores momentos de nuestras cacerías en redes sociales está a la orden del día.

Asimismo, hay un nuevo minijuego. La intención es alimentar una máquina de vapor adivinando una secuencia de botones. Si lo haces bien, la caldera estallará y recibirás recompensas de forma proporcional a tu desempeño. También habrá un ajustes en los valores de algunos recursos como los mantos, las habilidades y los efectos de las armas, y podrás registrar más sets y guardar aún más objetos en el baúl. Además, podrás decorar tu hogar a tu gusto, aunque las opciones no son tan variadas.

Conclusión

Monster Hunter: Iceborne revive las ganas de jugar de los amantes de la franquicia, sobre todo de los que habían llegado al punto en el que no había nada más que hacer en la entrega original. Se trata de una expansión sustanciosa dirigida a los que han seguido la franquicia durante años y, al mismo tiempo, motiva a los cazadores novatos. Aunque nos hubiera gustado una mejora gráfica, la verdad es que Monster Hunter World se veía de maravilla desde su lanzamiento en 2018.

Esta expansión es muy recomendable, sobre todo si te gustan los retos. Te sugerimos ampliamente jugar en compañía de otros cazadores para una mejor experiencia, pero recuerda que tienes que jugar primero Monster Hunter: World con calma antes de pasar a la expansión.

Podrás comprar Monster Hunter World: Iceborne en formato digital para PlayStation 4 y Xbox One a partir del 6 de septiembre por $39.99 USD y con Monster Hunter: World por $49.99 USD; esta última versión disponible también en formato físico. La versión para PC llegará en enero de 2020.

¿QUÉ TE PARECIÓ Monster Hunter World: Iceborne

?

3 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

3 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

9

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos