El coronavirus amenaza E3 2020 y ya hay que pensar en alternativas

El virus COVID-19 ha tenido un amplio impacto en los videojuegos y eso podría extenderse


El brote de coronavirus ―mejor conocido como COVID-19 en la comunidad médica― que surgió en Wuhan, China es un tema que ha afectado a la industria de los videojuegos. A simple vista puede parecer como un tema completamente ajeno al mundo de los consolas y computadoras, pero la realidad es que el gaming jamás ha estado aislado de la realidad.

Desde que el brote de coronavirus se volvió un tema preocupante la industria de los videojuegos fue impactada. Lo decimos ya que ha provocado que fábricas donde se producen las consolas detengan parte importante de su trabajo, generando escasez y abriendo la posibilidad a que se retrasen las consolas de próxima generación.

El impacto no se ha detenido ahí y también ha hecho que varios eventos de gaming sean pospuestos o cancelados. En varias ocasiones te hemos platicado sobre eventos competitivos de Overwatch, Pokémon y PUBG que fueron afectados, pero no son los únicos. Como ejemplo está el Taipei Game Show 2020, el cual se iba a celebrar a inicios de febrero, pero fue retrasado hasta finales de junio para evitar contagio del COVID-19.

Hasta la semana pasada se creía que el coronavirus se encontraba relativamente contenido en Asia, pero las cosas cambiaron rápidamente. En lo que parece un abrir y cerrar de ojos, los primeros casos de coronavirus en Europa fueron confirmados y la enfermedad también llegó a Brasil. Ante esto, la Organización Mundial de la Salud alertó de una posible pandemia de coronavirus, hecho que no le cayó bien a nadie.

Si bien la OMS dejó claro que el COVID-19 aún no se puede considerar como pandemia, es una realidad que ya está afectando a Occidente. Si a eso le sumamos que ya se confirmó el primer caso de coronavirus al norte de California, Estados Unidos, muchos nos hemos preguntado si eventos masivos de videojuegos de la región ―específicamente E3 2020 ― corren el riesgo de ser cancelados o pospuestos.

Para esclarecer un poco la situación y entender qué es lo que podría pasar, decimos hacer una investigación. También vamos a proponer algunas de las soluciones que podría tomar la Entertainment Software Association (ESA) en caso de que se vea en la necesidad de cancelar la siguiente edición de E3.

El COVID-19 ya se propagó a varias partes del mundo
El COVID-19 ya se propagó a varias partes del mundo

¿Qué es el coronavirus? ¿En verdad puede afectar a E3 2020?

Antes de profundizar en el tema, lo importante es entender qué es el coronavirus o la así denominada COVID-19 (Coronavirus Disease 2019). Se trata de una enfermedad producida por un nuevo tipo de coronavirus nunca antes visto en humanos, este coronavirus provoca una respiratoria infecciosa que destaca por síntomas como la fiebre; tos; complicaciones respiratorias; dolores musculares y debilidad física. Si bien puede sonar como cualquier gripe, el tema se torna más serio al saber que puede producir una neumonía severa que se puede complicar hasta llegar shock séptico y derivar en la muerte del paciente

Bien, ya quedó claro que es una enfermedad grave, pero, ¿a cuántas personas ha perjudicado? Según las cifras más recientes al momento de redactar este artículo, el coronavirus ha afectado a más de 79,000 personas en todo el mundo (esta cifra tiene en cuenta casos confirmados y otros que sólo son sospechas o diagnósticos clínicos), de las cuales han muerto más de 2,600. La mayoría de todos los casos se han dado en China; sin embargo, el hecho de que los pacientes puedan infectar a otras personas antes de desarrollar síntomas y que estos pueden tardar de 2 a 14 días en aparecer, hacen que las tareas para limitar la enfermedad a ciertas regiones sea sumamente complicada. Hoy día la enfermedad ya se extendió a algunos países europeos y americanos.

Otro punto a tener en cuenta es que según informa una investigación hecho por Zunyou Wu del Centro Chino de Prevención y Control de Enfermedades, el coronavirus se convirtió en un problema local de Wuhan a nacional en tan sólo 30 días. Las curvas epidémicas del COVID-19 indican que el brote y la propagación ha sido provocado por una fuente en común de la enfermedad, así como transmisión de persona en persona.

Actualmente, un sector de la comunidad médica está concentrado en desarrollar una vacuna contra el coronavirus que ayude a que esta epidemia se vuelva un problema menor. Dicho esto, aún falta tiempo para que esté lista y fuera de una etapa experimental. A esto se le suma el reto de perfeccionar la prueba para detectar COVID-19 y reducir su costo para así detectarla más rápido y con mayor efectividad. Es por esto que se estima que faltan meses para que esa sea una solución a una posible pandemia.

Hay que señalar que existe la posibilidad de que la situación se calme antes de que la vacuna contra el coronavirus esté lista. Lo que pasa es que los virus que causan enfermedades como la influenza tienden a debilitarse durante los meses más cálidos del año. En otras palabras, hay esperanza de que cuando llegue la primavera el coronavirus se autolimite y las cosas puedan volver a la normalidad.

"En caso de que nada de lo anterior pase en los próximos meses, existe la posibilidad de que E3 2020 sea cancelado"

Ahora bien, también hay que señalar que las cosas no son tan sencillas como suenan. Expertos que están estudiando el SARS-CoV-2 ―el virus responsable de esta enfermedad― indican que aún es muy pronto como para determinar si el coronavirus actuará de la misma manera. Es decir, aún se desconoce si verdaderamente puede ser una enfermedad de temporada o si extenderá por más tiempo.

“Aún se desconoce si el clima cálido o la temperatura impactará en la propagación del COVID-19. Algunos otros virus, como el resfriado común y la gripe, se propagan más durante los meses de clima frío, pero eso no significa que es imposible enfermarse de esos virus durante otros meses”, menciona el Centro para Control y Prevención de enfermedades. “En este momento, se desconoce si la propagación de COVID-19 disminuirá cuando el clima se vuelva más cálido. Aún hay mucho de aprender de la transmisión, severidad y otras características asociadas con COVID-19 y las investigaciones siguen en pie”.

En caso de que nada de lo anterior pase en los próximos meses, existe la posibilidad de que E3 2020 sea cancelado. Después de todo, se trata de un evento que reúne a personas de todas partes del mundo, así que tiene un enorme potencial para convertirse en un foco de infección masivo.

Teniendo en cuenta lo anterior, si para mayo la propagación del coronavirus continúa como hasta ahora, sería una enorme irresponsabilidad llevar a cabo E3 2020. Por supuesto que existen medidas sanitarias que podrían ayudar a mitigar la situación, pero la realidad es que sería exponer a desarrolladores, fans y prensa a un peligro innecesario.

En resumen: si los casos de coronavirus no comienzan a disminuir en los próximos meses existe una posibilidad real de que E3 2020 sea cancelado. En caso de que eso no suceda, también es posible que varias compañías decidan abandonar el evento, como ya está sucediendo con la Game Developers Conference 2020 y que así terminemos con una versión de E3 un tanto descafeinada.

¿Se cumplirá la cita?
¿Se cumplirá la cita?

Y si se cancela E3 2020, ¿qué vamos a hacer?

Aunque E3 2020 no es lo mismo que solía ser y todo indica que su enfoque cambiará considerablemente para su próxima edición, sigue siendo el evento de videojuegos más importante del mundo. Compañías de la talla de Nintendo y Microsoft lo siguen utilizando como un lugar para mostrar sus próximos juegos y así emocionar a sus consumidores y clientes.

Es por esto que, a menos que la situación del coronavirus se solucione en los próximos meses, es necesario que exista una alternativa a E3 2020. Por suerte, la era moderna tiene varios progresos tecnológicos que permiten que parte de la experiencia que ofrece E3 se mantenga relativamente intacta.

Vamos por partes, ¿qué se podría hacer en el caso de las conferencias? Como lo demostró Nintendo en junio de 2013, tener un evento digital para E3 es posible y puede transmitir tanto hype como una conferencia de prensa tradicional. Así pues, las compañías que pensaban compartir noticias en E3 tienen la oportunidad de aprovechar estos meses para diseñar un evento digital increíble que deje con la boca abierta a todos y transmita su mensaje de manera clara.

Otra opción es hacer las conferencias de prensa como estaban planeadas, pero sin público en vivo. Después de todo, la mayor parte de las personas que las ven se encuentran a kilómetros de distancia del centro de convenciones. Es por esto que una audiencia resulta innecesaria. Eso sí, es posible que resulte un tanto incomodo ver a Phil Spencer anunciando el precio de Xbox Series X frente a un teatro vacío, por lo que sentimos que los eventos digitales serían una mejor alternativa.

"Tener un evento digital para E3 es posible y puede transmitir tanto hype como una conferencia de prensa tradicional"

Recordemos que E3 2020 va más allá de lo que ofrecen sus conferencias. De hecho, parte importante del evento es que permite que tanto público como prensa pongan sus manos encima en próximos lanzamientos.

Poner una alternativa a esto no es fácil; sin embargo, ya se demostró que es posible. En The Game Awards 2019 se lanzaron demos de tiempo limitado de juegos como System Shock y EASTWARD, lo que permitió que todo el mundo los probara como si hubiera ido a un evento de gaming. Así pues, la ESA y los distribuidores podrían aliarse para intentar algo similar, aunque fuera en títulos y plataformas selectas.

La mala noticia es que se antoja difícil que algo así vaya a suceder. Aunque es verdad que el experimento de The Game Awards 2019 pasó sin problemas, la realidad es que las compañías suelen ser celosas con liberar ese tipo de contenido por miedo a dataminers o filtraciones. Aun así, la opción está ahí y depende de los distribuidores aprovecharla.

En caso de que nada de lo anterior sea posible, pero sea poco viable que E3 2020 se lleve a cabo, entonces nuestra alternativa es cancelarlo y posponer los anuncios. A nadie nos gusta esta propuesta, pero también podemos ver un escenario en la que las compañías cancelen su presencia en E3 2020 y hagan eventos propios una vez que todo vuelva a la normalidad.

Coronavirus: un tema serio que trasciende los videojuegos

Queda claro que lo que menos importa en el caso del coronavirus es si un evento de videojuegos se cancela o si la próxima generación de consolas tarda un poco más en llegar. Después de todo, la industria es mero entretenimiento y podemos coincidir en que para los gamers este evento es simplemente lo más importante entre las cosas menos importantes.

Lo verdaderamente crucial del coronavirus es que es una enfermedad que no debe tomarse a la ligera. Si, tampoco hay que caer en sensacionalismos y verlo como el principio del fin de la raza humana. No obstante, vidas humanas están en riesgo, por lo que debemos trabajar juntos como especie para mitigar su propagación lo más que se pueda.

Es por esto que te recomendamos informarte de fuentes serias y estar pendiente a lo que digan organismos de salud, tanto nacionales como internacionales. Después de todo, las medidas preventivas que compartan pueden hacer una diferencia masiva y salvar millones de vidas.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos